Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hora de dar un paso al frente

El Granca, tras dos derrotas seguidas y sin ganar aun fuera en la Liga Endesa, se mide al Estudiantes con la necesidad de lavar su imagen (Movistar Deportes, 19.30 horas)

Beqa Burjanadze, ala-pívot del Herbalife, en una situación defensiva en el duelo de ayer contra el Cedevita Olimpija.

Beqa Burjanadze, ala-pívot del Herbalife, en una situación defensiva en el duelo de ayer contra el Cedevita Olimpija. Cedevita Olimpija

Quién nos iba a decir a estas alturas de la temporada, con sólo un mes de competición oficial y a las puertas de un choque esta tarde frente al Estudiantes en Madrid (19.30 horas, Movistar Deportes), que el Herbalife Gran Canaria se iba a encontrar en la tesitura de conseguir una victoria para ayudar a calmar los ya destemplados nervios de su hinchada. Y es que el rendimiento global del cuadro claretiano en los siete encuentros que lleva jugados hasta el momento, cuatro de la Liga Endesa y tres de la Eurocup, dista mucho de lo deseado cuando, sobre el papel, se confeccionó la plantilla que tiene a su mando el segoviano Porfi Fisac.

No porque el balance de victorias y derrotas resulte demasiado desproporcionado, tres triunfos por cuatro partidos perdidos, sino por la imagen que ha transmitido el cuadro grancanario en los duelos donde no ha sumado.

Salvo en el partido inaugural de la Liga Endesa en que se ganaba en la prórroga al Bilbao Basket en el Arena y las dos primeras jornadas de la Eurocup, con triunfos frente al Promitheas Patras en Grecia y el Nanterre en Siete Palmas, de resto la imagen ofrecida ha rozado, por momentos, el esperpento: el San Pablo Burgos (92-60), el Casademont Zaragoza (88-71), el Real Madrid (65-90) y el Cedevita Olimpija Ljubljana (84-68).

Como reconocía tras la derrota del domingo frente al cuadro madridista en el Arena el propio Porfi Fisac, quien siempre ha asumido su responsabilidad, “lo que más me preocupa es que necesito que nos divirtamos más en la pista, quiero más guerreros”. “El baloncesto está hecho para sufrir en la pista. Para disfrutar, el resto de día; durante los partidos hay que sufrir mucho más”, decía.

Y ese mensaje parece que no caló en el partido continental del pasado martes contra el Cedevita Olimpija Ljubljana, donde el Granca volvía a mostrar falta de capacidad de reacción cuando el rival tomaba ventaja en el electrónico, echándose de menos ese sufrimiento para rehacerse de los golpes y no ser un equipo roto a merced del adversario, cosa que también sucedía en Burgos, Zaragoza y ante el Real Madrid.

Así pues, el Herbalife se planta hoy en el WiZink Center de la capital de España con dos derrotas consecutivas en la mochila y con la necesidad de acabar con su cero en el contador de triunfos visitantes en lo que se refiere a la Liga Endesa.

Frente a frente dos conjuntos que se debaten en la zona baja de la clasificación del campeonato liguero y con idéntico balance en cuanto a partidos ganados y perdidos (una victoria y tres derrotas).

Este encuentro se trata de un clásico de la Liga ACB, pues se disputa ininterrumpidamente desde el año 1995. Ambas escuadras se vieron las caras en la pretemporada en la capital de España. En aquella ocasión, la victoria sonrió al Herbalife Gran Canaria por 83-94 después de un gran tercer cuarto. Para esta tarde, los amarillos podrían recuperar al escolta italiano Amedeo Della Valle, quien no estuvo presente en los compromisos frente al Real Madrid y al Cedevita Olimpija por problemas en los isquios.

Okoye: "Debemos cambiar inmediatamente la actitud"

Stan Okoye, alero del Herbalife Gran Canaria, se muestra franco a la hora de enjuiciar el rendimiento del equipo claretiano; sin medias tintas. “Lo primero que debemos cambiar inmediatamente es nuestra actitud y qué mejor oportunidad que mañana -por hoy- con un nuevo partido”, apuntaba el jugador estadounidense con pasaporte nigeriano. Además, sobre la derrota del pasado martes frente al Cedevita Olimpija en Ljubljana (Eslovenia), la primera que encajaba el Granca en su nueva andadura en la segunda competición europea, la Eurocup, el exterior del cuadro amarillo piensa que “nuestro principal problema fue el esfuerzo y, obviamente tampoco tuvimos buenos porcentajes de tiro”.

Stan Okoye, cuyo rendimiento en los últimos encuentros no ha sido el más óptimo después de protagonizar actuaciones estelares, analizaba el choque de esta tarde en el WiZink Center de Madrid frente al Movistar Estudiantes: “Ellos tienen grandes jugadores en el uno contra uno, debemos controlar eso y luchar todos juntos durante los cuarenta minutos que dura el encuentro. Nuestra intensidad tiene que ser buena en ambos lados de la cancha, y si lo hacemos, ello conllevará mejores porcentajes de tiro”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats