Nuevo aplazamiento para el Granca en el calendario a causa de un contagio por Covid-19 entre sus filas. El virus provocó ayer que el derbi entre el Iberostar y el Herbalife quedara suspendido cuando, apenas tres horas antes del comienzo del choque, saltó la alarma: los test protocolarios de la ACB detectaron a un afectado en el cuerpo técnico del club amarillo. Fin a la fiesta canaria.

La reacción s desencadenó en la casa claretiana cuando el Granca y la ACB anunciaban a través de un comunicado que el partido entre los dos representantes del baloncesto en el Archipiélago no se iba a poder disputar. En el protocolo de la Liga Endesa se exige que los equipos se sometan a una ronda de test PCR 72 horas antes de la disputa de los partidos para conocer el estado de los jugadores y cuerpo técnicos de los clubes. De esta forma, a pesar de que las pruebas para el choque ante el Tenerife realizadas el martes arrojaron resultados negativos, los que se hicieron este jueves con vistas al encuentro ante el Baskonia de mañana fueron los que detectaron el positivo en Covid-19.

Así, a pesar de que el Gran Canaria ya se había desplazado por la mañana hasta la isla vecina para jugar contra el CB Canarias y alojarse como de costumbre en un hotel de la capital tinerfeña hasta la horas previas del duelo, fue en esa espera cuando llegaron los resultados de los test realizados el jueves, los que impedían la resolución del derbi.

Respuesta del Gobierno

En ese instante los miembros del club en su totalidad tuvieron que someterse a una nueva remesa de test de respaldo para saber en qué estado se encontraban y si cabía la posibilidad de un nuevo escenario con más infectados a causa del miembro del cuerpo técnico que había dado ya positivo.

En una acción conjunta con las autoridades sanitarias, la expedición del Herbalife que se había desplazado a Tenerife –a excepción de la persona contagiada, que tendrá que permanecer en el hotel en cuarentena hasta que se recupere– regresaban por la noche a Gran Canaria

Con esta nueva suspensión, el Herbalife suma su segundo partido aplazado durante la semana, después de que el miércoles no se jugara el choque ante el Dolomiti Energia Trento de Eurocup por los mismos motivos de contagios en las filas de la escuadra italiana.

Añadido el asterisco ya en el calendario claretiano de tener que encontrar una nueva fecha para dilucidar el enfrentamiento continental, ahora se le suma un nuevo partido en el tintero, frente al CAnarias, y por el que la ACB ya ha comunicado que está a la espera de encontrar un hueco en el calendario para colocar el duelo.

Cabe recordar que el Gran Canaria ya tuvo que afrontar un pequeño Tourmalet de enfrentamientos, con cinco batallas en apenas diez días entre Eurocup y ACB, después de que Olek Balcerowski diera positivo también por coronavirus y tuviera que aplazarse el partido ante el Real Madrid de la jornada 4 durante una semana, hasta el 11 de octubre.

Por tanto, la hoja de ruta del conjunto de Porfi Fisac queda a expensas de los huecos que queden libres para ir colocando los partidos aplazados y analizar la situación de carga de partidos que tenga que afrontar en los momentos clave de la temporada, sean del color que sean.