Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Granca asoma la cabeza

El Herbalife, casi 50 días después, suma su segunda victoria en la Liga Endesa al tumbar al UCAM Murcia (74-78) | Los amarillos mejoran y sufren al final del duelo

7

El partido UCAM Murcia 74 - 78 Herbalife Gran Canaria, en imágenes

Nada, absolutamente nada, parece fácil para el Granca esta temporada. Tampoco sentenciado. Ni siquiera ver cómo dominaba por 16 puntos en Murcia a falta de cinco minutos para el final (56-72) le sirvió para cerrar un día tranquilo en la oficina. Eso sí, ganó el Herbalife al final, con sufrimiento, con mucho sudor y con la sensación en los minutos finales de que el partido se le iba a escurrir. Quizá por lo visto de aquí para atrás. Esta vez, no pasó, el Granca tumbó al UCAM y suma su segunda victoria en la Liga Endesa para calmar una semana tensa tras el ‘caso Beirán’ (74-78).

Y eso que al Granca le temblaron las piernas al final del partido, donde se nubló y el UCAM, con un parcial de 16-4 (72-76, a falta de 44 segundos) casi le levanta el partido. Se alió ahí la fortuna con el Granca, le favorecieron los baches del partido y tomó aire para no lanzarse de cabeza al drama. Un cambio que dejó alguna sonrisa, algún hilo de fe para agarrarse que el Granca se agarre a sus posibilidades de salir del barullo en el que anda.

Esta vez, el Herbalife entró fino en el partido, con dos triples seguidos de Costello –acabó con 15 puntos, 6 rebotes y 17 de valoración–. Pero lo mejor para el Herbalife era su defensa: más de tres minutos habían pasado sin que el UCAM viera aro (2-8, min. 4). El equipo amarillo había sembrado el millo, ahora le faltaba recogerlo, ver si era capaz de mantener ese rendimiento durante 40 minutos.

Cruzó la mitad del cuarto con diez de ventaja, toda una bendición para los amarillos (4-14, min. 6). Hacía las cosas bien, con criterio, con esfuerzo y dedicación, sin desconectar en una jugada, con aciertos y errores, pero siempre con la cabeza alta. El Granca estaba vivo. Lo demostró cuando empezó a rotar y aparecieron por pista Okoye o Ferrari. Una canasta del italoamericano, a aro pasado, ganando la línea de fondo y demostrando ese talento que se le presupone y que apenas ha mostrado, puso al Herbalife 12 puntos arriba (9-21, min. 9). Los diez primeros minutos se cerraron con un latir de esperanza para el Granca, que lastró el ataque murciano para cerrar el cuarto con el 11-21.

Se afanó el UCAM en mejorar su defensa. Y lo hizo. Le costaba más fluir en ataque al Herbalife, que encontró al siempre intermitente Stan Okoye. Apareció el nigeriano con cinco puntos para contrarrestar el impacto de Frankamp en un partido donde el cuadro amarillo empezó a tener ciertos problemas en su rebote defensivo con Cate en la zona (18-26, min. 15).

Wiley se puso corajudo y rascó un par de canastas, pero el Granca empezó a sufrir ante el descubrimiento del talento del UCAM, dormido hasta entonces. DiLeo y Frankamp pusieron el partido a una jugada (28-30, min. 18). Primer momento complicado. Y la resolución casi que no pudo ser mejor tras el tiempo muerto de Fisac: parcial de 0-7, con Ferrari y Wiley como ejecutores (28-37, min. 29). El cuarto pintaba bien para el Granca: 33-39.

DiLeo y Frankamp siguieron a lo suyo tras el paso por el vestuario. A golpe de triple, la pareja sostenía al UCAM en el partido. Se abrió un golpe de canastas en un ritmo más apresurado, con Albicy jugando algunos de sus mejores minutos esta temporada (39-48, min. 23, tras una asistencia del francés a Costello).

Imposible de apartar

Pero el UCAM, fiel a su estilo, no entró en barrena. Siguió pegajoso, devolvía los parciales y el Granca, ante eso, era incapaz de despegarse en el marcador. Cada vez que lo intentaba, UCAM le seguía con el aliento en la nuca. Shurna y Albicy volvieron a hacer otro esprint para el Granca; Dimsa, con un triple en medio de un desastroso cuarto, le dio aire al Herbalife (48-57, min. 27). El Granca se miró al escudo, algo que no ha hecho esta temporada, y cerró el cuarto a lo grande: un parcial de 0-6 ponía la máxima del partido a su favor (+13, 50-63, min. 29).

Mordió el equipo claretiano para encarar los últimos diez minutos y encontró un triple de Ferrari para ampliar su ventaja (50-66, min. 32); Diop –otra vez aprovechando su tiempo en pista– y Okoye, la elevaron (53-70, min. 33). El UCAM, justo cuando peor estaba, reaccionó. El Granca se metió en un jaleo por culpa del tesón de Emmanuel Cate (16 puntos y 11 rebotes al final). El escenario era un 10-2 de parcial y se puso solo a ocho puntos. La angustia de otras veces se olía en el Granca. No pasó, aguantó el tirón y sumó su segundo triunfo. Vida para el CB Gran Canaria.

“Es una victoria colectiva”

Porfi Fisac, técnico del Herbalife Gran Canaria, aludió al poder colectivo de su equipo como elemento definitorio del partido frente al UCAM Murcia, donde consiguió su segunda victoria de la temporada. “Todos han estado centrados, han hecho un buen trabajo sobre lo poquito que hemos podido plantear en las dos sesiones previas. La victoria es colectiva”, sentenció. Por otro lado, señaló que nunca perdieron el control del encuentro, incluyendo ese tramo final del partido, donde el UCAM se le subió a las barbas. “Hemos tenido tres cuartos muy buenos, moviendo bien el balón. Nos enfrentábamos al mejor equipo en rebote ofensivo de la liga, con gran intensidad y gran defensa. Nunca hemos perdido el control, ni la cabeza para hacer las cosas bien. La seriedad ha estado durante todo el partido”, sentenció. | LP

Compartir el artículo

stats