Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Granca es otro en Eurocup

Suma su sexto triunfo en la competición al vencer al Cedevita por 90-82 y luchará por la primera plaza del Grupo D | Khalifa Diop, con 14 puntos y 8 rebotes, el mejor del partido

10

Herbalife Gran Canaria - Cedevita Olimpija

Está claro que el Granca es otro equipo cuando tiene que jugar la Eurocup. Con la victoria ante el Cedevita Liubliana por 90-82, con un juego alegre y demostran un buen nivel defensivo, el conjunto insular suma su sexto triunfo en la competición y empata con el Trento a victorias en la primera plaza.

Hasta cinco jugadores sumaron dobles dígitos en puntos, Okoye, Albicy, Dimsa, Diop y Costello, muestra del juego coral con el que se mostró el Herbalife para derrotar al conjunto esloveno. El despliegue de Diop, con 14 puntos y 8 rebotes bien le vale como el MVP del encuentro. ¿Se acabaron las dudas en el puesto de pívot?

La variante con la que empezó el encuentro frente al Cedevita respecto a lo que viene disponiendo Fisac durante la temporada recayó en Matt Costello en la posición de cuatro y le otorgó responsabilidades a Khalifa Diop en el cinco. El senegalés respondió con creces y anotó cuatro puntos de forma rápida, aunque se cargó de faltas con la misma premura y tuvo que guardar esa energía en la banqueta.

Una opción a la que tuvo que recurrir el coach segoviano después de que Jacob Wiley no pudiera disputar el encuentro europeo al encontrarse en Macedonia para firmar su nuevo pasaporte comunitario. Un hueco en el juego interior que iba a otorgar más minutos a las jóvenes perlas claretianas con Balcerowski y Diop a la palestra.

El que también dio un aire fresco a la movilidad del equipo fue Frankie Ferrari desde el primer balón en juego. En apenas cinco minutos jugado repartió tantas asistencias. Se le notó mayor implicación al americano, sobre todo en cuanto al nivel defensivo, más enérgico en este tramo inicial para rebasar los bloqueos directos de los pívot del conjunto esloveno.

Ese extra de energía en pista propia contagió a todos sus compañeros. Si el que está en punta de defensa se implica y mueve a su equipo a la vez que ordena el sistema defensivo, el nivel competitivo mejor inevitablemente. Cuestión que aprovechó Balcerowski para colocar tres tapones en lo que dispuso del primer cuarto (4 minutos).

Con la pintura claretiana desprendiendo un aroma a Faluya en el que cualquier balón que se paseara por la zona era el objetivo más preciado para alejar de las cercanías del aro propio, el Cedevita se veía obligado a abusar del tiro exterior. Un pobre 2/8 en triples -los dos de Perry- hacía crecer la moral de los amarillos en su asignatura pendiente de la temporada: defender.

Concluyó el primer periodo con 16-16 en el luminoso. Las sensaciones eran positivas y el lenguaje no verbal de los insulares transmitía que lo estaban dando todo para afrontar el duelo. Algunos suspiros de asfixia se pudieron vislumbrar en la pista, muestra de esa entrega.

Siguió la fluidez de balón que en otros encuentros se le ha echado en falta al Herbalife. Parecía otro equipo el que estaba sobre el paqué del Arena respecto a los 17 partidos que ha jugado entre las dos competiciones. Todos se entregaban a la causa de la defensa y en esta nueva filosofía, los puntos encajados iban a menos.

Siete tapones sumaba el equipo local en el minuto 17. Tres de Olek, tres de Costello y otro de Khalifa Diop. Los centímetros demandados durante el curso rindiendo ante la necesidad. Y acompañados de la brillantez de Ferrari, con 7 asistencias al término del segundo cuarto, al que se llegaría con una ligera ventaja 41-40.

Equipo vs individualidades

Si el Granca jugaba de forma coral en la primera mitad, con cuatro jugadores en la órbita de los dos dígitos de valoración, el Cedevita se mantenía en la brega gracias a dos de sus jugadores más destacados en la plantilla. Kendrick Perry sumaba 15 puntos y Jaka Blazic 10 en su haber, un 60% de los puntos de su equipo.

Aun así tenía que mejorar el balance de pérdidas el Granca. Ocho balones concedidos a su rival le lastraba para tener una renta mayor y que certificara la superioridad que por momentos estaba mostrando el equipo amarillo. Por parte de los centroeuropeos solo habían regalado dos a estas alturas de la película y se mantenían seguros en su disposición.

Afinaron la puntería en el descanso los claretianos y comenzaron a despegarse poco a poco en el luminoso a través del triple. Cuatro de las cinco primeras canastas en juego del tercer cuarto llegaron desde el 6,75, con Ferrari poniendo su rúbrica a dos de ellos. Estado de efervescencia respaldado con un 2+1 de Khalifa Diop -el segundo del partido- para poner el 58-47 y colocarse por primera vez a más de 10 puntos de diferencia.

Para entonces el senegalés era el jugador más valorado del partido con 16 dígitos -11 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias-. La explosión del canterano le lanza un mensaje a su entrenador y a la dirección deportiva en cuanto a las posibilidades de fichar a un pívot como se venía sondeando en los últimos meses.

No quería entregar la cuchara tan fácilmente Kendrick Perry para los suyos y produjo nueve puntos consecutivos del Cedevita (siete por su parte) para endosar un parcial 0-9 con el que ponerse a un solo punto de diferencia 63-62 en el minuto 28.

Se empeñaba el Herbalife en querer llevarse la sexta victoria en Europa y más aun después de que el Trento cayera frente al Nanterre, cuestión que permite a los insulares luchar por el primer puesto del grupo con mayor comodidad.

Albicy con tres triples salió al rescate de los suyos. Si no estaba Ferrari en pista, lastrado por las faltas al pitarle la cuarta y se echaría a perder su compañerismo -10 asistencias-, se encargaba el francés de suplirle al mismo rendimiento. Los bases si estuvieron al nivel que se les exigen frente al Cedevita y el galo se ponía con 14 puntos a cinco minutos de la conclusión.

Tuvo que matar el partido infinidad de veces el Herbalife para terminar con el definitivo 90-82 después de que los eslovenos no hincaran la rodilla en ningún momento. Blazic y Brown aguantaron el tirón en el último cuarto con sus puntos, pero se van de la Isla con la derrota y tendrán que jugársela en los dos últimos partidos para poder clasificarse para la siguiente ronda.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats