Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una primera vuelta de ‘reseteo’

Después de un inicio desastroso en Liga, con balances de 1-8 y 2-10, y ocupar puestos de descenso, el Granca ya carbura y suma siete triunfos en los últimos ocho partidos

De izq. a dch. Asier Setién, Víctor García, Porfi Fisac y Stéphane Dumas, miembros del cuerpo técnico del Granca. | | ACBPHOTOS

De izq. a dch. Asier Setién, Víctor García, Porfi Fisac y Stéphane Dumas, miembros del cuerpo técnico del Granca. | | ACBPHOTOS

Años atrás, no hace muchos, quizás en la última década, en la que el Granca consiguió un estatus de equipo grande y respetado en la ACB, un balance de 7 victorias y 11 derrotas al concluir la primera vuelta liguera se hubiera considerado un fracaso. Una desilusión de temporada porque seguramente esos números no darían para clasificarse para la Copa del Rey, un objetivo que ya era casi obligación para el club, y ahora parece algo ya casi lejano después de tres años seguidos sin jugarla y teniendo en cuenta que en 2018 consiguió el pase por ser el anfitrión.

Ahora, tal y como se confeccionó este Herbalife para competir en la campaña 2020-21 y su desarrollo posterior, el balance actual sirve incluso como motivo de bienestar en la entidad claretiana. La última victoria antes de cerrar el primer episodio liguero de la temporada frente al Joventut supuso un triunfo balsámico en la plantilla, tanto para proseguir en su escalada en la clasificación como para inyectar un plus de confianza a unos jugadores que necesitaban ganar a un equipo de enjundia.

Aun así, no todo es culpa de los actuales soldados de Porfirio Fisac, pues del plantel que ahora defiende la camiseta amarilla, presenta una cara un tanto diferente al que arrancó la temporada. El técnico segoviano ha contado bajo su responsabilidad con 20 jugadores en los casi cuatro meses que se lleva de disputado el curso actual. Cinco bajas hasta el momento, de las que la de Matt Costello es transitoria hasta que se recupere de su lesión de tobillo y la de Jacob Wiley se mantiene en una incógnita a la espera de la decisión que tome Willy Villar sobre su posible continuidad cuando el californiano tenga la posibilidad en febrero de jugar con la selección de Macedonia del Norte y obtener un pasaporte de comunitario.

Los otros tres jugadores que hicieron las maletas para marcharse lejos de la Isla lo hicieron por distintos motivos. Si bien Jovan Kljajic está cedido en el Retabet Bilbao Basket en busca de minutos y progresión, los otros dos efectivos lo hicieron por no encajar en la disciplina de Fisac.

A Amadeo Della Valle no le convenció el sistema de juego del segoviano, quien argumentó su salida “porque quería mayor protagonismo”; y de Frankie Ferrari nunca se supo si se quería que fuera un base al uso o un escolta con un rol exclusvio de tirador con escasos centímetros en su constitución.

La revolución

Ferrari llegó a un acuerdo con el club y cogió rumbo al Unicaja. Una pérdida que no se ha notado, pues AJ Slaughter, que finalmente aterrizó en la disciplina insular después de haber sido desestimado su fichaje durante el verano por unos problemas físicos, está rindiendo de tal manera que las expectativas puestas en el ex del Manresa cayeron en el olvido.

Ambos coincidieron en dos partidos. Uno de Liga Endesa, frente al Barça, y otro de Eurocup, ante el Bursaspor. Ese 9 de diciembre fue la última vez que Ferrari se sentó en el banquillo insular y en esa fecha arrancó la revolución amarilla.

Se certificó la primera plaza del torneo continental, con un total de ocho victorias y dos derrotas. El latifundio europeo hasta el momento estaba actuando como bálsamo para el Herbalife mientras navegaba sin rumbo en la ACB, penúltimo en la tabla empatado con el colista Gipuzkoa a dos victorias y diez derrotas –había llegado a estar último en la jornada 9 con balance 1-8 –.

Precisamente en el último partido de Ferrari, coincidió con la absolución del castigo que Fisac había impuesto a Javier Beirán por “entender la capitanía de diferente forma”, como fue la única explicación que dio el entrenador en cuanto al culebrón que envolvió a ambos activos claretianos.

Beirán regresó a las pistas después de haber vivido un calvario de 38 días en los que tuvo que entrenar separado del grupo, a veces sin un entrenador que le guiara en su mantenimiento físico y llegando a verse con la taquilla vacía de sus pertenencias en el vestuario.

Fumaron la pipa de la paz Fisac y Beirán y desde ese 9 de diciembre en el que el madrileño regresó a la pista de juego, tanto él como el equipo ha experimentado una evolución positiva en la que los números y las sensaciones que transmite la plantilla son totalmente distintas a las vividas hasta aquel entonces.

Siete victorias en ocho partidos disputados en el último mes. Dos de Eurocup –Bursaspor y Trento– para pasar al Top-16 como líderes del grupo, y cinco triunfos en la Liga Endesa –Fuenlabrada, Gipuzkoa, Betis, Manresa y la reciente y última ante el Joventut–, solo cayendo derrotados ante un Valencia soberbio al que le entró todo lo que tiró hace dos jornadas ligueras y que el Granca no pudo meterle mano a pesar de cuajar un buen partido.

Entre tanto, la dirección deportiva se movió con astucia en el mercado y le echó el lazo a Oliver Stevic en el último día que el pívot finalizaba contrato con el Fuenlabrada. Lallegada del serbio ha supuesto una de las claves de esta revolución amarilla, tanto en la pista como en el asentamiento de los ánimos en el vestuario.

Y además, Villar también firmó a Sean Kilpatrick, procedente del Buducnost, y a Earl Clark desde el Anyang de Corea del Sur, donde había recalado tras su paso por el San Pablo Burgos.

Con estos refuerzos, más la participación de los jugadores de formación como Khalifa Diop, Jean Montero y Rubén López De la Torre, la hoja de servicios del Granca va ya por 20 hombres utilizados, cerca del récord que alcanzó hace dos campañas con 21 jugadores en toda la temporada cuando tuvo que afrontar la Euroliga.

Por delante, la segunda vuelta y el listón de este Herbalife en 2021.

Notas

  • AJ Slaughter -- Nota: 7,5

11,9 puntos y 3,1 asistencias en ACB. En él reside el ejemplo de la evolución que ha dado el equipo. Pospuso su llegada por unos problemas de salud, de los que no hay noticias.

  • Jovan Kljajic -- Nota: s.c.

Dos partidos con el Granca. Se le dio el rol de segundo escolta después de que AJ no firmase durante el verano. No convenció a Fisac y está cedido en Bilbao, donde apenas juega. 

  • Tomas Dimsa -- Nota: 6

8.3 puntos y 1.9 rebotes en ACB. Llegó cedido por el Zalgiris Kaunas y se estrenó en la jornada 4. Si tiene la muñeca caliente es un killer. Mejor en la Eurocup, sobre todo en triples.

  • Amedeo Della Valle -- Nota: 4

Seis partidos con el Granca. Suspenso por tirarse del barco, pero lo que jugó tuvo buen rendimiento -10 puntos de media en ACB y Europa- . No hizo migas con Fisac y se fue.

  • Javier Beirán -- Nota: 5,5

4,9 puntos y 5 rebotes en ACB. Al principio estaba tan fallón como el equipo, pero tras volver al equipo después de estar apartado renació el Beirán de siempre. Multiusos.

  • John Shurna -- Nota: 6,5

6.4 puntos y 3.6 rebotes en ACB. De dulce durante la racha positiva del Granca en el último mes. Tuvo que jugar de alero en un intento de ganar centímetros en el quinteto.

  • Earl Clark -- Nota: 5

Tres partidos con el Granca. Fisac señaló que se firmó por 40 días y en el parón copero habrá que decidir si continúa. Abre el campo y no se lo piensa al tirar. En defensa, flojito.

  • Jacob Wiley -- Nota: 4,5

9,8 puntos y 3,8 rebotes en ACB. No es ni la sombra del jugador de 2019, El Granca apostó fuerte por él para igualar el tanteo con el Joventut. Ahora no se sabe si volverá al club.

  • Khalifa Diop -- Nota: 5,5

2,9 puntos y 3 rebotes en ACB. Tardó en entrar en el primer equipo, pero se ha terminado por asentar. Cuando mejor estaba se marchó a jugar el Afrobasket sub-18 con Senegal.

  • Andrew Albicy -- Nota: 6,5

8,1 puntos y 4,6 asistencias en ACB. Combina auténticos partidazos con otros de absoluto ostracismo. A veces se desespera mentalmente. Desestimó una oferta en diciembre.  

  • Frankie Ferrari -- Nota: 2

7,6 puntos y 2 asistencias en ACB. Ni fue el segundo base que necesitaba el equipo, ni la amenaza exterior que se le suponía. Se fue al Unicaja y coincidió con el cambio del equipo

  • Fabio Santana -- Nota: 3

1,9 puntos y 1,3 asistencias en ACB. Sin minutos, el canterano siempre lo intenta cuando salta a cancha. Tiene mayor protagonismo en la Eurocup. Ahora padece un esguince.

  • Jean Montero -- Nota: s.c.

Dos partidos en ACB y tres en Eurocup. Hizo parte de la pretemporada desde que se recuperó del coronavirus. Jugador en formación, el primer equipo todavía no es su sitio. 

  • Sean Kilpatrick -- Nota: 5

Tres partidos para el neoyorquino con actuación bastante dispar. Vino porque Fisac le pidió puntos. Contra el Valencia, 16. Frente al Manresa y el Joventut, un rosco. A la espera.

  • Stan Okoye -- Nota: 6

9.8 puntos y 3,1 rebotes en ACB. Da la sensación de que con poco que haga suma fácil. Le traiciona su estado de ánimo. Con galones en ataque, debe subir un punto defensivo.

  • Rubén López De la Torre -- Nota: s.c.

Seis minutos en dos partidos. Ya puede decir que ha debutado en la ACB. Uno de los mayores talentos del filial, va asomando la cabecita poco a poco en el primer equipo.

  • Beqa Burjanadze -- Nota: 4

5,7 puntos y 3,1 rebotes en ACB. Nadie puede negar que la entrega del georgiano siempre está ahí, pero el sistema de juego de Fisac le penaliza. Tiene problemas en una rodilla.

  • Olek Balcerowski -- Nota: 6

4,5 puntos y 2,5 rebotes en ACB. Con altibajos. Tuvo que reponerse del coronavirus y desde diciembre va en constante evolución. Pieza imprescindible ahora para Fisac.

  • Matt Costello -- Nota: 7

11,2 puntos y 5,1 rebotes en ACB. Se lesionó el 13 de diciembre y desde entonces está dado de baja. El mejor del equipo cuando no arrancaba. Ha tenido que jugar hasta de cuatro.

  • Oliver Stevic -- Nota: 6

7,1 puntos y 2,9 rebotes en ACB. Su llegada, junto a la de AJ, ha supuesto el cambio de imagen del equipo. Aporta muchos intangibles y da un extra de rigor táctico en defensa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats