Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burjanadze, en su adiós del Granca: “Una serie de cosas me impedían ser yo mismo”

El club registra un segundo positivo en Covid-19 a unas horas de jugar ante el Mornar Bar

Beqa Burjanadze penetra a canasta ante la defensa de Bandja Sy, del Andorra, en su último partido como claretiano.

Beqa Burjanadze penetra a canasta ante la defensa de Bandja Sy, del Andorra, en su último partido como claretiano.

Tras el anuncio de la cesión de Jacob Wiley y la renovación de AJ Slaughter, la tercera gran noticia en una semana movida en el Herbalife Gran Canaria fue la marcha de Beqa Burjanadze del conjunto claretiano. El ala-pívot georgiano, a través de sus redes sociales, hacía públicos sus argumentos para justificar su adiós.

Hasta ahora, la versión que se conocía era la de su ya extécnico, Porfi Fisac, quien el pasado viernes argumentó lo siguiente: “Nos lo ha pedido él. Cree que a nivel físico debe recuperarse bien, ponerse a tono. Es un grandísimo profesional, estaba sufriendo mucho estos meses. Quería ponerse a tono de cara al año que viene y entiendo la decisión. También nos lo ha pedido porque a nivel familiar quiere dar más atención a los suyos. No podíamos negarle el irse”.

Pero el escrito publicado ayer por Beqa Burjanadze dejaba otras sensaciones. Aunque abiertamente reconoce que quiere mejorar su tono físico, también sus palabras suenan a hartazgo ante su falta de minutos: “Todos los que me conocen saben que no soy mucho de hablar públicamente de temas así, pero al mismo tiempo saben que soy una persona sincera; quiero decir que mi salida del club no solo viene por el hecho de que quiero mejorar físicamente, una cosa que es cierta y que se ha intentado mejorar muchas veces, pero también por una serie de cosas que me impedían ser yo mismo y ha sido difícil dar lo mejor de mí dentro de la pista”.

“Ha llegado el momento de marcharse, desafortunadamente antes de lo esperado de un club y de una isla a la que he llegado con muchísima ilusión, hambre y objetivos marcados por cumplir”, se leía en el inicio de su misiva.

El ala-pívot afirmaba que abandona el Granca con un sabor de boca agridulce, “porque por la razón que sea no he podido mostrar el 100% de mi talento y capacidades en la cancha”. “A la vez soy consciente de que cosas así pueden pasar en la vida de un profesional”, asumió.

Para finalizar, Beqa Burjanadze abordaba en su publicación en redes sociales el capítulo de agradecimientos: “Quiero agradecer a los aficionados que siempre han estado allí y disculparme con ellos por no haber podido aportar más de mi parte para que todos hubiéramos tenido las temporadas que esperábamos. Quiero agradecer a mis compañeros por dejarse todo en la pista siempre y simplemente por ser unas grandes personas a los que puedo llamar amigos. Tener todos claro que en breve volveré a ser el Beqa de siempre y que todos conocéis. Mi hambre como jugador era, es y será inmensa. Mucha suerte para lo que resta de temporada”.

Por otro lado, el Herbalife Gran Canaria registró un egundo positivo por Covid-19 en apenas tres dias. En las pruebas médicas previas al encuentro de EuroCup ante Mornar Bar se detectó un positivo dentro de la plantilla.

Según explicó el club en un comunicado, “dicho positivo no tuvo contacto con el anterior aparecido esta semana y el jugador también se encuentra aislado y asintomático en su domicilio”

Además, para poder efectuar el desplazamiento hasta Montenegro con seguridad, el club amarillo lelvó a cabo un test de respaldo al resto de la expedición que viaja a Montenegro, donde todos los resultados han dado negativo. El Granca, que no juega desde hace un mes, volverá a la pista mañana (17.30 horas, DAZN), en un partido clave para pasar el ‘Top 16’.

Debut y triunfo de Wiley

El otro jugador que hacía las maletas para abandonar, en calidad de cedido, el Herbalife Gran Canaria, ya sonríe en su nuevo destino. Jacob Wiley debutaba ayer con su nueva camiseta, la del Casademont Zaragoza, que se impuso en la cancha del Betis por 82-85.

El pívot norteamericano estrenó su condición de comunitario tras obtener la pasada semana el pasaporte macedonio, una cuestión clave para llegar al cuadro maño. Formaba en el quinteto inicial de la escuadra dirigida por Sergio Hernández. Sumó unos 12 minutos en cancha, firmando 13 puntos, dos rebotes y una asistencia para una valoración de 13.

Compartir el artículo

stats