Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La final del ‘virus FIBA’

El Herbalife se presenta en Bar para medirse a un Mornar (17.30 horas, DAZN) en un duelo a vida o muerte en la Eurocup | Andrew Albicy y Stan Okoye, bajas por Covid

Andrew Albicy -6- persigue a Isaiah Whitehead -11-, en el choque entre el Granca y el Mornar disputado en el Arena.

Andrew Albicy -6- persigue a Isaiah Whitehead -11-, en el choque entre el Granca y el Mornar disputado en el Arena.

Una de las cosas más incomprensibles que conlleva la disputa de las ventanas FIBA en la actualidad recae en el regado de jugadores que se reparten por medio mundo con en plena pandemia por el covid-19 para disputar unos partidos que no levantan excesiva expectación y que ponen en riesgo a los deportistas. Hoy, el Granca va a vivir en sus propias carnes el virus FIBA en su segunda final a vida o muerte en la Eurocup.

Porque el partido de esta tarde ante el Mornar Bar (17.30 horas, DAZN) es un todo o nada, al igual que tuviera que afrontar en el anterior choque continental frente al MoraBanc Andorra, cuando el conjunto de Porfi Fisac se la jugaba con el agua al cuello, pero esta vez con el agravante de tener que medirse a un equipo que ya le ganó en el Arena en la apertura del Grupo H, con dos jugadores menos a causa del coronavirus.

Y no son cualquier baja. Por la enfermería claretiana se ha pasado esta semana Andrew Albicy, que volvió de jugar con la selección francesa precisamente en Podgorica, capital montenegrina donde el combinado galo disputó dos partidos contra el equipo anfitrión y ante Gran Bretaña. ¿El saldo para el Granca? Contagio por coronavirus y el director de orquesta amarillo de baja para las próximas semanas.

Infografía del encuentro Mornar Bar - Herbalife Gran Canaria

El otro damnificado en la escuadra claretiana justamente es uno de los mejores jugadores del Herbalife cuando llega la competición continental, Stan Okoye. Fisac no podrá contar con los 12 puntos de promedio del nigeriano cada vez que salta a la cancha en un partido europeo y que además fue clave en el único triunfo de los insulares en el Top-16 ante el Andorra antes de que llegara el parón por la Copa del Rey y las ventanas FIBA.

Con este bagaje de ausencias en las filas del Herbalife, además de las bajas contractuales por parte de Jacob Wiley y Beqa Burjanadze, el primero cedido al Zaragoza y el segundo después de rescindir al no aguantar más el ambiente de Fisac en el vestuario, el técnico segoviano ha optado por tirar con lo que tiene y llevarse a diez jugadores a Montenegro.

Si bien transmitió durante la rueda de prensa previa a este partido, el pasado viernes, que iba a echar mano del equipo filial contando con Javi López y Rubén López De la Torre en dinámica de entrenamientos de la primera plantilla, otra cosa es que cuente con ellos a la hora de la verdad. En este vida o muerte, convocatoria de diez hombres.

Todo ello teniendo que asumir el efecto dominó que van a provocar las bajas de Albicy y Okoye en la plantilla. Con dos huecos de hombres importantes para Fisac, el puesto de base va a tener que ocuparlo exclusivamente AJ Slaughter y se abre la incógnita de cuánto va a utilizar a Fabio Santana esta tarde. Y en cuanto a la ausencia del nigeriano, provocará previsiblemente que Shurna juegue más segundos como alero y por tanto las funciones de ala-pívot las tenga que cubrir Costello, dando vía libre a Stevic y a los canteranos Balcerowski y Diop a acumular más minutos de lo que lo estaban haciendo desde la recuperación de Gladiator. Mil variantes para cubrir el virus FIBA y los despejes de vestuario de Fisac.

Compartir el artículo

stats