Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

El billete a cuartos, a tiro

Tras la victoria del UNICS ante el Andorra por 85-63, el Granca depende de sí mismo para pasar a la siguiente ronda de la Eurocup en el último choque ante el equipo ruso

AJ Slaughter –8– mantiene el balón ante la defensa de Marko Jeremic –6–, mientras Oliver Stevic le pone un bloqueo en el duelo del Granca ante el Mornar el martes.  | | EUROCUP

AJ Slaughter –8– mantiene el balón ante la defensa de Marko Jeremic –6–, mientras Oliver Stevic le pone un bloqueo en el duelo del Granca ante el Mornar el martes. | | EUROCUP

Golpe de timón en el transcurso del Grupo H de la Eurocup. Cuando todo el mundo daba por perdido al Herbalife después de tres partidos disputados en los que el conjunto insular acumuló tres derrotas consecutivas, nadie daba un duro por la clasificación claretiana. Ahora, dos choques después y con los resultados cosechados, el panorama pinta totalmente distinto en la expectativa del Granca es totalmente diferente a la de la primera vuelta del Top-16 y ahora depende de sí mismo para pasar a los cuartos de final de la competición continental.

Ayer muchos aficionados del Herbalife iban con la bufanda del UNICS Kazán en el choque del conjunto ruso frente al MoraBanc Andorra y le salió bien la apuesta. El líder del grupo a pesar de estar ya clasificado para la siguiente eliminatoria no bajó los brazos, cumplió con la mayor de las deportividades y pasó por encima del conjunto del Principado en su visita al Basket Hall por un amplio 85-63 con el que le sirvió con bandeja de plata la segunda plaza del grupo al conjunto isleño.

De esta forma, el conjunto dirigido por el técnico segoviano tiene abierto el camino por delante para la última jornada del Grupo que se dispute el próximo día 10. Además con el condicionante de que el choque entre el MoraBanc y el Mornar se resolverá una hora antes del pitido final del partido entre el Granca y el UNICS que se dispute en el Arena.

Incluso una derrota amarilla ante los de Kazán le valdría si el Mornar vence en el Principado

decoration

Tarde de transistores la que se viva dentro de seis días en el recinto de Siete Palmas. Los de Fisac podrán llegar al descanso conociendo el resultado del partido que se haya completado en la cancha del los Pirineos. Son cábalas e hipótesis, pero en caso de que el Mornar Bar le haga un favor al Herbalife venciendo al Andorra, los insulares podrán darse el gusto de caer derrotados ante el todopoderoso líder del grupo que también le valdría para vivir la experiencia de los cuartos de final de la Eurocup después de la última vez que alcanzó la fase del torneo continental en 2018, cuando tuvo que asumir la superioridad del Lokomotiv Kuban Krasnodar y doblegar la rodilla con un 2-0 de la serie al mejor de tres encuentros.

Todo ello gracias al triunfo del UNICS ante el Andorra, porque una victoria de los del Principado habría puesto más complicadas las cosas para los amarillos en cuestión de desempates a victorias totales y tendría que haber esperado a la victoria sí o sí del Mornar en la última cita de los seis encuentros del grupo.

Entrega en la última cita

De cara a ese último partido que podría significar el billete de clasificación para los cuartos de final, habrá que tener en cuenta las bajas con las que se presenten los cuatro equipos en liza.

El primero de todos a quien hay que poner el foco es al UNICS, que una vez asegurada su primera plaza en el grupo, bien podría ahorrar esfuerzos e incluso darle descanso a sus mejores bazas en la plantilla para no emprender un viaje por media Europa para llegar a Gran Canaria a afrontar un encuentro totalmente intrascendente para su futuro en la Eurocup.

Por otro lado, el Mornar también se encuentra en la misma situación y aunque consiga vencer al Andorra y empate a dos victorias con el equipo español y coincida con el Granca en el mismo número de triunfos en caso de que pierda contra el Unics, al tener el basket-average ganado el Herbalife ante los dos conjuntos tiene imposible rebasar a los insulares en el desempate.

Odisea para volver de Montenegro

El plan de viaje en el regreso del Granca de su viaje a la ciudad de Bar para afrontar el duelo de la Eurocup frente al Mornar el martes tuvo un pequeño pero; la vuelta a la Isla fue una auténtica odisea de kilómetros en todos los medios de transporte posibles. La expedición de Herbalife, jugadores, miembros del cuerpo técnico y directivos, tuvo que trasladarse desde Bar hasta Podgorica -una hora-, la capital del Montenegro, en donde se subieron a una guagua que les llevó hasta Dubrovnik, en la misma línea costera de Croacia -dos horas-. Allí, el Granca hizo el check-in en un avión que le trasladó hasta la capital croata, Zagreb, en un vuelo corto -una hora-. Bajar y conexión con otra capital, esta vez la austriaca: Viena -una hora-. De ahí a Madrid -tres horas y media- y el último salto a la Isla -dos horas y media-.   | D. R.

Compartir el artículo

stats