Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gasol, del CID al Arena

El Barça visita mañana el pabellón de Siete Palmas, previsiblemente con Pau en la convocatoria azulgrana | El de Sant Boi vuelve a medirse al Granca 20 años después

Pau Gasol posa con una camiseta personalizada del CB Gran Canaria durante un acto promocional de un comercio en la Calle Mayor de Triana en 2007 . | | ANDRÉS CRUZ

Pau Gasol posa con una camiseta personalizada del CB Gran Canaria durante un acto promocional de un comercio en la Calle Mayor de Triana en 2007 . | | ANDRÉS CRUZ

Han pasado 20 años desde que Pau Gasol se midiera por última vez al CB Gran Canaria. De aquel 4 de marzo del 2001, en el que ya había irrumpido la estela del mejor jugador de baloncesto de la historia española, en aquella histórica Copa del Rey de Gasol disputada apenas tres semanas antes en Málaga y que fueron sus pasos firmes para meses después hacer el petate y marchar rumbo a la NBA y decir adiós a la posibilidad de volver al Centro Insular de Deportes, el pabellón que le había visto dar sus primeros pasos en la ACB en octubre de 1999.

Ahora, con la decisión de Gasol de volver a vestirse de corto tras luchar contra viento y marea durante los dos últimos años como consecuencia de una lesión en su pie izquierdo al fracturarse el hueso escafoides tarsiano, Pau regresará previsiblemente a la Isla para enfrentarse al Granca, que tiene distinto nombre y que juega en otra casa a la que lo hizo la última vez que jugó con el Barça en la Avenida Marítima.

De las cuatro veces que ha jugado Pau contra el conjunto claretiano, una, la primera de ellas, el por entonces Canarias Telecom, consiguió hincarle la batata al conjunto azulgrana por un apretadísimo 67-66 en una tarde heróica de las que se gestaban en el CID, levantando once puntos (53-64) en los últimos cuatro minutos de juego y después de que Juan Carlos Navarro errara la posibilidad de ganar el choque fallando dos tiros libres en seguidos en su último ataque.

“Siempre recuerdo que jugué un partidazo contra Pau y le metí unos ‘tiritos’ en su cara [ríe]”

Berni Tamames - Pívot del Granca (1996-2000)

decoration

En aquella gesta claretiana estaban presentes David Brabender, como recambio del jefe de la nave, el canterano Berni Hernández; además de Berni Tamames, capitán del equipo de Manolo Hussein y un pívot que vivió diferentes roles en sus cuatro años en el equipo. Esta vez, esperaba la fatiga de unos líderes interiores como Kenny Miller y Deon Thomas.

Descubriendo a la leyenda

Ambos emblemas de aquellas plantillas del Granca de principio de siglo que se movían más por los cauces de la humildad, coinciden en que “ganarle al Barça significaba casi como lograr un título”. Eran años en los que colarse en una Copa del Rey, o jugar un Playoff era un logro mayúsculo, “a diferencia de lo que pasa hoy, aunque eso también significa que el club ha crecido bastante desde la época y se han hecho muy bien las cosas”, incide Tamames.

Para los dos jugadores, “medirse al Barça o al Real Madrid hacían que esa semana fuera totalmente distinta”, porque si bien Brabender reseña que: “Sabiendo que te vas a enfrentar a los mejores jugadores de la liga te supone un extra de motivación y que quieras dar lo mejor de ti mismo en la cancha”; el pívot catalán y actualmente Guardia Urbana de Lleida, añade que: “Lo mejor de estos partidos es que vas a darlo todo y encima juegas sin presión, porque si fallas tienes la excusa de que los otros son muy buenos”, subraya Berni.

En referencia a Gasol, tanto el playmaker, como Tamames, indican a que no le prestaron tanta atención “porque había otro jovencito de la generación de oro aquella mítica que parecía que iba a llegar más lejos”, ese no era otro que el amigo inseparable de Pau: Juan Carlos Navarro.

Los dos exclaretianos guardan sus anécdotas particulares con el ala-pívot de Sant Boi que mañana regresa a Gran Canaria. “Soy un ventajista, porque después de que Pau hiciera la carrera que ha hecho todos estos años, siempre saco el tema de que jugando yo en el Caja San Fernando me hice un partidazo contra Pau y le metí un par de tiritos en la cara”, recuerda socarrón Tamames sobre el día en el que anotó 21 puntos y cogió 12 rebotes en 2001; “aunque, creo que con el Granca también jugué bien contra él”, incide.

“Como podía jugar en cualquier puesto se puso a defenderme y pensé: ¿‘cómo voy a superarle?”

David Brabender - Base del Granca (1999-2003)

decoration

Efectivamente, en marzo del 2000, su último año en la Isla, metió 11 puntos y capturó 11 rebotes, pero en un día amargo ya que el Canarias Telecom cayó en el Palau, por 81-54. Duelo del que también Brabender guarda recuerdo.

“Lo que más recuerdo de Pau es que era un chico muy largo, pero cuando digo largo, es muy largo, supongo que era por esa complexión delgada que tenía por aquella época, pero es que parecía enorme”, desliza el base. Sobre todo, porque como bien añade: “como podía jugar casi de cualquier posición, hubo una jugada en la que se puso a defenderme y yo pensaba que cómo iba a superar a ese tío tan alto”, relata.

De MVP a MVP

Otro de los jugadores que pasaron por las filas del CB Gran Canaria a principios del siglo XXI y que coincidió en una pista de juego con Pau Gasol, fue Xavi Fernández, en la campaña 2000-01.

El que fuera denominado MVP de la final de la liga ACB en 1996 con la camiseta del Barcelona recaló en el conjunto claretiano para como él mismo dice: “alcanzar objetivos más altos de los que se habían logrado la campaña anterior, que se venía haciendo un buen trabajo progresivo, y que en el año que estuve yo no se pudieron confirmar”, afirma.

Eso sí, aunque en lo deportivo la primera campaña del nuevo siglo no continuó la senda de la primera clasificación de la Copa del Rey de la historia del club y haber finalizado en séptima posición, a Fernández le valió para tener un grato recuerdo defendiendo la camiseta amarilla.

“Creo que salió en un medio de comunicación de la Isla o en Gigantes, pero se hizo una foto en la que yo estaba tirando por encima de Gasol, que después cuando se hizo más famoso la recordaba, encima era una foto muy bonita”, rememora el alero.

Aunque su memoria no está tan fresca sobre su paso por el CID, aunque quiere dejar claro que dejó “muy buenos amigos y buenos recuerdos en la Isla”, al recordarle que en marzo del 2001 en el partido en el Palau donde el Canarias Telecom casi logra la machada al concluir 71-74, él consiguió anotar 20 puntos, se echa a reir y comenta: “¡Todavía en ese año no era tan malo, eh!”.

A pesar de ello sí que tiene en mente que: “Pau venía de salirse en la Copa de Málaga y ya le teníamos echado el ojo”. Ya por entonces Gasol estaba brillando con luz propia y ante el Granca anotó 17 puntos y firmó 5 rebotes en 24 minutos de juego.

“Venía de salirse en la Copa del Rey de Málaga y ya le habíamos echado el ojo”

Xavi Fernández - Alero del Granca (2000-2001)

decoration

Unos números que ya daban muestra del dominio que iba a ejercer en el panorama mundial, tanto en las franquicias NBA para las que jugó, resaltando sus dos anillos de campeón logrados con la camiseta de Los Angeles Lakers, como con la elástica de la selección española, Mundial de 2006 y dos medallas de Plata en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012 a su espalda –y un palmarés extenso con muchos más logros–.

Precisamente, con la camiseta del equipo nacional, Gasol ya conoció el pabellón que mañana le va a acoger –en principio– en 2014, cuando la selección acudió a Gran Canaria para jugar un amistoso contra Senegal de cara a la preparación del Mundial que se disputó en España ese año y en el que el Arena también fue una de las sedes de la cita planetaria.

En aquel agosto de hace ahora siete años, Gasol dominaba a su antojo las competiciones FIBA y firmó 20 puntos y 7 rebotes ante Senegal. Para el bien del Granca, esos números quedan lejos.

Compartir el artículo

stats