Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Triunfo a base de técnica

El Granca suma su decimocuarta victoria al vencer al Burgos (83-74) en un duelo que finalizó Víctor García en el banquillo tras la expulsión de Porfirio Fisac l El Manresa, octavo, con 15 duelos ganados

13

Herbalife Gran Canaria 83 - Hereda San Pablo Burgos 74 CB Herbalife Gran Canaria

Salió al rescate uno de la casa. A once minutos del final el trío arbitral del choque de ayer entre el Granca y el Burgos expulsaron a Porfi Fisac al acumular dos técnicas. Los colegiados cobraron un protagonismo excesivo por su criterio “incomprensible”, tal y como tildaron tanto el entrenador claretiano como Peñarroya a la conclusión del choque. En esas cogió las riendas del Herbalife Víctor García y se encargó de certificar la victoria del conjunto insular (83-74), la decimocuarta del curso y quedarse a una del Manresa, que marca la zona del Playoff.

De nuevo un triunfo a su cargo, porque el ayudante del segoviano volvió a sentir esa sensación de comandar un banquillo dos años y medio después, cuando dio un paso al frente y fue el entrenador titular en la temporada 2018-19, la de la Euroliga, después de que a Salva Maldonado se le diera carpetazo, y que finalmente tuvo que encaminar Pedro Martínez con su tercera etapa en la Isla.

Once minutos en los que dirigió a la nave claretiana a la perfección. Leyó las situaciones de juego específicas que tanto domina desde su laboratorio, dio su tirón de orejas a Olek por su decisión de ir a taponar un tiro en vez de quedarse al rebote, y finalmente salió con la sonrisa propia de llevarse una victoria al bolsillo bajo su mando que tiene hasta tintes poéticos.

AJ (18), Costello (15), Beirán (13), Shurna (12) y Olek (12) firman dobles figuras en puntos

decoration

Durante la temporada, García se ha erigido como la pieza que ha mantenido la cordura entre la plantilla y el cuerpo técnico. Un nexo de conexión con muchos vasos comunicantes y que le vale para ganarse la fe ciega de muchos del entorno claretiano.

Ayer, la misma plantilla que apenas se inmutó en el último minuto en Santiago, sonreía a la par que Víctor García viendo como cinco jugadores del plantel firmaban dobles dígitos en puntuación –AJ (18), Costello (15), Beirán (13), Shurna (12) y Olek (12)–.

Guerra en la pintura

Esas dobles figuras casi las alcanza Balcerowski solo en los cinco primeros minutos del choque. 9 puntos y 1 asistencias fue lo que repartió el polaco antes de dar su sitio a Khalifa Diop en la pista, con 11-11 en el luminoso, y del que el tanteador insular solo sumó una canasta más desde su descanso hasta el fin del periodo (13-18).

Sea por una cuestión institucional, de ajustes económicos, o por cuestiones extradeportivas, el técnico segoviano está teniendo que tirar de la cantera. Jean Montero volvía a tener minutos debido a que Dimsa estrenaba paternidad el viernes y se perdía el partido para acompañar a su esposa. Volvía el trío forjado por Gabi Alonso en categorías inferiores a tener presencia en la primera plantilla.

En esas circunstancias, Fisac fue sancionado con la primera técnica de la mañana por protestar una decisión arbitral. “¿Ha sido por una falta de respeto?”, comentaba el segoviano después de que Vítor Benite fuera a lanzar el tiro libre gratis. Una constante entre las dudas del entrenador claretiano en la presente temporada…

Tanto Peñarroya como Fisac tildan a las decisiones del trío arbitral como: “incomprensibles”

decoration

La escasez de puntos insulares quedó resuelta porque Javier Beirán recibió la llamada al Señor Lobo. Ante los jardines a los que le encanta el Granca visitar, aparece el madrileño para rescatar a los suyos. Con 11 puntos prácticamente consecutivos, además de unir fuerzas con AJ Slaughter y sus 7 puntos, se repartieron la cuantía insular hasta el 31-30 con el que volver a coger la delantera.

Tanta motivación mostraba Beirán en pista como Peñarroya en su línea de banco. No es que sea noticiable los cabreos del catalán, pero la encendida que cogía después de cada posteo del alero madrileño era digno de guardar en la recopilación semanal de charlas técnicas que ofrece la ACB.

Cerró la primera parte el Herbalife con un parcial 14-3 para irse con la decena de ventaja al descanso. Fisac sonreía por haber reencontrado la mejor versión de AJ Slaughter (8 puntos), así como el estado de gracia de Beirán, que se iba a los 17 de valoración a la segunda mitad, después de añadir 11 puntos, capturar 4 rebotes y dar 3 asistencias. ¡Multiusos!

A despejar miedos

A tenor de que los fantasmas del tercer cuarto se convirtiera en una nueva losa cargada de toneladas sobre la espalda amarilla, como ocurriera ante el Obradoiro en la última jornada, los claretianos regresaron a pista con la intención de mantener la versión satisfactoria de los 20 primeros minutos.

Solo las decisiones de Jordi Aliaga, el árbitro principal del choque, estaba haciendo perder los nervios, tanto a Fisac como a los jugadores. El propio Okoye no aguantó más y en una pérdida propia de Renfroe en la que se interpretó que fue falta del nigeriano, la queja fue mayúscula y se llevó la técnica.

Tras ese silbatazo, cuando mejor se encontraba el Granca, alcanzando incluso la máxima de 14 puntos, encadenó un parcial 4-15 para que los visitantes volvieran a echarle el aliento en la nuca a los insulares. Unido a otra técnica a Costello en medias. La sospecha colegial se cernía sobre los intereses claretianos y en su intención de embarcarse en los últimos convoys con destino al Playoff.

Desesperación que se completó con la expulsión de Fisac después de que ya el segoviano no pudiera contenerse y reclamara un empujón a Khalifa Diop en su propio aro y que Rafel Serrano decretara como falta del senegalés. Queja, orden de abandonar los límites de la pista y Víctor García cogiendo las riendas del banquillo.

En esas vicisitudes los árbitros ya eran casi más protagonistas que los jugadores. Entre miradas desafiantes de los propios coleagiados a los deportistas cuando pitaban una decisión y la mayor fortaleza mental de los claretianos, la victoria se quedó en Siete Palmas a pesar de que Jasiel Rivero diera el máximo de sí mismo en el último cuarto con 10 puntos de los 21 del Burgos.

Plantilla, Víctor García y los presentes en el parqué se iban con una sonrisa de oreja a oreja al vestuario con la decimocuarta victoria en el saco y con la confianza de que todavía el Playoff no es una quimera a falta de cinco partidos para concluir la fase regular: Bilbao Basket, UCAM Murcia, MoraBanc Andorra, Valencia Basket y Real Betis. 21 días de lucha encarnizada por la postemporada.

Compartir el artículo

stats