Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moreno avisa de problemas de tesorería y un déficit de 1,6 ‘kilos’

El presidente del Granca plantea un adelanto de la subvención del Cabildo del año 2022 para paliar las “tiranteces” en la liquidez del club a partir del mes de mayo

Enrique Moreno, durante una rueda de prensa en el Arena. QUIQUE CURBELO

El aleteo de la mariposa presupuestaria del comienzo de la temporada presentado por Enrique Moreno, presidente del Granca, ante el consejo de administración empieza a tener sus consecuencias siete meses después. Las costuras de un cálculo de ingresos alejado de la realidad pandémica actual ya no se sostiene más y el propio presidente de la entidad advirtió ayer en la reunión mantenida con los consejeros de que hay problemas en la tesorería del club y que a partir del mes de mayo habrá “tiranteces” –esa fue la palabra empleada– en su liquidez.

Todo ello unido al desfase que presentan las cuentas del Granca actualmente y que se calculan, a estas alturas de curso, en 1,6 millones de euros después de que la exposición del informe de presidencia ante el consejo, que se reunió ayer en las oficinas del Instituto Insular de Deportes ubicadas en el Estadio de Gran Canaria.

¿Y por qué ha ocurrido esta situación? Según Moreno, el mismo que presentó el presupuesto que se discutió el pasado 6 de octubre de 2020, por la falta de ingresos de los conceptos previstos por la venta de abonos –500.000 euros–, unido a la imposibilidad de hacer taquilla –65.000 euros–. Algo que ha provocado un perjuicio económico para la entidad claretiana. De esos 565.000 euros, hasta los 1,6 kilos de déficit, existe una diferencia superior al millón de euros.

Cabe recordar que al Herbalife solo se le presentaron dos oportunidades para poder abrir el pabellón, ambas con la Eurocup de por medio. Frente al Dolomiti Energia Trento, a finales de octubre, se pusieron 500 entradas a la venta; mientras que en los cuartos frente al Metropolitans, disputado en marzo, cuando se iba a permitir dar entrada al 25% del aforo del Arena, tampoco pudo albergar público. Ambas ocasiones con motivo de las restricciones sanitarias.

¿Entonces cuáles son los planteamiento para paliar este desajuste económico? Pues por lo pronto: traspasos y más ayudas públicas. Los nombres y apellidos por los que el Granca aspira a obtener ingresos –550.000 euros fijaron en el presupuesto inicial– son Matt Costello, Aleksander Balcerowski y –sorprendentemente– Marcis Steinbergs, jugador de la cantera.

La otra gran vía abierta –y más factible– para tapar las fugas económicas es la histórica en el Granca de siempre: dinero público. Para los problemas de liquidez, el asunto más próximo, se va a tocar la puerta del Cabildo para solicitar un adelanto de la subvención de la próxima temporada y disponer de solvencia en caja a partir del mes de mayo.

La segunda puerta en la que tocar el timbre para pasar el cepillo tiene a Manuel López como el propietario de la casa. Al director general de Deportes del Gobierno de Canarias se acudirá, conjuntament con el CB Canarias, para exponer los problemas derivados del año de la pandemia y pedir ayudas ante las pérdidas que han sufrido los dos máximos representantes del baloncesto regional en la Liga Endesa durante la actual campaña.

Y finalmente, se informó de la posibilidad que existe de que la ACB y el Consejo Superior de Deportes (CSD) encuentren una vía para pactar una ayuda económica única a repartir entre los clubes miembros de la élite del baloncesto español, por la aparición del Covid-19 desde el año pasado, el cierre de los pabellones durante esta temporada y que ha dejado a medio plantea patas arriba.

Esa reunión tendrá lugar el próximo 4 de mayo, pero en cuanto a esta posibilidad, que no es algo nuevo, el presidente de la ACB Antonio Martín ya declaró en la última asamblea celebrada que la asociación no iba a solicitar ningún rescate a través de los fondos europeos. Máxime cuando en los pasillos del vestuario del Granca han ido desfilando hasta 21 jugadores durante la presente campaña, sin dar síntomas de endeblez económica para efectuar las altas y las bajas entre sus activos.

Concurso público

En otro orden de cosas, pero no menos importantes al estar incluidas en los puntos del día a tratar por parte del Consejo de Administración del CB Gran Canaria, se expuso el pliego de condiciones para presentarse al concurso público en referencia a la agencia de viajes que se encargará de los traslados del equipo durante la competición las dos próximas campañas (800.000 euros por temporada).

Herbalife continuará “en otra dimensión”


Las palabras que se pronunciaron ayer en las oficinas del Instituto Insular de Deportes en referencia a la continuidad de la empresa norteamericana Herbalife como patrocinador del CB Gran Canaria pasaron por la afirmación, pero con un matiz: “en otra dimensión”. Y eso se traduce simplemente en que la aportación económica que ha venido otorgando Herbalife como patrocinador principal de la entidad claretiana en los últimos siete años, va a verse disminuida drásticamente e incluso su nombre puede desaparecer de un plumazo en el

de la primera plantilla. El acuerdo por el que la empresa destinada a la nutrición seguirá ligada al Granca, pasa por ampliar el contrato por dos años más, pero ni mucho menos otorgando los casi 650.000 euros en los que estaba cifrado el patrocinio por cada campaña. Y esa “otra dimensión” apunta a que el nuevo acuerdo económico no repercute directamente en lo destinado a la primera plantilla, sino que tome un nuevo rumbo y se reubique en cuestiones relacionadas con la cantera del club claretiano. Todo ello con la incertidumbre que se cierne sobre el hasta ahora principal patrocinador de la cantera insular que era Bankia y que CaixaBank ha integrado en sus entrañas | D. Rodríguez

Compartir el artículo

stats