Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castellano: “El desfase es propio de esta situación”

El consejero de Deportes culpa a la pandemia del desajuste de 1,6 millones de euros en el Granca

El consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano. | | T. H.

La explicación que se traslada desde la Consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, con Francisco Castellano al frente, para encontrar una respuesta al desfase económico de 1,6 millones de euros que marca actualmente la hoja de balance del CB Gran Canaria tiene una simple expliación. “El desfase es propio de esta situación, de las circunstancias que vivimos, esto a todos nos ha afectado, a todos los niveles de la sociedad y el deporte no es ninguna excepción”, argumenta el político.

Una reflexión que de primeras podría parecer consecuente porque la pandemia ha puesto patas arriba al planeta y ha azotado al tejido empresarial con una vehemencia propia de crisis económicas pasadas.

Pero el problema viene de raíz. Cabe recordar que el 6 de octubre del año pasado, cuando desde el club se le presentó al Consejo de Administración de la entidad claretiana el presupuesto para la actual temporada, tanto el interventor del Instituto Insular de Deportes (IID), José Alberto Guedes, como Marco Aurelio Pérez, consejero representante del Partido Popular, advirtieron de la peligrosidad de las cuentas presentadas.

Más aun, cuando el presupuesto para el curso 2020-21 incrementaba su previsión económica en 88.000 euros respecto al de la temporada anterior, cuando la palabra coronavirus no pertenecía al lenguaje cotidiano.

Ahora, Castellano, siete meses después, asegura que “la previsión que se hizo a principio de temporada está nada más lejos de la realidad”, y las soluciones para paliar tanto este desajuste, como los problemas de liquidez a los que se va a tener que enfrentar el club –de nuevo– a partir del mes de mayo, pasan por la inyección de dinero por parte de las instituciones públicas.

“Lo bueno de esto es que ayer ya se rindieron cuentas y estamos pendientes de posibles subvenciones y ayudas tanto del Gobierno de Canarias como del Consejo Superior de Deportes (CSD)”, afirma Francisco Castellano, para continuar con una reflexión en la que afirma que: “Estamos a la espera de los últimos resultados para posteriormente estar en disposición de ir adelantando parte de la subvención para mejorar un poco la liquidez en el club”.

Cuestionado por la posibilidad de que se empiecen a tomar responsabilidades al respecto por la mala praxis en cuanto al ejercicio económico en el club, el consejero de momento prefiere ser precavido y mantiene una puerta abierta para que entre una bocanada de oxígeno para los responsables del club. “Las conclusiones se sacarán cuando sepamos si vamos a recibir algún tipo de ayudas externas o no”, traslada Castellano.

Un impás al que se recurre, puesto que desde la propia consejería confían en que la reunión que va a celebrarse el próximo 4 de mayo entre la ACB y el CSD, prospere la solicitud de formalizar un pacto entre ambos entes en el que se concrete una ayuda económica única para que los clubes se repartan un montante monetario que alivie sus arcas.

Eso sí, aunque la sangre no haya llegado al río y las tensiones expuestas en las sesiones del consejos de Administración que se han vivido durante la presente temporada no se haya cobrado ninguna víctima –de momento–, Castellano, al ser cuestionado sobre la posibildad de que alguien tome responsabilidades sobre el resultado económico actual, confirmo que: “Estamos en ese análisis. Precisamente ayer iniciamos ese análisis para tomar decisiones y trasladarlas luego”. Todo ello con la sombra de la posible venta presente.

Compartir el artículo

stats