Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Porfi Fisac, de ‘cumple’ en Miribilla

El técnico celebra en el banquillo del Granca, mañana en Bilbao, sus 300 partidos en la ACB

Fisac, técnico del Granca, aplaude a los suyos en el choque ante el Burgos. | | ACB PHOTO

Fisac, técnico del Granca, aplaude a los suyos en el choque ante el Burgos. | | ACB PHOTO

Aunque en varios tramos de la actual temporada, por la marcha deportiva del equipo y por los problemas internos, se antojaba complicado, finalmente Porfi Fisac podrá celebrar de amarillo un hito importante en la carrera de todo entrenador español. El segoviano cumple mañana en Miribilla los 300 encuentros dirigidos en la Liga ACB.

El técnico del Herbalife se doctora en la élite con esta cifra redonda, eso sí, si finalmente se juega el encuentro. Todo depende de si los resultados de las pruebas a las que sometió ayer la plantilla del rival, el Bilbao Basket, resultan satisfactorias. Cabe recordar que el cuadro bilbaíno informaba el pasado martes de un nuevo positivo en su plantel, un caso que se añadía al ya conocido de Miniotas. Si existe un caso más, el duelo (17.30 horas, Movistar Deportes) ante el Granca, que viaja hoy a tierras vascas, tendría que aplazarse.

Se retrasaría pues al domingo la efeméride de Porfi Fisac, quien debutaba al frente de un banquillo de la Liga ACB en la temporada 2006-07 dirigiendo al Gipuzkoa Basket, un conjunto al que en dos campañas había colocado en la máxima categoría viniendo desde la Liga LEB 2.

En los 299 encuentros que lleva dirigidos hasta el momento, su balance entre victorias y derrotas es de 123 a 176, o sea un 41,1% de triunfos. En su primera campaña en el banco del Herbalife Gran Canaria, acumula hasta el momento 31 partidos en la Liga Endesa, de los cuales ha ganado 14 y ha perdido 17 (45,2%).

Como él mismo ha confesado, Porfi Fisac se considera un currante de los banquillos, siempre al frente de equipos alejados del glamour de la ACB. Después de degustar las mieles de la élite con el Gipuzkoa Basket, y tras un año sabático, el entrenador segoviano volvía a emular en Pucela lo realizado en San Sebastián.

Tomó las riendas del CB Valladolid en el curso 2008-29 en la Liga LEB y lo colocaba entre los mejores. Su proyecto llevó a la escuadra vallisoletana a la disputa de la Copa del Rey en el curso 2010-11.

Tras agotar su periplo a orillas del Pisuerga, Porfi Fisac aterrizaba en Fuenlabrada en la siguiente campaña, la 2011-12, jugando de nuevo el torneo copero y dirigiendo a la escuadra fuenlabreña en Europa (Eurochallenge).

Pero esa relación se rompía a pocos meses de iniciarse la temporada 2012-13. Porfi Fisac dejaba el Fuela en noviembre. Y, de nuevo, un parón.

En el curso 2014-15 volvía a Valladolid para dirigir al representativo pucelano en la LEB Oro. Al curso siguiente, otro cambio. Ahora, a Palencia, en la categoría de plata. Abandona en noviembre de 2015 y un mes después recala otra vez en el Gipuzkoa Basket en la Liga Endesa. Descenso y nuevo ascenso (2017-18). En la 2018-2019 inicia una fructífera etapa en Zaragoza, lo que le abría las puertas del Granca el pasado verano.

Compartir el artículo

stats