Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las últimas balas del Granca

El conjunto amarillo está obligado a vencer a un Bilbao muy mermado por el Covid para seguir soñando con el Playoff o garantizarse la plaza europea (17.30, Movistar Deportes)

Matt Costello

Matt Costello La Provincia

Partido a vida o muerte en Miribilla para el Herbalife Gran Canaria y el conjunto local, el Bilbao Basket (17.30 horas). Ambos equipos recuperan el encuentro que tuvo que aplazarse hace 12 días por un brote de Covid que afectó al cuadro vizcaíno. El Granca, esta tarde, quema la primera de las tres balas que le quedan para seguir mirando de cerca los dos objetivos que tiene en este esprint final de la temporada regular de la Liga Endesa: entrar en el Playoff y asegurarse en la cancha una plaza para jugar la próxima campaña alguna competición continental.

Después de la derrota del pasado domingo en la pista del Morabanc Andorra, el primero de esos retos se le complica a la escuadra que dirige Porfi Fisac, que ahora depende en mayor medida de los resultados de sus rivales directos en esa pelea por quedar entre los ocho primeros.

En cuanto al segundo objetivo, el de defender la décima plaza que le aseguraría en principio un puesto en la Eurocup o en la Champions League sin tener que esperar a una posible invitación, sí corre de su cuenta.

Matt Costello, pívot claretiano, considera clave «mejorar nuestra defensa» para ganar hoy

decoration

Enfrente, el Granca va a encontrase con un rival machacado por el Covid, que tras 10 días de confinamiento llega con las fuerzas muy justas a un duelo también crucial para el conjunto bilbaíno, que en este tramo final de la campaña regular se juega su continuidad en la Liga Endesa. Los hombres de negro lo tienen pero que muy oscuro para salvarse.

Y a esa debilidad, pero sin confianzas, se agarra el Herbalife para sumar el que sería su 16º triunfo del curso en la competición doméstica para, luego, termina de jugarse la vida en siete días, pues el miércoles de la próxima semana recibe al Valencia y cierra la competición el domingo en Sevilla contra el Betis.

Uno de los hombres fuertes del vestuario del Granca, Matt Costello, considera clave para lograr el triunfo en Miribilla el apretar los dientes en tareas defensivas: «Para ganar en Bilbao debemos mejorar nuestra defensa. Fue lo que más daño nos hizo ante el Andorra. El domingo no lanzamos bien a canasta, pero no podemos depender siempre de nuestros lanzamientos, por lo que tenemos que mejorar esa parcela».

Infografía Bilbao Basket - Herbalife Gran Canaria La Provincia

Sobre lo crucial que resulta el choque de esta tarde para ambos contendientes, el pívot estadounidense del conjunto claretiano apunta que «todos los equipos están luchando por algo a estas alturas de la temporada». «Está claro que el Bilbao Basket no quiere descender, y nosotros estamos luchando para entrar en el Playoff igual de duro que ellos lo están haciendo para mantenerse en la Liga Endesa», continuaba.

En cuanto a su aportación personal al rendimiento de este Herbalife Gran Canaria, Matt Costello se nuestra satisfecho, aunque reconoce algunas lagunas en su juego: «Creo que últimamente lo he estado haciendo bien en ataque, aunque he cometido errores en algunos tiros libres errados o lanzamientos abiertos. Quizás he estado jugando mejor, pero lo importante es que ello siga traduciéndose en victorias para el equipo, de lo contrario no sirve de mucho».

El cuadro vasco no se rinde

En cuanto al Bilbao Basket, a pesar de su delicada situación clasificatoria -penúltimo en la tabla- y a los problemas físicos, no se rinde. «La salvación no es imposible, dependemos de nosotros mismos», aseguraba su técnico Álex Mumbrú, quien hasta última hora no sabrá con qué jugadores va a contar ante los problemas de salud de algunos de los hombres que se han visto afectados por el brote de Covid. «El que peor está es Balvin», reconocía el entrenador a la hora de referirse a la situación del expívot del Herbalife Gran Canaria Quien sí estará con seguridad es el joven Jovan Kljajic, exterior montenegrino cedido por el Granca en la escuadra vizcaína.

Mumbrú, técnico del cuadro vizcaíno, con muchos problemas para confeccionar un equipo competitivo

decoration

Sobre su rival de hoy, el entrenador de los hombres de negro lo calificó como «un buen equipo». «Tienen dos buenos bases, anotadores como Slaughter, un buen juego de pick&roll, buenos tiradores... Empezó titubeante, pero ha ido poco a poco cogiendo la filosofía de Fisac; con los cambios han mejorado la plantilla», señaló.

Compartir el artículo

stats