Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Katsikaris espera su Némesis

El entrenador griego, ahora dueño del banquillo del Unicaja Málaga, podría dejar fuera al Granca del Playoff en caso de que venza al Real Madrid | Fue despedido el pasado verano

Fotis Katsikaris, a la izquierda, da órdenes a sus jugadores con ostensibles aspavientos, durante el partido entre el Unicaja y Granca disputado en el Martín Carpena . | | ACB

Cuenta la mitología griega que Némesis representaba la deidad encargada de repartir justicia retributiva. Es decir, si se lleva a cabo un daño contra algo o alguien, este le volverá de forma proporcional. En términos más actualizados, lo que se suele usar como karma. «Si la haces, la pagas». Esto mismo deberá estar pensando Fotis Katsikaris, el último entrenador del Herbalife antes de la llegada de Porfi Fisac después de que al técnico heleno se le diera carpetazo después de un final de temporada con demasiadas turbulencias.

A Némesis también se le atribuía los poderes de repartir venganza. Si Katsikaris se empapó de las historias de sus raíces atenienses en la academia escolar, bien podrá estar esperando repartir venganza a su ex equipo.

Esta tarde, en el choque que tiene que resolver en su pabellón, el Martín Carpena, ante el Real Madrid, puede darle la estocada final al Herbalife en la lucha que ambos conjuntos mantienen por la octava plaza. Si el Unicaja dirigido por el de Níkea vence al conjunto de Pablo Laso, el Granca se quedará fuera de la lucha por el título y Fotis habrá consumado una venganza particular que podría «celebrar con una cervecita», como una vez contó en una rueda de prensa en el Arena tras sacar adelante un partido complicado.

Pero por qué tiene una espina clavada el griego con el Granca? Para entender el rechazo que tiene Katsikaris actualmente a todo lo que le recuerde al Herbalife hay que remontarse un año.

La entrega del sobre

El 25 de junio del año pasado, en el hall del Hotel Meliá Oceanic, el director deportivo del club por entonces, Berdi Pérez, junto al director ejecutivo, Juanra Marrero, se acercan a Fotis y le entregan un sobre en el que se le explica que el plazo vigente por el que podía renovársele automáticamente el contrato de 1+1 que habían firmado, ha expirado y que por tanto no van a ejecutar su renovación al no cumplir los objetivos marcados.

Todo ello ocurrió a menos de 48 horas de jugárse el último partido del grupo de la fase excepcional que la ACB organizó en L’Alquería (Valencia) para resolver el final de la pasada temporada y que de algún modo ejerció como una especie de Playoff ya que los 12 equipos implicados podían optar al título liguero. Ese choque enfrentaba al Granca con el Valencia y en caso de victoria insular, los claretianos pasaban a jugar la semifinal por la liga.

Dolido con la situación con la que se le comunicaron los plazos de expiración del contrato que ligaba a ambas partes y el trato frío que recibió el griego, hizo público su situación y ya planteó la posibilidad de denunciar al club porque tal y como entendía –y sigue creyendo– Katsikaris, la fase excepcional equivalía a un Playoff y que ante la irrupción del covid-19 y la cancelación de la liga regular, no había tenido opción de haber metido al equipo en la postemporada por las vías tradicionales.

El Herbalife claudicó en aquel último encuentro de grupo ante el Valencia (81-97) y supuso también la eliminación del Real Madrid para dar paso al San Pablo Burgos en las semifinales por el título en la fase excepcional 2020. Cosas de la vida o cuestiones del destino, es Pablo Laso quien también puede cobrarse una pequeña venganza con Katsikaris porque de haber ganado el Granca al Valencia, los blancos hubieran ido de la mano con los insulares a las semis.

Concluida la temporada pasada, Fotis se quedó en el limbo ya que las condiciones por las que Berdi Pérez le despedía, eran las mismas que tenía el director deportivo en su contrato para poder renovar. La entidad se quedó huérfana de dirigentes y hasta que Willy Villar resolvió su relación con el Estudiantes, mediante pago por desvincularse del club madrileño, al consejero de Deportes se le ocurrió la idea de proponer la continuidad de Katsikaris en el club, cuestión que no ocurrió ya que con Villar en el cargo, la llegada prevista de Fisac se certificó.

Fotis denunció al Granca, el pasado 11 de marzo se celebró el juicio y se resolvió a favor de la entidad claretiana. Pero el griego recurrió la sentencia al considerar que la jueza del caso interpretó estrictamente las condiciones sine qua non firmadas en el contrato sin atender la excepcionalidad surgida por la pandemia mundial. Unos hechos sin antecedentes en las relaciones laborales en el mundo del deporte.

Fotis: «Hay que jugar perfecto»

El técnico del Unicaja, el griego Fotis Katsikaris, trasladó ayer en la rueda de prensa previa al partido de esta tarde ante el Real Madrid, el último de la fase regular de la Liga Endesa, que ante los blancos tiene «un reto muy grande para el equipo» para intentar entrar en el Playoff. El técnico señaló que para ganar «hay que hacer un partido casi perfecto para tener opciones en los últimos minutos» porque el madrileño es un equipo que tiene «una base, mismo entrenador» y siempre «compite» y cuenta con jugadores «con mucha personalidad aparte de talento». «No tenemos que tener ninguna presión extra», añadió el técnico cajista, para quien hay que jugar con «mucha fe» y creer «como grupo», ya que el Real Madrid «defiende muy bien» y es uno de los «mejores equipos en defensa en Europa», concluyó el heleno. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats