Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Madrid - Herbalife Gran Canaria: La primera, en la frente (103-79)

El Herbalife cae ante el Real Madrid en el primer partido de la eliminatoria de cuartos de final y registra un nuevo récord negativo de puntos recibidos en el Playoff

Edy Taveres –22– tapona un intento de canasta de Olek Balcerowski en el primer partido de la eliminatoria entre el Real Madrid y el Granca, ayer en el WiZink Center . | | LOF

La primera del Playoff, directa a la frente del Herbalife. El Real Madrid se anota el 1-0 en la eliminatoria de cuartos de final de la Liga Endesa tras pasar por encima del conjunto insular (103-79). La superioridad del conjunto blanco quedó más que patente desde el primer cuarto, cuando el marcador reflejaba 34-11 después de un parcial 22-0 que practicamente finiquitaba el choque.

No sirvió de mucho que el Granca intentara remar en el tercer cuarto y consiguiera incluso ponerse a 14 puntos de diferencia (78-64), la sensación de que el Madrid tenía el toro por los cuernos quedó patente en todo momento. Solo basta con mirar un dato estadístico para vislumbrar las ganas de luchar en un partido. Los de Pablo Laso capturaron 49 rebotes, mientras que los hombres de Fisac se quedaron en 23, solo dos más que todos los rechaces ofensivos que cogieron los blancos...

Con siete jugadores merengues en dobles dígitos de puntuación: Causuer (10), Rudy (13), Tyus (13), Laprovittola (14), Poirier (14), Carroll (11) y Llull (14), fue una exhibición de poderío y músculo ante un rival endeble como fue el Gran Canaria ayer en Madrid.

Dio igual que el equipo local se presentara con dos bajas por covid-19 de última hora como Felipe Reyes y Alberto Abalde –a los que se les desea una pronta recuperación–, la diferencia entre los dos equipos es infinita. Tanta como para que el Herbalife registrara un nuevo récord negativo en su historia al encajar 103 puntos en un partido de Playoff y dejara atrás los 101 que encajó precisamente contra el mismo rival y en la misma serie en 2015.

Recurso y bofetón

El laboratorio de Víctor García salió a escena desde el primer balón al aire. Dejaron de existir las marcas fijas, presión a la subida de balón a cada canasta insular o rebote tras tiro fallado. Dimsa fue el encargado de lapear a Laprovittola para que el argentino se encontrara incómodo en la dirección. La palabra que más retumbaba en el inhóspito WiZink Center era switch (cambio en inglés). Todos entregados para intentar la machada en la Casa Blanca.

A pesar de la asfixia a la que estaba intentando someter el escolta lituano al base madridista, los kilates que atesora en sus dedos no tardaron en demostrar que si se va a marchar en verano de la disciplina madridista, al menos le van a echar de menos. En apenas minuto y medio anotó 9 puntos para abrir la primera brecha importante en el encuentro y firmar el 22-11. Tantos puntos llevaba el Granca como Lapro tras siete minutos disputados.

El espectáculo del sudamericano dejó helado al Herbalife, al que el aro se le encogió de tal manera como para que estuviera 6 minutos y 40 segundos sin anotar una sola canasta. Tiempo en el que el conjunto local aprovechó para encadenar un parcial 24-0. Hasta que Dimsa no volvió a anotar se pasó del 12-11 hasta el 36-13.

Y ya no era cuestión de que a la pólvora claretiana le pasara por encima una cascada para inutilizarla, sino que encima los de Laso parecían estar en un entrenamiento en el que le entraban casi todos los tiros que intentaban.

Si a todo el caudal ofensivo madridista encima le unes la permisividad arbitral, se convierte todavía más en una misión imposible. Si al mejor equipo de la liga regular, le dopas con el silbato, poca cuestión hay que hablar. Sin que sirva de excusa, pues ya el Real Madrid estaba siendo excesivamente superior al Granca en lo deportivo.

Necesitaba el equipo amarillo de 12 Shurnas para al menos dignificar el escudo en el partido. A un minuto de la conclusión de la primera parte del partido, el 14 se sentó en el banquillo y ya dejó claro su descontento con lo que estaba teniendo que ver en pista.

Cabreado no solo con el marcador, sino por la desidia de alguno de sus compañeros, John se marchó al túnel de vestuario con una diferencia de casi el doble: 56-30.

21

Playoff de la ACB: Real Madrid - Herbalife Gran Canaria LOF / Europa Press / Efe

Honrar la camiseta

La charla técnica en el descanso debió activar a la plantilla insular porque los 20 siguientes minutos la imagen fue bien distinta a la mostrada en la primera parte. No solo porque consiguió acortar la diferencia en puntos sino por el simple hecho de mostrar más coraje por la camiseta.

Tal fue la inyección de motivación e incluso la osadía de creer en una posible remontada, que la entrega de Andrew Albicy le hizo tomar una decisión no muy acertada en mitad de una jugada que acabó en canasta.

El francés después de un triple de Olek Balcerowski entendió que el polaco tenía que haberle hecho un bloqueo para que pudiera continuar a canasta. El enfado del galo fue tal que desistió en la siguiente defensa y se quedó clamando a los cuatro vientos que no jugaba más.

Fue sustuido inmediatamente y mientras se dirigía al banquillo el base pegó una patada a una de las sillas que la desplazó tres metros del impacto.

Fisac habló con él calurosamente y Albicy se sentó en el fondo del banquillo mostrando una actitud totalmente desconectada del partido. Un gesto feo con sus compañeros en un momento para disfrutar de la competición.

Los minutos del último cuarto no significaron más que otra cosa para dejar correr el tiempo y que pudieran sumar segundos en pista los menos habituales, tanto por parte del Real Madrid como del Herbalife.

Así, Rubén López De la Torre, que entraba en la convocatoria ayer en detrimento de Marcis Steinbergs y Javi López, pudieron comprobar lo que es el grado de competición que implica un Playoff de la Liga Endesa.

Ficha técnica:

103 - Real Madrid (34+22+22+25): Laprovittola (14), Carroll (11), Taylor (4), Tyus (13), Tavares (6) -quinteto inicial-, Poirier (14), Rudy Fernández (13), Causeur (10), Llull (14), Garuba (4), Vukcevic y Alocén.

79 - Herbalife Gran Canaria (11+19+34+15): Slaughter (12), Dimsa (9), Okoye (6), Costello (23), Balcerowski (3) -quinteto inicial-, Albicy (11), Diop, Beirán, Shurna (8), Stevic (5), Javier López (2) y Rubén López.

Árbitros: Fernando Calatrava, Sergio Manuel y Rubén Sánchez. Sin eliminados.

Incidencias: primer partido de los cuartos de final de la Liga Endesa, disputado en el WiZink Center (Palacio de los Deportes) de Madrid, sin espectadores por las medidas sanitarias contra la pandemia.

Antes del inicio del partido, el pívot del Real Madrid Walter Tavares recibió los premios al mejor jugador defensivo de la Liga Endesa y al miembro del mejor quinteto de la fase regular del campeonato.

Compartir el artículo

stats