Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moreno, porque no hay otro

El Cabildo no da el paso de destituir al presidente del Granca, mientras continúa buscando a su sustituto | El Consejo, emplazado a finales de julio para presentar la nueva plantilla

Enrique Moreno, presidente del Herbalife Gran Canaria, en imagen de archivo.

Enrique Moreno, presidente del Herbalife Gran Canaria, en imagen de archivo.

“Todo el mundo está tranquilo, parece que no hay sensación de crisis en un club que ha presentado un déficit de 1,8 millones de euros”. Desde la oposición de gobierno en el Cabildo insular resaltan el estado anestesiado que refleja el Consejo de Administración del CB Gran Canaria. Mientras, el presidente de la Fundación Canaria del Deporte, titular de la consejería homónima, Francisco Castellano, y por tanto responsable de la entidad claretiana, no termina de dar el paso de cesar a Enrique Moreno simplemente porque no hay otra persona que quiera asumir el cargo.

Celebrada la reunión ayer en las oficinas del Instituto Insular de Deportes del Estadio de Gran Canaria, las caras que fueron desfilando por la puerta de la habitación donde se celebró el cónclave no reflejaban una preocupación notoria con la modificación de crédito que se va a aprobar mañana en el Pleno del Cabildo para paliar la deuda que arrojó el club de baloncesto durante la temporada pasada. Todavía sigue reinando el optimismo.

Porque mientras haya dinero público que subsane las pérdidas económicas en la gestión de la sociedad anónima deportiva, las alarmas no parece que se activen de forma inmediata. El consejero ya ha manifestado su preocupación por tener que cubrir ese déficit cercano a los dos millones de euros, pero también ha podido cubrirlo porque no está ejecutado su plan deportivo y el presupuesto del año que viene en el Instituto Insular de Deportes (IID) apunta a otro recorte millonario.

Entre tanto, sin que Castellano se atreva a dejar vacante la presidencia hasta que encuentre a su sustituto, el casting continúa y Moreno aprovecha para aferrarse al cargo. La red de la cúspide del Cabildo ya no existe, la libertad de movimiento en la consejería de Deportes es total, pero tener que asumir de forma interina la presidencia es un coste bastante alto que nadie quiere asumir... por el momento.

Relación con Presidencia

La defensa que usa ahora Moreno pasaporque está gestionando una inyección económica directa con el Gobierno de Canarias, además de esperar otra desde el Consejo Superior de Deportes. Una «ayuda especial», que está en gestiones directas con el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, y que en un principio se va a destinar a un club de baloncesto que no ha gestionado bien su plan económico mientras el tejido empresarial se ha visto mermado durante toda la pandemia.

Cuestiones éticas a un lado. Moreno emplazó ayer al Consejo para una nueva fecha. Antes de que termine el mes de julio para presentar dos opciones. Mientras la consejería apunta a que Moreno va a solicitar una auditoría nueva para ver el estado del club, desde la oposición confirmaron que su intención es presentar el plan de la nueva plantilla deportiva para la próxima temporada.

Un equipo «al que le falta la firma de algunos jugadores» y con el que la parte de la oposición de gobierno ya ha alertado de las intenciones de la dirección deportiva del club. «Ya sabemos con qué agencia está trabajando en exceso, por lo que hemos solicitado en el Consejo una lista del gasto de los jugadores que usaron la pasada temporada», indican desde el Partido Popular.

De esta forma, y según el consejero del club, en la próxima reunión dispondrá del desglose pormenorizado del gasto que se ha emitido en la plantilla durante la temporada 2020-21, además de los fichajes que ya se han concretado para la próxima campaña, que según apuntan, proceden de la misma agencia –BeoBasket–.

Por lo pronto, tal y como se ha movido el club en el mercado, las incorporaciones que planean sobre el entorno claretiano residen en Nico Brussino, al que ya le han hecho una oferta y están a la espera de su respuesta; y la otra es la de Artem Pustovyi, quien descartó finalmente la propuesta del Unicaja y se decantó por la del Granca. Ambos jugadores pertenecen a la misma agencia.

Esto en medias de la situación que viven dos hombres que pertenecen a YouFirst, como Andrew Albicy y Stan Okoye, con los que el club no ha contactado y viven en el desconcierto de su futuro; al igual que Javier Beirán –pertenece a Juan Lasso–, a quien tampoco le han transmitido ninguna intención. Todo ello a 24 horas de cerrar la temporada.

Compartir el artículo

stats