Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeros retrasos en los pagos por falta de liquidez

El Cabildo inyecta 1,75 millones de euros para que el club tenga margen de maniobra

El consejero de Deportes del Cabildo, Francisco Castellano, junto al presidente del CB Gran Canaria, Enrique Moreno.

El consejero de Deportes del Cabildo, Francisco Castellano, junto al presidente del CB Gran Canaria, Enrique Moreno.

La mala gestión económica de la pasada temporada sigue pasando factura en las cuentas del CB Gran Canaria. Después de que el ejercicio de la campaña anterior arrojara un resultado negativo de 1.753.000 euros, el comienzo de la actual ha arrancado con los primeros retrasos en los pagos del cuerpo técnico y jugadores por la falta de liquidez en las arcas del club.

La inestabilidad financiera continúa presente en la entidad claretiana. Los números rojos que resultaron del ejercicio económico de la pasada temporada debido a la confección de un presupuesto para afrontar la temporada con más ilusión que realidad, han lanzado la primera bengala de auxilio con dirección al Instituto Insular de Deportes (IID).

La caja fuerte del Granca hasta hoy solo tenía telarañas. Ni una moneda con la que afrontar los compromisos salariales entre los miembros de la plantilla amarilla. La primera sensación de los jugadores ha sido de confusión, pero desde las altas instancias del club se han encargado de tranquilizarlos por una situación que no es ajena a las últimas temporadas.

Aprobación institucional

La Junta Rectora del IID aprobó el pasado miércoles 23 de junio el plan de presentar una semana después ante el Pleno de Gobierno del Cabildo un rescate económico al CB Gran Canaria para que no entrara en causa de disolución a través de una modificación de crédito extraordinario de los remanentes propios de la Consejería de Deportes con el que cubrir la deuda contraída por el club de 1,75 millones de euros.

De esta forma, aunque la modificación de crédito fue aprobada por el Cabildo el 30 de junio, la autorización para la transferencia económica por parte del área deportiva a la entidad no se produjo hasta ayer. La firma de los implicados se estampó en las cuentas bancarias para que los 1.753.000 euros lleguen a las cuentas del club –entre hoy o mañana– y de esta forma se puedan realizar los primeros pagos a jugadores y cuerpo técnico del club.

Normalmente los efectivos de la plantilla suelen acordar con la entidad que los pagos se reciban entre los días 2 y 5 del inicio de cada mes en el que concretan que se les realice el depósito monetario.

El ingreso por parte del Cabildo tras la modificación de crédito del IID llega entre hoy o mañana

decoration

Siempre y cuando teniendo en cuenta el reparto mensual al que pactan a la hora de firmar sus contratos. Es decir, algunos pueden acordar que cobren cada 15 días, otros cada mes, u otros incluso prefieren recibir el montante total de su salario en tan solo dos veces.

De esta forma, el Cabildo ya ha tenido que poner la primera piedra de la temporada. Una situación idéntica como la que tuvo que afrontar a comienzos de año, cuando se produjeron retrasos en los pagos de las nóminas de jugadores y entrenadores durante los meses de enero y febrero y como tuvo que confirmar el Consejero de Deportes del Cabildo.

«Tengo información por parte del presidente del club -Enrique Moreno- de que hay ligeros retrasos en el abono de las nóminas de los jugadores. Pero también quisiera agradecer la colaboración y la predisposición de los mismos para entender la situación difícil que se está produciendo, para todos en general. Estamos en aras de solucionarlo a la mayor brevedad posible. Reitero mi agradecimiento a su manera de gestionar estas semanas de retraso en el pago de sus nóminas, a las que tienen derechos como cualquier otro trabajador», trasladó Francisco Castellano en febrero de 2021.

Con la disposición económica del rescate financiero por parte del IID el club ya podrá empezar a distribuir el reparto salarial entre sus miembros. Todo ello a falta de cinco días de que arranque la competición liguera con la disputa del Fuenlabrada-Granca el domingo en el Fernando Martín (11.30 horas).

Una situación que por encima del compromiso y la profesionalidad de los jugadores, no es agrado de ninguna persona que se vincule con una empresa y por la que trabaja para darle un beneficio. El año pasado, durante el periodo de impagos en el mes de enero el equipo jugó 5 partidos en Liga Endesa y perdió cuatro –Valencia Basket, Iberostar (por entonces) Tenerife, Urbas Fuenlabrada (estos tres por encima de los 100 puntos) y Real Madrid–. Mientras que en la Eurocup perdió los tres primeros partidos del Top-16 frente al Mornar Bar, UNICS Kazan y MoraBanc Andorra. En febrero apenas hubo partidos por el parón copero y de Ventanas FIBA.

Compartir el artículo

stats