Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javi López Base canterano del Granca que afronta su primera temporada como profesional

«Porfi Fisac me pide todo lo que no se puede negociar»

Javi López, base del Granca |

Javi López pone el acento canario en la plantilla del Gran Canaria 2020-21. El base canterano estrena estatus de profesional en el curso que está a punto de arrancar. A pesar de la competencia en su puesto, no renuncia a pelear por tener un rol importante. Llega dispuesto a romper el ‘maleficio’ de los jugadores locales en el Granca.

Suponemos que mucha satisfacción por ser ya miembro de pleno derecho de la plantilla profesional del Gran Canaria, y a la vez una gran responsabilidad.

Sí, la verdad es que me siento muy contento e ilusionado con esta oportunidad que se me brinda. Jugar en la máxima categoría del baloncesto nacional exige mayor responsabilidad y más trabajo, pero estoy dispuesto a aceptar ese reto que ahora se me plantea en mi carrera deportiva.

¿Ha hablado el técnico Porfi Fisac con usted durante esta pretemporada? ¿Qué le ha trasladado el entrenador?

Hemos hablado y me ha transmitido confianza, ya desde el año pasado. Es algo de agradecer. Me pide que sea yo mismo, que sea intenso, que tenga buena actitud, que trabaje. Me pide lo que no se puede negociar, así que muy bien.

¿Cómo se ha visto durante la pretemporada?

Bien. Ha sido una pretemporada con mucho trabajo para ponernos finos y que la puesta a punto de cara al primer partido -este domingo en Fuenlabrada- sea la mejor. Tanto mis compañeros como yo hemos aprendido mucho y esto nos vale, creo y espero, para iniciar bien la nueva temporada.

En su posición de base va a tener mucha competencia, con Andrew Albicy, Chris Kramer, A.J. Slaughter... ¿Va a ser complicado ganarse los minutos?

Los minutos te los ganas entrenado. Es verdad que hay jugadores en mi posición de grandísimo nivel, con mucha calidad y experiencia. Intento aprovecharme de eso para aprender lo máximo posible de ellos en los entrenamientos para hacerme mi hueco. Intento sacar provecho de esa competitividad que hay en los entrenos.

Debut el domingo en la Liga Endesa en la cancha del Fuenlabrada. ¿Cómo llega el equipo a ese estreno?

Con muchas ganas e ilusión después de una pretemporada intensa, con partidos amistosos donde pienso que no conseguimos plasmar realmente nuestro ritmo real de juego, nuestra verdadera identidad. Tenemos ganas de redimirnos y empezar con buen pie la competición, con buena energía y actitud, que es lo que el entrenador nos pide.

Tras las salidas de Olek Balcerowski, cedido al KK Mega serbio, de Jovan Kljajic, a préstamo en el BC Prienai de Lituania, y la marcha de Jean Montero, ahora quedan usted y Khalifa Diop como referentes de la cantera en la plantilla profesional. ¿Le ha sorprendido sus salidas del club?

Al final son decisiones del club y de los propios jugadores, y no entro mucho ahí. Deseo que les vaya lo mejor posible a todos ellos, porque tengo una muy buena relación con todos. Me alegro de que hayan encontrado sitios donde, en teoría, van a contar con minutos. Los que nos quedamos, igual, muy contentos de poder vestir la camiseta del Granca y con ganas de empezar para ver cómo nos va la temporada.

Parece que existe un maleficio con los jugadores de la tierra en el primer equipo del Granca; ninguno llega a cuajar. ¿A qué cree que se debe?

La verdad es que no lo sé. No pienso en eso, pienso solo en trabajar. Creo que el club hace un gran trabajo para brindar a un montón de canteranos la oportunidad de estar en el primer equipo. Luego nosotros somos los que tenemos que demostrar con el trabajo diario que valemos para estar ahí, de demostrar que somos capaces de jugar al máximo nivel. Al final, los responsables de la parcela deportiva toman la decisión y, normalmente, de forma acertada, porque tienen experiencia. A partir de ahí, siempre hay que tener un poco de suerte y todo lo demás, pero el trabajo pone a cada uno en su sitio.

La pasada campaña, Fabio Santana, el base formado en la cantera que volvió después de su periplo en la Península, no contó con demasiadas oportunidades. Suponemos que la premisa en su caso es trabajar duro para ir adquiriendo un rol importante en la plantilla.

No me gustan las comparaciones, ni eso de cubrir vacantes que dejan otros. Con todo el respeto a Fabio, al que le tengo un enorme cariño personal porque lo conozco desde pequeño; nuestra amistad viene desde hace mucho tiempo, no sólo de la temporada pasada. Somos jugadores distintos. Soy joven y tengo ambición, ganas de competir y de luchar por un puesto, aunque esté complicado. Ganas y ambición no me faltan para hacerme con un hueco.

«El técnico me ha dicho que sea yo mismo, que sea intenso, que tenga buena actitud y trabajo»

decoration

En la línea de salida de este nuevo curso, ¿qué objetivos se marca este Gran Canaria?

Al final el objetivo es competir a diario. La Liga Endesa es muy competitiva. Además de los que ya existían, han llegado muchos jugadores con talento. Debemos ser conscientes de que no somos ni menos ni más que nadie. A partir de ahí, trabajar e ilusionarse con poder llegar al Playoff, a la Copa del Rey y demás. Pero hay que ir partido a partido. Y empezamos el domingo en Fuenlabrada, que va a ser un encuentro muy duro.

Y luego, el miércoles, el Barça en el Arena. Su debut como profesional en casa, ante una grande y con la afición presente.

Tengo muchas ganas, más que nada por el público. Venimos de un año muy atípico. En el Playoff contra el Madrid ya tuvimos la ocasión de disfrutar un poquito de nuestra afición. Mejor imposible poder empezar el miércoles que viene ante un grande como el Barça y tener el estímulo del público. Pero antes tenemos partido en Fuenlabrada y no queremos pensar más allá.

A pesar de que ya ha debutado en el primer equipo, el hacerlo como profesional debe ser una sensación especial para usted en lo personal.

Cada vez que me pongo la camiseta del Granca, sea cual sea la circunstancia, me produce una ilusión increíble. Soy de aquí y siempre sueñas con jugar en el primer equipo. Ya estoy con ellos, me siento uno más y ahora tengo ganas de demostrar. Estoy muy agradecido por esta gran oportunidad.

La pasada campaña, en los comienzos y casi hasta el ecuador de la misma, el equipo no rindió al nivel esperado y hubo problemas de todo tipo. Luego se consiguió revertir la situación para alcanzar el Playoff por el título y la semifinal de la Eurocup. ¿Es esa la línea a seguir, la del final del pasado curso?

No le puedo hablar de la primera parte de la temporada pasada porque no estaba muy metido en la dinámica del primer equipo. Pero sí que es verdad que en la segunda parte, donde ya pude estar más tiempo con ellos, la línea de trabajo fue muy buena, la misma que estoy viendo ahora durante toda esta pretemporada. Veo a la gente con mucha predisposición, con ganas de entrenar, de escuchar lo que nos dicen los entrenadores. Sí, pienso que esa es la línea a seguir, el estar todos a una para conseguir buenos resultados, que es lo que realmente queremos.

¿En qué ha notado su salto al profesionalismo, existen muchas diferencias?

Cuando haces lo que te gusta, se te hace menos complicado dar ese salto. Existe mucha más exigencia, debes intentar estar todos los días al máximo nivel para demostrar a los compañeros y al entrenador que estás por y para el equipo. Hay más exigencias, pero las asumes y te gusta, porque conlleva más responsabilidad y mayor visibilidad, y eso es algo que nos gusta a todos.

En su aterrizaje en el primer equipo, ¿se está sintiendo arropado por los veteranos y por el vestuario en general?

Sí, mucho. Además de un grupo muy bueno en la cancha, también lo es fuera de ella, en lo personal. Estoy muy agradecido por el recibimiento que me han dado todos los integrantes de la plantilla, de cómo me tratan, cómo me dan confianza siendo un jugador joven, diciéndome lo que debo hacer. Me cuidan y me miman, y estoy muy contento de eso.

Compartir el artículo

stats