Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pustovyi ve la luz

El pívot se topa con el Barça, su exequipo, como el hombre más valorado del Granca

Artem Pustovyi, pívot del Gran Canaria, sostiene el balón presionado por Sean Armand (izq.) y Kyle Alexander (dcha.), jugadores del Fuenlabrada. | | ACB PHOTO / A. PACHECO

El pasado curso, cuando el CB Gran Canaria andaba en crisis, metido en una remodelación de su plantilla en plena temporada, lo intentó. Willy Villar, director deportivo del club claretiano, preguntó a los agentes de Artem Pustovyi (Sofiivka, Ucrania, 1992) por su situación en el Barça. El motivo: reforzar el juego interior amarillo. Aquello no fructificó, en parte por las ganas del pívot ucraniano de tener un impacto mayor en los planes del técnico Sarunas Jasikevicius. Y es que justo en esas semanas, Pustovyi había firmado sus mejores días como azulgrana para recordar su tiempo de dominio en el Obradoiro.

Ahora Pustovyi, unos meses después de aquel intento del Granca por cazarle, se erige como uno de los elementos clave del nuevo proyecto del conjunto grancanario. En su primer día en la oficina firmó 13 puntos –sin fallo en el tiro con 3/3–, nueve rebotes y cuatro tapones. En total, 26 de valoración y un +/- de 12. Nadie en el conjunto de Porfi Fisac llegó a esas cifras. De esta manera, el gigante ucraniano se quedó a solo cuatro dígitos de su tope histórico en Liga Endesa: 30 de valoración frente al Real Betis en enero de 2018, hace más de tres años.

«Me siento bien, tengo muchos minutos y juego mucho. Estoy feliz de que el entrenador confíe en mí, y por poder ayudar al equipo a ganar. Mis compañeros me ayudan a mejorar en los entrenamientos y me siento feliz y cómodo aquí», apuntó Pustovyi en declaraciones ofrecidas por el club amarillo.

Con el Barça, Pustovyi nunca gozó de unos números como estos. Y eso que la temporada pasada con Jasikevicius fue un elemento más partícipe en la rotación azulgrana, sobre todo en el torneo doméstico. En noviembre de 2020 completó su mejor partido con el Barça: 18 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias para sumar 23 de valoración. Fue su tope con el equipo catalán.

La carrera de Artem Pustovyi no ha sido precisamente sencilla en sus últimos años. Antes de la llegada del técnico lituano, el pívot se pasó prácticamente un año en blanco. Con Svetislav Pesic en la banda, Pustovyi nunca encontró protagonismo. En la segunda temporada del serbio en el banquillo (2019-2020), el ex del Obradoiro solo jugó ocho partidos –siete de Liga Endesa y uno de Euroliga–. En total, 62 minutos.

Su cambio de rol con la llegada de Jasikevicius fue notable, pero tampoco lo suficiente como para despegar en un lugar como el Palau. En total, 36 encuentros –21 de Liga Endesa y 15 de Euroliga–. Una evolución positiva que no le valió para seguir de azulgrana. En Gran Canaria está ante su gran oportunidad de volver a ser ese jugador. Su próxima parada, mañana ante el Barça (20.30 horas, #Vamos). Todo un día para reivindicarse.

«Es un gran equipo. Debemos estar concentrados los cuarenta minutos en pista, y trabajar duro en ataque y defensa. Debemos mostrar nuestra mejor cara, pelear mucho contra ellos. Debemos pelear para evitar que nos ganen fácil», sentenció el ucraniano.

Todo con el aliento del público –los abonados todavía no han agotado las entradas disponibles– en el primer partido en casa del curso. «Espero que la afición venga y nos apoye el miércoles porque es un partido muy importante. Estoy seguro de que la gente echa de menos partidos así y vendrán con energía para apoyarnos».

Compartir el artículo

stats