Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

«Por cuatro perras es mejor no firmar un patrocinio»

Antonio Morales descarta un contrato barato para publicitarse en la camiseta del Granca, y media entre Castellano y Moreno

Dylan Ennis, presionado por un rival en un lance del choque Gran Canaria-Barça del pasado miércoles. | | ANDRÉS CRUZ

Cumbre entre el Cabildo y la cúpula del Gran Canaria de baloncesto para calmar las aguas. El presidente del Cabildo, Antonio Morales, reconoció ayer en el pleno insular que esta semana habían celebrado una reunión, y que había pedido rebajar la tensión entre el consejero de Deportes, Francisco Castellano, y el presidente del club, Enrique Moreno, para que no afectara al trabajo interno. Morales insistió en que «por cuatro perras es mejor no poner nombre a la camiseta del Gran Canaria», en alusión a la búsqueda de un patrocinador principal y ante la oferta realizada por Lopesan de en torno a los 300.000 euros.

Las discrepancias entre Francisco Castellano y Enrique Moreno son visibles, y ya no se tapan. Pero, de momento, el presidente del Granca sigue ocupando el puesto, a pesar de que el consejero insular ha puesto en duda su continuidad en distintas ocasiones.

El consejero en la oposición en el Cabildo por el Partido Popular, Marco Aurelio Pérez, recordó en este sentido que el último año se había cerrado con una deuda de 1,7 millones de euros, a la que debe hacer frente la institución insular como dueño. Todo ello, añadió, «por una gestión desastrosa».

Antonio Morales, al ser preguntado si tenía pensado algún cambio de modelo para reconducir la situación, reconoció las discrepancias internas. Y apuntó que hacía dos días había mantenido una reunión, después de que se hicieran visible otra vez las discrepancias entre Castellano y Moreno. «Las relaciones personales quedan en la calle, pero para adentro debe haber trabajo».

Antonio Morales recordó que el Cabildo asumió el control del club para evitar su desaparición, y que sigue siendo un referente. Pero señaló que la situación externa también ha marcado la realidad económica del último año de la entidad deportiva. «Ahora toca remar juntos», añadió. Y admitió que es un mal momento para encontrar un patrocinador principal por la crisis económica, y después de que este año se acabara el acuerdo con Herbalife. Pero insistió en que «por cuatro perras es mejor no poner nombre a la camiseta del Gran Canaria», cerrando la puerta a algún intento de última hora.

Compartir el artículo

stats