Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

Kramer se viste de héroe en el Granca (79-80 ante el Unicaja)

El estadounidense logra una canasta sobre la bocina para acabar con el Unicaja

23

Liga Endesa. Partido Unicaja - CB Gran Canaria

Hay días que las cosas están para ti. Hoy fue uno de esos días para el CB Gran Canaria. Lo tenía todo para perder y ganó. Y de qué manera. ¿Cuántas veces podría clavar Chris Kramer una canasta como la que le dio el partido al equipo amarillo? ¿Cuántas probabilidades de éxito tendría si se repitiera esa acción en cualquier otro duelo? Probablemente, no muchas. Pero eso, con el triunfo en el bolsillo, importa menos, casi nada. Al menos, de momento.

Salió Kramer a defender en el último minuto y acabó con una canasta ganadora en Málaga para que el equipo de Porfi Fisac sume su segunda victoria del curso (79-80). Recibió un balón envenenado de AJ Slaughter, que llevaba todas las papeletas para ser el protagonista de esa acción. Botó y botó para meterse entre dos rivales y, cuando la bocina estaba a punto de sonar, cuando parecía que el lío ya estaba hecho, con Michael Eric delante, soltó una bomba que enmudeció al Martín Carpena. Listo. Balón dentro y victoria. Sí, el día estaba para el Granca.

Y eso que se complicó el partido de una manera terrible. Se le escurrió, pero Norris Cole, solo unos segundos antes del momento de gracia de Chris Kramer, erró un lanzamiento que mataba al Gran Canaria, que dominó la primera parte antes de que Unicaja, al ritmo de Jaime Fernández, cambiara el sentido del marcador.

Para llegar hasta ahí, el Granca hizo un ejercicio de fe. No se dejó ir, no mandó el partido al limbo y se agarró a él. Una actitud esencial para entender por qué pudo entrar ese tiro de Chris Kramer. El Gran Canaria avanza con victorias, aunque todavía le queden muchas cosas para encontrar la estabilidad: desde ese complejo espacio de Ilimane Diop en el 'cuatro' a los tiros al aire de Dylan Ennis o AJ Slaughter.

Unicaja - CB Gran Canaria LP / DLP

Probó de entrada Fisac con un quinteto que pronto se le tornó con los problemas físico de Ilimane Diop. El otro Diop, Khalifa, salió con ganas de demostrar que lo suyo esta temporada no van a ser minutos residuales: cinco de los siete primeros puntos del Gran Canaria fueron suyos (4-7, min. 3). El equipo grancanario tenía la suficiente paciencia para mover bien el balón y encontrar situaciones de canasta claras. Como el que encontró Shurna para que el Granca doblase a Unicaja (6-12, min. 5).

Apretó Unicaja, pero el Gran Canaria fue capaz de mantener el listón y su posición en el arranque del partido. Entre Slaughter y la pillería de Salvó, el conjunto grancanario anduvo fino. Correcto, sin florituras, con el tesón para acabar el primer cuarto cinco puntos arriba, con el peligro de un Yannick Nzosa que prendió el Martín Carpena con un mate salvaje ante Artem Pustovyi (15-20).

Con un 0-4 se presentó el Granca en el segundo acto. Y ahí contrarrestó pronto Unicaja, con Tim Abromaitis complicándole el día a Ilimane Diop, que sigue su lenta transición al cuatro, donde hombres tan versátiles como el ex del Iberostar le complican el día (19-24, min.18). El partido ahí se empezó a embarrar. Se volvió tedioso, lento, pesado.

Mientras, Jaime Fernández emulsionaba. El Granca tenía un problema serio en el triple y Unicaja iba dándole pequeños bocados al trecho de hasta nueve puntos que se había labrado el conjunto amarillo. Axel Bouteille se unió al levantamiento que inició el base madrileño y el Gran Canaria se quedó con una ventaja nimia (32-34 min. 18). En el último minuto, Slaughter le dio un par de puntos más antes de que Kramer confirmara que no era el día del Granca en el triple: 1/9, o lo que es lo mismo, un 11%.

Un dato terrible a mejorar en la segunda mitad que no evitó que el Granca mandase en el partido durante más de 18 minutos antes del descanso. La racha se alargó hasta los dos primeros minutos de la segunda mitad justo cuando Unicaja empató el choque (40-40, min. 22). Era el primer momento serio de reacción para el Gran Canaria y lo tuvo: 0-5 de parcial.

Pero el día iba a ser más largo: despegarse era imposible. La respuesta, casi de inmediato con un parcial local idéntico. De nuevo, la historia estaba igualada (45-45, min. 24). El Granca no se veía sobrepasado en el marcador hasta que el triple, ese que se le negaba al equipo amarillo, espoleó al Unicaja para hacer estallar al Carpena. Primero, Bouteille; después, Alberto Díaz. Y Nzosa remató la faena (54-52, min. 27). Fisac tenía que pararlo.

El idilio de Unicaja con el triple no se perdió: Jaime Fernández sumó el 4/4 desde el 6,75 en el inicio del cuarto (57-52, min. 28) y Fisac se desesperó hasta la técnica. El Granca iba camino de la frustración, apurado en ataque y ansioso en defensa. Solo Salvó, con los primeros minutos de Andrew Albicy en pista en la temporada, era capaz de poner sentido en el conjunto amarillo. Sus puntos le valieron al Granca para no hundirse antes del último cuarto (62-57).

Siguió el Granca agarrado a la cintura de Salvó como si fuera en una moto. Sus manos y las de Brussino, que reventó el aro en un mate que opositará a una de las jugadas del año, dejaron al Granca a un punto (64-63, min. 32). Y ahí le aparecieron los líos a AJ Slaughter, incapaz de tomarle el punto al partido. Llegó un parcilal de 5-0 que encendió las alarmas de un Granca que encontró en un robo de Dylan Ennis agua en el desierto.

Como cuando Slaughter sacó un 2+1 que volvía a poner al Gran Canaria al mando. La tensión reventó. Jugada a jugada, bote a bote, pase a pase. Ahí estaba el partido. Un partido que se cerró con la aparición de un hombre que no está muy acostumbrado a esas acciones. Pero hoy estaba para Kramer; hoy estaba para el Granca.

Ficha técnica:

79- Unicaja (15+19+28+17): Jaime Fernández (18), Norris Cole (14), Bouteille (16), Barreiro (0), Eric (10) -quinteto inicial-. Alberto Díaz (3), Abromaitis (11), Alonso (3) Nzosa (2) y Rubén Guerrero (-).

80 - Gran Canaria (20+18+19+23): Kramer (2), Ilimane Diop (2), AJ Slaughter (16), Brussino (8), Shurna (10)-quinteto inicial- Albicy (0), Khalifa Diop (11), Miquel Salvó (14), López (0), Pustovyi (10), Ennis (5), Stevic (2).

Árbitros: Antonio Conde, Arnau Padrós y Fabio Fernández.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 3 de la Liga Endesa, disputado en el Pabellón José María Martín Carpena ante 2.905 espectadores.

Compartir el artículo

stats