Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fisac entrega el derbi (Lenovo Tenerife 98-89 Gran Canaria)

El cuadro aurinegro suma su cuarta victoria consecutiva ante el Granca gracias a un Shermadini imperial en el último cuarto | Víctor García termina el partido por la auto-expulsión de Porfirio

46

Derbi del baloncesto canario: Lenovo Tenerife - CB Gran Canaria

Dada la actuación de Porfirio Fisac en los 29 minutos que dirigió al Granca, se puede decir que no quiso comandar a su equipo en los instantes finales del derbi regional, que vuelve a caer en manos del Lenovo Tenerife por cuarta vez consecutiva (98-89). Extraña actitud forzando la segunda técnica, dado el partidazo que se vivió en el Santiago Martín, con un juego espectacular por parte de los dos contendientes y que finalmente el dominio de Gio Shermadini, con 12 puntos y 5 rebotes en el último cuarto (de sus 25 y 10 totales), decantó la balanza para el conjunto aurinegro.

La tercera posición que estaba en juego entre los dos representantes de la canasta en las Islas, por lo tanto, queda en manos del CB Canarias, que da un paso más de gigantes en su carrera hacia la Copa del Rey, objetjivo que comparte con el cuadro claretiano y que permanece latente, con ocho triunfos para los tinerfeños, por siete de los amarillos.

Comenzó precioso el encuentro, digno de lo que se preveía durante la semana, con los dos equipos brillando con luz propia tanto en la competición doméstica como en sus respectivos torneos europeos. Cada uno de los dos titanes de la canasta en Canarias sacando a relucir sus armas. El Granca corriendo como descosidos para transiciones rápidas, mientras el conjunto tinerfeño hacía lo propio desde el ataque estático, afianzándose como el mejor equipo de la Liga Endesa en estas lindes con un promedio de 62 puntos por encuentro.

Solo en el primer cuarto salió a relucir la puntería de los dos contendientes en la larga distancia. Los de Fisac no erraron ninguno de sus tres triples, mientras que el Lenovo comandó el tanteador en los primeros diez minutos (23-21) gracias a sus 5 de 9 en tiros exteriores.

Tanto se estaban gustando los aurinegros desde más allá del arco que continuaron sacando sus obuses tras la reanudación. Tres triples consecutivos (dos seguidos de Doornekamp, su tercero, más otro de Fitipaldo) prácticamente desde las faldas del Teide abrieron la primera brecha considerable en el luminoso: 32-23. Fisac comenzó a ponerse nervioso, pidió tiempo muerto y le fue a comer la oreja a Pérez Pérez para intentar poner picante al trío arbitral.

La paciencia le aguantó al colegiado principal 15 minutos. Ahí le llegó la primera técnica al técnico segoviano, que comenzaba a gesticular y protestar en demasía, reflejo de la deriva momentánea de sus jugadores, sostenidos por el estado de trance de AJ Slaughter, autor de 17 puntos en la primera parte del choque (20 en total). En esas, los de casa ya coqueteaban con poner la puntilla y alcanzaba la decena a favor.

Sin embargo, no contaba Vidorreta con la vuelta al ruedo de Oliver Stevic, que apareció en el Santiago Martín como un mesías tras superar el covid para arengar a los suyos y como un picapedrero profesional, catapultó al Granca para darle la vuelta a la tortilla, controlar a Shermadini y allanar el camino hasta el 48-48 con el que se llegó al descanso.

Ambiente magmático

Con la solidaridad por La Palma invadiendo la atmósfera del recinto lagunero, los doce guerreros por cada bando honraban el ambiente que se había creado en las gradas. “Nos encanta jugar partidos con esta atmósfera, con la cancha llena, entendemos lo que es un derbi”, trasladaba AJ a la entrevista flash en micros de Movistar; mientras que Aaron Doornekamp trasladaba que la opción para poder llevarse el encuentro pasaba por “defender más”, ya que para el canadiense encajar “48 puntos es una locura”.

Toda la efervescencia de puntos que cayeron en el saco durante los primeros cuartos parecía diluirse dada la bajada de ritmo que emprendió el derbi. A pesar de echar el freno, los puntos desde la línea de tiros libres mantuvo un tanteador alto antes de entrar en el último episodio (66-67).

Un cuarto final que tuvo que comandar Víctor García después de que Fisac se montara su película personal y fuera eliminado tras acumular su segunda técnica, después de estar martirizando a Pérez Pérez con constantes quejas --y que seguramente cuando fue expulsado fue cuando menos se lo merecía-. Así, salió al paso el entrenador que consiguió el último triunfo claretiano en el Santiago Martín, en 2019.

Pero no pudo repetir la gesta el técnico grancanario, que se vio superado en la lectura de juego por su homólogo en el banquillo rival. No encontró la tecla adecuada con la que frenar la avalancha de Gio Shermadini en el último cuarto. El georgiano sumó 12 puntos y capturó 5 rebotes a su antojo sin que Khalifa, ni el eliminado Pustovyi, ni Ilimane actuando de 5 en los compases finales, consiguieran amedrentarle. Stevic, que había estado espléndido antes del descanso y sabiendo cómo bailar con Gio, no sumó un solo segundo mientras veía como la victoria se escapaba.

Shurna con 13 puntos en el último periodo (19 en total) intentó hasta el último suspiro volver a ganar un choque ante el máximo rival regional. Coraje inconmesurable de un jugador que estaba tocado hace una semana y que es santo y seña de la escuadra insular en las últimas campañas. Aun así, no pudo hacer nada ante la sangría tinerfeña, que suma su cuarto derbi consecutivo dominando al Granca (98-89).

Ficha técnica:

98 - Lenovo Tenerife (23+25+18+32): Fitipaldo (12), Salin (12), Doornekamp (12), Wiltjer (12), Guerra (2) –inicial-, Huertas (10), Sulejmanovic (4), Rodríguez (1), Sastre (8), Shermadini (25) y Borg (-).

89 - Gran Canaria (21+27+19+22): Kramer (9), Slaughter (20), Ennis (12), Ilimane Diop (8), Pustovyi (8) –inicial-, Salvó (5), Stevic (6), López (-), Khalifa Diop (2) y Shurna (19).

Árbitros: Pérez Pérez, Castillo y Fernández. Señalaron técnica al entrenador del Gran Canaria, Porfirio Fisac (min.15) y al entrenador del Lenovo Tenerife, Txus Vidorreta (min.27), y una segunda técnica a Fisac (min.30), por lo que fue descalificado.

Incidencias: partido disputado en el Pabellón de Deportes Santiago Martín. El Lenovo Tenerife vistió de verde en apoyo a La Palma. Antes de iniciarse el choque, exjugadores palmeros que militaron en el CB Canarias recibieron un emocionante reconocimiento de los aficionados. Los exjugadores portaron una pancarta de apoyo a la "Isla Bonita".

Compartir el artículo

stats