Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Selección Española Miquel Salvó Alero de la selección y del CB Gran Canaria

«El Granca es el protagonista para que yo esté con España»

El Granca estará representado con el alero Miquel Salvó en el partido de clasificación del Mundial 2023 el viernes contra Macedonia

Miquel Salvó, alero de la selección española y del CB Gran Canaria. | | FEB

España debuta en la fase de clasificación del Mundial 2023 el viernes contra Macedonia (18.30 horas) y ahí estará otra vez representado el Granca con una cara.

¿Cómo le llega esta cita con España?

Muy bien, contento, orgulloso y disfrutando muchísimo de la experiencia y del grupo. El año pasado ya vine para una convocatoria y esta vez ya conozco al grupo, aunque hay nuevos jugadores. En definitiva, contento e ilusionado.

¿Sabe igual que la primera vez que te llaman?

Es mi segunda vez, así que vengo con la misma ilusión que en la primera. Y en las próximas, si me llaman, vendré igual. Hay jugadores aquí con muchas convocatorias así que entre todos te van ayudando.

Nervioso ya no se pondrá, ¿no?

Eso ya no. Al final ya son muchos años en este mundo y todo se resume en baloncesto. Responsabilidad sí, pero nervios no tengo. Hay mucho trabajo detrás para llegar a estas experiencias así que solo puedo estar contento.

Le llega en un gran momento de forma esta ‘ventana FIBA’...

Sí, muy contento con el equipo. A nivel individual me están saliendo bien las cosas, pero soy consciente, como ha dicho Porfi Fisac alguna vez, de que tengo mucho recorrido y cosas a mejorar. Esto es un premio al camino que estoy recorriendo, pero me queda mucho más por dar.

"No estoy aquí para demostrar, eso ya lo hacemos cada semana, estoy para ayudar al equipo»

decoration

¿Qué culpa tiene el ecosistema que ha creado el Granca para que usted repita con la selección?

Muchísima. El Granca es el principal protagonista para que yo vuelva aquí. Tengo que agradecerlo a todos en el club: compañeros, cuerpo técnico, afición... La familia del Granca es partícipe de que yo esté con España. Estoy muy adaptado al club y a la isla. El buen juego del equipo te da experiencias como estar con la selección.

Le escuché a Iago Aspas, delantero del Celta, que cada vez que iba con España arrasaba con todo lo que le dejaran llevarse por si era la última vez que lo llamaban. Usted cómo lo encara, ¿como si fuera la última vez o como el inicio de un largo recorrido?

De ambas formas. Es una experiencia que tomo con ilusión. Estoy aquí no para demostrar, porque eso lo hacemos durante cada semana, pero sí para disfrutar y ayudar al equipo. Estamos representando a muchas personas, muchos jugadores, así que solo queda trabajo y más trabajo.

¿Cuando se ve enfundado con la camiseta de España, con todo lo que le ha costado llegar, ¿qué piensa?

Que todo se puede. Que a base de trabajo, constancia y creer se logran las cosas. No solo por esta experiencia sino por mi día a día: llegar a ACB, consolidarme, ganar títulos, estar en un equipo como el Granca... Pienso en ese trabajo que hay detrás y a las personas que le tengo que agradecer este viaje, que no es tan habitual. Eso me ha dado el privilegio de conocer a muchas personas que me han ayudado. Es agradecimiento.

¿Cómo es vivir esta experiencia con Oriol Paulí, uno de sus mejores amigos?

Lo tengo aquí al lado, siempre muy juntos, en la habitación también. Somos amigos desde muy pequeños, veraneábamos muchas veces juntos. Es especial vivirlo con él.

Se habla de La Familia, como se ha denominado a la selección cuando llegan los grandes torneos. ¿Esta selección que compite en las ventanas es también una familia?

Sí. El sentimiento de unidad y de familia está, nos lo han inculcado los que llevan más tiempo. Estamos aquí para luchar por una cosa mayor. Que nosotros no vayamos a Mundiales o Europeos no significa que no nos sentamos partícipes de sus éxitos. Así nos lo ha dicho Sergio Scariolo y así nos lo tomamos. Ese sentimiento se respira desde el primer día.

En las familias siempre hay bromas, piques y demás. ¿Le ha tocado aguantar alguna de Joan Sastre o Fran Guerra después de lo que pasó en el derbi?

Sí, sí... Son muy buena gente. Ya hemos tenido alguna bromita. Le recordé a Fran la que falló solo bajo el aro, pero me recordó quién ganó el partido, así que me tuve que callar un poco [Se ríe].

¿Ya hablaron de qué ocurrió en esos minutos finales en Tenerife para que se fuera el partido del todo?

Habrá tiempo cuando volvamos. Fueron mejores en los minutos finales y hay que reconocerlo. Somos conscientes de los errores que tuvimos, pero también hicimos muchas cosas bien. Daremos guerra y veremos otro tipo de partido en el Arena cuando toque. Ya tenemos ganas de revancha.

El grupo de España tiene trampa. Empiezan el viernes contra Macedonia, después toca la Georgia de Shermadini y en la próxima cita, Ucrania con Pustovyi.

Es un grupo fuerte, muy fuerte. Georgia tiene a Shermadini y a ver qué pasa con Shengelia. Somos conscientes de la dificultad del grupo. Estamos concentrados y preparados para estos dos partidos. Lo que está claro es que tenemos un gran sentido de la responsabilidad que implican todos estos partidos.

Compartir el artículo

stats