Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

El renacimiento de Ferrari

El ex de Manresa y Granca, que anunció su retirada, ha vuelto a las pistas en EEUU

Ferrari, a la derecha, celebra la victoria de su equipo en la G-League NBA

Granca y Manresa se topan el domingo (16.00 horas). El último hombre en vestir esas dos camisetas fue Frankie Ferrari, que ha pasado de la jubilación anticipada a un renacer prometedor. 

«Frankie Ferrari ha pedido a los responsables del Brose Bamberg que rescindan su contrato. Terminará su carrera con efecto inmediato por motivos de salud. El Brose ha cumplido con la solicitud y le desea a Ferrari todo lo mejor para el futuro. El joven de 25 años ya se ha despedido del equipo y está de camino de regreso a Estados Unidos».

Este fragmento es parte del comunicado con el que el Brose Basket, equipo de la Bundesliga, un habitual en las competiciones europeas, anunciaba el adiós de Frankie Ferrari solo un mes después de llegar a Alemania. Una despedida del equipo, pero también de las canchas, acosado por las lesiones y sin entusiasmo ya por el deporte que amaba. En aquel último capítulo, Ferrari solo pudo jugar tres encuentros.

Era el momento de parar y volver a empezar. Regresó a su California natal y se asentó en San Francisco, el lugar donde se hizo un nombre como jugador tras pulir su talento en los Dons de la liga universitaria. Y miró al futuro. Ahora, unos meses después de aquella decisión de colgar las zapatillas, Ferrari, exjugador de BAXI Manresa y CB Gran Canaria, ha vuelto a las pistas. Y no de cualquier manera: en la G-League con los Santa Cruz Warriors, el equipo asociado de Golden State en la liga de desarrollo estadounidense.

Pedro Martínez como mentor

Una oportunidad para volver a sentirse jugador, aunque su cabeza ya tenía trazados otros planes. «Estuve con él en noviembre. Fui a visitarlo en San Francisco y estaba enfocado en ser entrenador. Era lo que tenía en la cabeza», concreta Gerard Darnés, su representante en Europa. Tan claro lo tenía que las charlas con Pedro Martínez, su técnico en Manresa, han sido habituales durante todos estos meses. «Sé que hablan de mil historias de baloncesto, de jugadas, congeniaron mucho. Siempre se llevaron bien y se entendían como jugador y entrenador, algo que es importantísimo», sentencia Darnés.

«Estaba enfocado en empezar su carrera como entrenador», afirma Gerard Darnes, su agente en Europa

decoration

Pedro Martínez fue el entrenador que mejor rendimiento extrajo del base-escolta. En su primer año en España dejó una impronta tremenda. En nueve partidos en la temporada 2019-2020, Ferrari dejó 13.4 puntos y 6.3 asistencias entre Liga Endesa y FIBA Champions League. Después de un debut impresionante con 25 puntos y 10 asistencias, se rompió el escafoides de la mano izquierda. Recuperado de ese percance, otra caída: fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo, lo que provocó su salida del Nou Congost.

El curso pasado, Ferrari recaló en el Granca. Con Porfirio Fisac nunca se terminó de sentir cómodo. Fuera de sitio, dejó de contar en el mes de diciembre con 7.7 puntos, 2.2 asistencias y 1.2 rebotes tras 12 partidos en Liga Endesa. Siguió su camino en el Unicaja Málaga, primero con Luis Casimiro y después con Fotis Katsikaris, que apenas le dio minutos sobre el parqué. Se acabó.

Y tercer equipo de la temporada. Pedro Martínez le abrió sus brazos, pero las lesiones se cruzaron de nuevo en su camino. Ferrari disputó once partidos en su segunda etapa en Manresa y elevó sus prestaciones: 11.8 puntos y 5.3 asistencias. Pero de nuevo el pie no le daba tregua. A falta de dos partidos abandonó la disciplina catalana para volver a Estados Unidos.

Sin pensarlo ni imaginarlo, Ferrari encontró en la G-League una rendija para volver a sentirse jugador. Los contagios entre las plantillas de la NBA y sus equipos asociados han dejado en las últimas semanas vestuarios en cuadro para a la hora de saltar a la pista: hacen falta jugadores. «Ahora ha visto las oportunidades que hay y ha vuelto. Digamos que ha visto este camino para volver a probar y posponer su carrera como entrenador que empezó en verano», resume Darnés.

Ferrari firmó el lunes con Santa Cruz Warriors y ese mismo día le dio tiempo de debutar por la noche con victoria para su equipo. En total, el ex del Granca jugó 19 minutos en los que anotó tres puntos, capturó un par de rebotes y repartió ocho asistencias. La última, en la acción que definió el partido a su favor.

Compartir el artículo

stats