Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A John Shurna se le "parte el corazón" por cómo le está afectando a Artem Pustovyi la guerra en Ucrania

El ala-pívot del Granca espera que su compañero de vestuario "vuelva a sonreír" una vez acabe el conflicto bélico puesto que "está pasando algo inimaginable" y por ello le está afectando incluso a su carácter bromista

Shurna sobre la guerra en Ucrania

Shurna sobre la guerra en Ucrania

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Shurna sobre la guerra en Ucrania David Rodríguez

John Shurna ha salido hoy a la palestra para unirse a los mensajes contrarios a la guerra que se está librando actualmente en Ucrania, país natal de su compañero de vestuario Artem Pustovyi, y por quien el ala-pívot expresó que se le "parte el alma" junto al resto de la plantilla por tener que asimilar la situación por la que está pasando el la torre amarilla, "algo inimaginable" para él.

En lo que en cualquier jornada competitiva hubiera supuesto unas palabras analíticas del jugador al que le tocara ponerse delante de los micrófonos, la de esta mañana fue una rueda de prensa previa (el Granca se mide mañana al Bursaspor en la Eurocup a las 20.00 horas) con una carga emotiva especial para Shurna dado el conflicto bélico que ha originado Rusia en territorio ucraniano y lo que supone de alguna forma dentro del vestuario claretiano.

Para el Teniente, uno de los rasgos característicos de Pustovyi pasan por su poder bromista. "Siempre hace reír a la gente, es uno de los tipos más amables que hay", indicó el ala-pívot. Ahora, con las fronteras ucranianas invadidas por las tropas comandadas por Vladimir Putin, Artem ha puesto en cuarentena su humor.

"Hay cosas más importantes que el baloncesto ahora, ojalá podamos ver a nuestro amigo sonreír de nuevo en algún momento", resaltó Shurna en cuanto a los deseos de la caseta insular. Él habló en los micrófonos para los medios de comunicación, ahora espera que la Marea Amarilla se una mañana en Siete Palmas para dar cariño a la torre claretiana.

Asimismo, el portador del 14 del Granca añadió que "las oraciones" de los compañeros de filas están con Artem, "con su familia, sus amigos y con el pueblo ucraniano", para que más pronto que tarde "ojalá acabe esta guerra".

Compartir el artículo

stats