Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Inquietud entre padres por un delito de violencia machista del técnico del Proyecto SUMA

La expareja de Javier Chorén aleja a su hija autista del equipo tras una condena por injurias y una orden de alejamiento de 500 metros

Javier Chorén, a la derecha de la imagen, durante uno de sus entrenamientos. La Provincia

El Proyecto SUMA, la iniciativa que el CB Gran Canaria acogió para vehicular la inclusión y normalización de personas con necesidades especiales, tiene su particular episodio negro por un delito de violencia machista por parte de su entrenador. La expareja de Javier Chorén tomó la decisión de alejar a su hija, que tiene TEA –Trastorno del Espectro Autista–, de las filas claretianas tras una sentencia dictada el 7 de diciembre que obliga al técnico a mantenerse alejado de la víctima en un radio de 500 metros. El fallo por el que también le condena por un delito leve de injurias ha causado inquietud entre los padres de los chavales del Proyecto SUMA.

Una vez que la afectada notificó en abril tanto al club de baloncesto como a la Consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria la condena contra Javier Chorén, ni el equipo ni la institución, han tomado decisión alguna para que el entrenador pudiera cumplir su condena y evitar así que la mujer tuviera que modificar su vida cotidiana y la de su hija, ambas afectadas por el comportamiento y los hechos del técnico gallego. Un silencio que ha creado un malestar entre algunos de los padres que mantienen a sus hijos en este equipo.

Los hechos por los que Chorén fue sentenciado se produjeron a finales de noviembre del año pasado, cuando la expareja recurrió al juzgado de violencia sobre la mujer para denunciar un presunto delito de violencia machista. El magistrado Julio Luis Wood Rodríguez juzgó los hechos denunciados como un delito leve de injurias y vejaciones recogido en el artículo 173.4 del Código Penal.

Inquietud entre padres por un delito de violencia machista del técnico del Proyecto SUMA

Inquietud entre padres por un delito de violencia machista del técnico del Proyecto SUMA David Rodríguez

En la vista oral Chorén admitió los hechos por los que se le acusaba y por tanto, una vez se le atribuyó la responsabilidad del delito denunciado, se le impuso una pena de siete días de localización permanente y seis meses de prohibición de acercamiento a la afectada en un radio inferior a los 500 metros en cualquier lugar en el que se pueda encuentrar, así como a su domicilio, trabajo y otros lugares de frecuencia de la víctima. En el fallo se le imponía la prohibición de comunicarse de forma directa o indirecta tanto con ella como a través de terceros.

Cuatro meses después de notificarse la sentencia la expareja del condenado decide notificar a los responsables del Proyecto SUMA, Club y Cabildo, su situación para que estos puedan estar al tanto de los delitos cometido por Chorén.

La mujer decide alejar a su hija del equipo y buscar un nuevo club para que la menor pudiera seguir jugando al baloncesto. De esta forma trató de evitar el conflicto entre los deseos de su hija de continuar en el Proyecto SUMA y el cumplimiento de la sentencia que obligaba al entrenador a alejarse en al menos 500 metros de su expareja.

En el caso de que la madre hubiera continuado llevando a su hija a los entrenamientos, Chorén no hubiera podido seguir al frente del equipo al verse obligado a alejarse de la víctima.

«Ella me preguntaba que por qué no íbamos a baloncesto y no sabía qué responderle, tuve que esconder el uniforme para que se le olvidara un poco», afirma la madre sobre la decisión que tuvo que asumir dado que su maltratador permanecía al frente del equipo.

La sentencia considera probado que el entrenador abordó a su expareja en la calle, cerca de la vivienda de la mujer, con el ánimo y el propósito de «lesionar su estima y estado de ánimo». En repetidas ocasiones como se recoge en la sentencia, el entrenador le insistió para que retomaran la relación.

Inquietud entre padres por un delito de violencia machista del técnico del Proyecto SUMA | LP/DLP

Inquietud entre padres por un delito de violencia machista del técnico del Proyecto SUMA | LP/DLP David Rodríguez

«El denunciado se mantuvo en esta actitud consciente del efecto que producía en la denunciante y pese a la solicitud de esta para que se marchara», concluye el magistrado del juzgado de violencia sobre la mujer nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria, Julio Luis Wood Rodríguez.

El Instituto Insular de Deportes, la Fundación Canaria del Deporte y el CB Gran Canaria tienen en su poder la sentencia firme por un delito leve de violencia de género contra Chorén, una vez la mujer se lo trasladó por registro en un documento oficial el 4 de abril.

Desde esa fecha ni el club ni la Fundación, ni el Cabildo de Gran Canaria han tomado decisión alguna sobre el futuro laboral y responsabilidades deportivas del Proyecto SUMA.

El magistrado Julio Luis Wood Rodríguez juzgó los hechos denunciados como un delito leve de injurias y vejaciones recogido en el artículo 173.4 del Código Penal. |

Compartir el artículo

stats