Ganar o ganar. No queda otra. El CB Gran Canaria, si vence mañana (19.45 horas) en el Arena al Real Madrid, jugará el Playoff y se medirá con el Barça en los cuartos de final. Pero el rival es el líder, que terminará segundo y tiene la mirada puesta en la Final Four de la Euroliga la semana que viene. Hay esperanza de victoria, pero también una receta para ello que revela Porfi Fisac, el técnico. "Vamos a salir a morder, a trabajar como creo que debemos. Cada balón será una guerra y habrá que morir. Es momento de que los jugadores demuestren la ambición personal que tienen», sentenció.

Contundencia en la palabra ante la última cita de la fase regular, a la que el cuadro claretiano llega con opciones de cumplir su objetivo. «Con todas las dificultades que hemos pasado somos capaces de llegar a la última jornada dependiendo de nosotros; es algo bueno y una satisfacción. Pero sabemos de la dificultad del partido y del nivel físico y de ritmo que tiene el rival. El Madrid es el Madrid y están en un muy buen momento. Vienen de ganar al otro rival -UCAM Murcia- junto a Bilbao que tenemos por entrar en Playoff y lo hicieron fácil y con solvencia. Las dificultades son máximas, pero dependemos de nosotros», valoró el entrenador.

El segoviano, que recupera a Ilimane Diop después del percance familiar que sufrió el pívot senegalés, también, ahondó en el poderío del conjunto de Pablo Laso. "Es un partido complejo porque hay que hacer muchísimas cosas bien. Toda la Liga han podido decidir entre 14 o 15 jugadores, y ahora Real Madrid tiene una rotación más o menos clara. Tienen un roster para ganarlo absolutamente todo. Los jugadores que ellos dejan fuera serían aquí titulares indiscutibles", comentó.