Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El Granca se va a encontrar con un Barça muy crispado

El fracaso culé en la ‘Final a Cuatro’ ante el eterno rival desata una oleada de críticas internas en las filas del rival amarillo en el Playoff

El Granca se va a encontrar con un Barça muy crispado | LP/DLP

El Barça, rival del CB Gran Canaria en la serie de cuartos de final del Playoff por el título de la Liga Endesa que empieza el próximo viernes en el Palau, llegaba con la vitola de máximo favorito a la Final a Cuatro de la Euroliga que se disputa en Belgrado (Serbia). Pero la ilusión azulgrana pronto se convirtió en miseria después de la eliminación en la semifinal continental ante el eterno rival azulgrana, el Real Madrid. La derrota por 83-86 dolió, y más por cómo se produjo; los culés llegaron a dominar el duelo por 13 puntos en el tercer cuarto, sentenciando los madridistas en un final apretado.

Con una plantilla confeccionada con el objetivo principal de conquistar la gloria europea, el proyecto catalán recibía un torpedo fatal en su línea de flotación. Y esto ha enrarecido, y de qué modo, el ambiente, con declaraciones altisonantes e inculpatorias.

Las aguas bajan muy turbias en el Barça a menos de una semana del inicio de la serie contra el Granca en el Playoff de la Liga Endesa, la competición a la que se agarran ahora los azulgranas para salvar la temporada, que sería exitosa con el doblete doméstico -ya ganó la Copa del Rey-. Un logro, que por las altas miras que se tenían en el presente curso en la Euroliga, sabe a poco a los culés, que no reinan en el Viejo Continente desde la temporada 2009-10.

Pero este ambiente enrarecido no se sabe bien si favorece al Granca, o le complica aún más el ya dificilísimo reto que tienen por delante los amarillos: eliminar a los de Sarunas Jasikevicius. La duda es si su rival, herido, le hará pagar los platos rotos del varapalo continental, o este fracaso le pasará factura en su moral y en su juego.

El entrenador blaugrana no se mordía la lengua después de caer ante el Madrid: «Echo de menos algo más de profesionalidad y de sacrificio. Puede ser la derrota más dura desde que estoy aquí. Estamos regalando mucho y es más de lo mismo».

Y en la previa del choque de hoy frente al Olympiacos por el tercer puesto de la Final a Cuatro (15.00 horas, DAZN), Jasikevicius seguía reflexionando sobre el batacazo con el Madrid. «No sé si este equipo necesita otro entrenador para no encajar 52 puntos cuando la final está tan cerca. Seguiremos buscando cosas. Ahora mismo no encuentro una respuesta», dijo.

La derrota en semifinales es un revés muy duro para el Barça. Pero también para Jasikevicius, que llegó al Palau con la etiqueta de ser la pieza fundacional de un proyecto ganador que dejara atrás la larga travesía por el desierto tras la marcha de Xavi Pascual. Esta derrota lo deja tocado. El lituano es idolatrado por la afición y tiene el respaldo del presidente Joan Laporta. Pero su estilo autoritario, con broncas constantes, no es del agrado de la plantilla, y apenas ha existido la autocrítica.

CaixaBank y el CB Gran Canaria recaudaron cerca de 10.000 kilos de comida para el Banco de Alimentos de Las Palmas en la acción realizada en el Arena en el último partido de la fase regular contra el Real Madrid. |

Compartir el artículo

stats