Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Granca cae contra el Barça (93-82) pero intuye la senda del triunfo

Los claretianos ceden en el primer partido de cuartos del Playoff en el Palau y deberán ganar el domingo en el Arena para forzar el tercer choque | Nick Calathes, a un rebote del triple-doble (10 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias)

9

'Playoff' de la Liga Endesa. Partido FC Barcelona - CB Gran Canaria Agencia LOF

 Todas las derrotas tienen el mismo valor, que no es otro que el de obviar la victoria, pero si el Granca se viera obligado a elegir sobre cómo perder contra el Barça, a buen seguro optaría por cómo lo hizo esta noche en el Palau Blaugrana (93-82). Los azulgranas se llevan el primer golpe de la serie de cuartos de final del Playoff, pero ojo, los claretianos han descubierto la senda de cómo competirle al máximo favorito para revalidar el título liguero.

Porque no perdió la cara del encuentro en ningún momento el conjunto insular. A pesar de haberse llevado dos soberanas palizas en las dos veces que se encontraron ambos equipos en la liga regular, la derrota del Playoff ha sido otro cantar. Los amarillos se mantuvieron en liza hasta el minuto 34, cuando el marcador del Palau señalaba 75-72, pero ahí los de Jasikevicius hicieron valer su infinita superioridad en todos los ámbitos al club isleño.

El técnico lituano tuvo en Nick Calathes a su extensión en la cancha y el base se quedó a tan solo un rebote de poder firmar el que hubiera sido el segundo triple-doble de la historia de la liga en una fase final por el título; además del octavo de la competición. 10 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias para el jugador de raíces griegas. Además estuvo acompañado de otros cinco jugadores en dobles dígitos en puntuación: Davies y Exum, con 16; Laprovittola y Higgins, con 12; y Mirotic con 13.

En cuanto a la aportación claretiana sobresalió AJ Slaughter con 15 puntos, además del buen trabajo un día más de John Shurna con 9 puntos y 8 rebotes. Sobresaliente fue también el choque de Miquel Salvó y sus 11 puntos con una tarjeta de tiro impecable, 5 de 5 en tiros de dos y un tiro libre anotado.

De seguir por esta senda de trabajo sobre la pista el domingo en el Arena el Granca tendrá grandes posibilidades de igualar la eliminatoria y forzar un tercer choque en el Palau el próximo martes. Tiene ante sí el reto los jugadores insulares de romper una racha negativa de seis partidos consecutivos mordiendo el polvo en Playoff, por lo que no quiere volver a anotarse otro rosco en una eliminatoria por el título.

Entre el rebote y las zonas

“Para tener opciones hay que luchar el rebote como cosacos”. Fisac mandó el mensaje en la previa en el que para poder igualar las virtudes del conjunto azulgrana había que acudir a otros menesteres más allá del talento y el acierto a canasta. En esas, en el primer cuarto, a pesar de que los claretianos ejecutaron una continua zona ya fuera 2-3 o 3-2 para obligar a los azulgranas a intentar jugar por fuera, una opción que no gusta tanto a Jasikevicius, la diferencia en la entrega fue para los de casa.

Con 15 rebotes culés –cinco ofensivos– por solo 7 insulares, el marcador fue decantándose poco a poco para el líder de la liga regular con 24-17 merced a un mate marca de la casa ya de Dante Exum en los que si el australiano se pone entre ceja y ceja hundir el aro, no hay nadie quien le pueda frenar en Europa.

Se encontraba en esa disyuntiva el Granca. Hasta el ecuador del segundo cuarto la zona le estaba yendo bien dejando al Barça en un paupérrimo 2 de 10 en lanzamientos de tres (los mismos que el Granca). Aunque en esta disposición, las transiciones rápidas que caracterizan a los claretianos les costaba más de lo normal y tenían que jugar demasiados cinco contra cinco.

'Playoff' de la Liga Endesa. Partido FC Barcelona - CB Gran Canaria Agencia LOF

De esta forma en el segundo periodo los locales consiguieron alcanzar la máxima del encuentro con el 34-20 (+14), momento en el que si Fisac tuvo que pedir tiempo muerto para frenar el vendaval de puntos fáciles que estaba encajando, su homólogo en el banquillo rival se encontró con una respuesta inesperada de los amarillos y tras un parcial 3-12, el lituano tuvo que solicitar dos tiempos muertos.

Con el 37-32 el Gran Canaria volvía a creer en la posibilidad de rascar algo positivo de su primera visita al Palau. Aun así, tendría que seguir aunando fuerzas de su banquillo pues dependían en exceso de la inspiración de AJ Slaughter, que terminó con 13 puntos la primera mitad. Los mismos que Niko Mirotic, pero quien se apoyaba de un excelso Nick Calathes en estos primeros veinte minutos con sus 5 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias para dominar el tanteador 49-38 para marcharse al vestuario.

Cambio de tornas

“Nos pueden ganar a puntos, a calidad, a talento, pero no nos pueden ganar en la lucha por el rebote”, trasladó Porfirio Fisac al micrófono de Movistar al descanso. Justo, en una de esas acciones físicas los azulgranas tuvieron la mala suerte de perder a Sertac Sanli, que se llevó un mandoble fortuito de John Shurna, el máximo reboteador insular hasta el descanso con cinco rechaces.

Y vaya si le hizo caso la plantilla a su entrenador. Nada más regresar a la pista, se notó a un Granca distinto en el hambre. En los diez minutos disputados del cuarto el balance total de los rebotes fue de 13 (¡ocho ofensivos!) a 7 para los amarillos y las piernas empezaban a correr al ritmo que le gusta a los claretianos.

En esas aparecieron las ganas de coger el protagonismo del encuentro de Dylan Ennis, que si en la primera parte no había conseguido inaugurar su casillero de puntos, en el penúltimo periodo del choque comenzaron a saltarle chispitas de sus dedos para sumar seis puntos. A veces un tanto sobreacelerado, pero sin ese exceso, el canadiense no sería él mismo.

A falta de un cuarto el marcador reflejaba una distancia apenas de una canasta, 67-64, gracias a un triplazo final de Kenny Chery. El base también fue uno de los que dio un paso al frente tras el descanso. Creía por entonces en la proeza el equipo claretiano y en el Palau Blaugrana comenzaba el rún rún, más allá de que el público catalán creara un ambiente propicio para ayudar a navegar a los suyos durante este primer partido de la eliminatoria de cuartos de final.

Y las espadas se mantuvieron en lo alto hasta el minuto 33 con el 75-72 liderado el Granca por un excelso Nico Brussino (9 puntos, 6 rebotes en total). Pero fue justo ahí donde se demostró la diferencia entre los dos clubes, tanto en lo deportivo como en esos pequeños detalles que da la fortuna y que injustamente suelen caer hacia los más grandes.

Brandon Davies acudió a la línea de tiros libres, erró sus dos lanzamientos y en el rebote, Khalifa Diop fue con tanta energía que terminó haciendo falta a Niko Mirotic. Todo ello porque Ennis se había despistado y le costó no jugar más en el último cuarto. Tras la falta, saque de lateral, balón de nuevo a Davies y a la remanguillé anota dos puntos que cayeron como un barril de agua del mismo ártico.

Tras esa doble acción se encadenó un parcial 13-4 hasta el último minuto en el que Dante Exum clavaba un triplazo desde la esquina para poner el 90-76 y sentenciar definitivamente la contienda. El mismo jugador oceánico tuvo que lidiar posteriormente con un codazo involuntario de Khalifa cuando iba a realizar otro de sus mates y se quedó medio noqueado, sin consecuencias graves a diferencia de Sanli, que no regresó a pista tras su golpe.

Compartir el artículo

stats