Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segundo partido de la primera eliminatoria de los 'playoff' de la Liga Endesa

La crueldad se ceba con el Granca ante el Barça (86-88)

Un canastón sobre la bocina de Cory Higgins elimina al conjunto claretiano al caer por segunda vez en la eliminatoria de cuartos de Playoff

Un momento del partido CB Gran Canaria

La crueldad se cebó con el Granca ante el Barça (86-88), y los de Fisac quedaron apeados del 'playoff' de la Liga Endesa. Las ganas de llevar la eliminatoria a un tercer encuentro en Barcelona quedaron reflejadas con la entrega de los interiores desde el primer balón en disputa. Si el viernes el primer cuarto supuso una losa en cuanto a la lucha por el rebote, en este duelo ocurrió totalmente lo contrario. El hambre por mantener la vida en el Playoff no era cuestión baladí y así Khalifa Diop lideró a los suyos nada más comenzar la contienda.

El canterano, con 9 puntos y 2 rebotes en cinco minutos y 42 segundos disputados acumuló más que todo el Barcelona en el primer periodo hasta que Fisac decidió darle descanso. Diop sabe que tiene la mirada de la NBA puestos sobre él y se dispuso desde bien temprano a ir engatusando a los ojeadores de la competición norteamericana de cara al próximo Draft del 23 de junio.

Supo como controlar en la primera parte el Granca a las primeras espadas del conjunto azulgrana. De la exhibición de Nick Calathes del primer choque (10 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias) todavía no había atisbo alguno de que pudiera volver a repetirse; mientras Niko Mirotic también se mostraba incómodo ante la defensa claretiana. Cuatro puntos tan solo para el montenegrino en la primera parte

Todo lo contrario que seguía experimentando Diop sobre la cancha en el segundo cuarto, el senegalés sumó otros seis puntos (15 por entonces) y funcionaba en los dos aros. Baja el culo cuando tiene que bajarlo, se faja con todo el que tenga que fajarse y con su cuerpo esculpido por los dioses pocos hay quienes le ganen la batalla en la pintura.

“Lo primero que tiene que hacer Khalifa es tener humildad”, expresaba su entrenador a la entrevista de entretiempos al micrófono de Movistar. Unas palabras un tanto extrañas porque si de una cosa carece el jugador forjado en la Vega de San José es la de creerse más que nadie. Su trabajo día a día es lo que le tiene en la lonja de la NBA y la presión de los focos no puede con él.

Jasikevicius fuera de sí

Al regresar de los vestuarios el Granca no pecó en su tradicional cuarto maldito. Alejó los malos augurios y comenzó a meterle miedo a los catalanes. Alcanzó una máxima de diez puntos con el 54-44 y Jasikevicius estaba de los nervios desde su línea de banquillo. Cada vez el lituano entraba más en la pista a reclamar mayor atención defensiva a los suyos, uno de los mínimos que siempre exige el técnico en sus equipos.

Aun así, ciertas concesiones en su aro por los amarillos y otras decisiones controvertidas del trío arbitral volvieron a meter en el partido a los azulgranas. No solo el público mostraba fervientemente su disconformidad, sino que un Víctor García por momentos fuera de sí defendía a sus jugadores en una muestra de sentimiento por el escudo que protege día a día.

Sin embargo, si el Barça consiguió igualar en el minuto 28 (60-60) el partido después de ir por detrás en el marcador desde el ecuador del segundo cuarto, dos acciones espectaculares de un enchufadísimo Dylan Ennis con seis puntos de forma consecutiva mandó el choque al último periodo con una ligera ventaja insular por 66-63.

48

CB Gran Canaria - Barça: el Granca, apeado del 'playoff' José Carlos Guerra

Repitió prácticamente el mismo guion en el último cuarto el Granca. Volvía a ponerse diez arriba (76-66) a falta de ocho minutos para jugar, pero de nuevo ciertos desajustes defensivos y la calidad de los jugadores culés les permitieron firmar un parcial 2-12 con el que empatar la contienda (78-78) a falta de cuatro minutos para resolver el duelo.

En esas, entre Mirotic y Laprovittola cogieron las riendas de los azulgranas ante la decisión de Fisac de mantener a Dylan Ennis, su mejor jugador y con unas ganas tremendas de comerse el partido, en el banquillo durante más de seis minutos en el último cuarto.

Se empeñó el Granca en cometer los errores que le lastraron durante toda la temporada, con jugadas aisladas para AJ Slaughter, que no tuvo su día, y solo podían sumar puntos a través de la línea de personal. Se cerraba el agujero y los visitantes aprovechaban para ponerse con una renta de tres puntos arriba a veinte segundos para la conclusión (81-84).

Ahí volvió Ennis a la pista y aunque metió dos tiros libres y un triplazo a falta de cuatro segundos y nueve décimas que parecía mandar el partido a la prórroga, Cory Higgins se encargó de silenciar a todo un pabellón con un canastón en el último segundo, que aunque fue revisado por el trío arbitral y la tensión se mascó por unos instantes, la victoria cayó por parte azulgrana con el definitivo 86-88.

Ficha técnica:


Gran Canaria (18+28+20+20): Albicy (3), Brussino (5), Slaughter (4), Shurna (7) y K. Diop (15) -equipo inicial-; Balcerowski (4), Pustovyi (8), Stevic (4), Chery (7), Salvó (3) y Ennis (26). Entrenador: Porfirio Fisac.

FC Barcelona (15+26+22+25): Exum (4), Smits (), Laprovittola (17), Mirotic (21) y Calathes (5) -quinteto inicial-; B. Davies (10), S. Martínez (2), Oriola (4), Higgins (12), Kuric (-) y Jakubaitis (7). Entrenador: Sarunas Jasikevicius.

Árbitros: Juan Carlos García González, Jorge Martínez y Esperanza Mendoza. Eliminaron por personales al jugador amarillo John Shurna.

Incidencias: Encuentro correspondiente al segundo encuentro de cuartos de final de los play-off por el título de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 7.029 espectadores. El Barcelona se clasifica para semifinales de la Liga ACB tras firmar un 2-0 en la serie frente al Gran Canaria. EFE


Compartir el artículo

stats