Porfirio Fisac no quiere tomar una decisión sin no tener claro antes su futuro. El entrenador segoviano, al que ya se le ha presentado una oferta de renovación por parte de la dirección deportiva del Granca y avalada por la parcela propietaria del club –Fundación Canaria del Deporte–, entiende que su ciclo en la entidad claretiana está agotado, por lo que su primera intención es la de abandonar la Isla...siempre y cuando llegue una opción que compense su salida de Siete Palmas.

Para que Fisac tome en firme su decisión primero tiene que concretar su próximo destino. El segoviano no soltará la rama del Granca no sin antes haber llegado a un acuerdo con otro club y asegurarse la continuidad al frente de otro equipo de la Liga Endesa y entre él y su agencia de representación ya se están encargando de tocar puertas para dejarse querer.

La opción que más peso tiene para que cambie de colores es la de Zaragoza, club al que ya perteneció durante dos temporadas –2018-2020– antes de aterrizar en el Gran Canaria para estampar su firma en un contrato de dos temporadas, el cual expira este verano

Aun así en el Casademont no están del todo convencidos de que Fisac sea su mejor opción, más aun después de cómo salió del club en el verano de 2020, cuando ya había dado su palabra de continuidad en Zaragoza y finalmente ejecutó una cláusula liberatoria para poder llegar a Gran Canaria. Aun así, Reynaldo Benito –el presidente del Zaragoza– quiere repatriarle de nuevo.

Por lo pronto la intención de Fisac es la de tomar esa decisión no más tardar de la próxima semana, justo cuando también está previsto que se lleve a cabo el consejo de administración del club como ya ha comunicado el consejero de deportes del Cabildo a los miembros del mismo.

Francisco Castellano afirmó ayer que la decisión de continuidad o no de Fisac al frente del banquillo no será un tema a tratar en el Consejo, pues según entiende él –es vicepresidente del club y presidente de la Fundación Canaria del Deporte–, «no puede ser una decisión política, sino deportiva».

Por tanto, la postura de Castellano es la de entregarle la responsabilidad a Villar única y exclusivamente sobre la renovación de Fisac, a pesar de que el presidente del club Enrique Moreno sea reacio a la continuidad del segoviano al frente del banquillo para la próxima temporada.

Castellano asume las deudas

«Sí, habrá pérdidas económicas, no sé cuanto porque todavía no se puede calcular porque se prevé que haya jugadores que están haciendo pruebas en Estadios Unidos y que pueden ir a la NBA, eso nos repercutiría una entrada de dinero, al igual que se espera una subvención por parte del Gobierno de Canarias. Por eso no puedo confirmar de qué cantidad podemos hablar en cuanto a las deudas, pero las habrá». Con esas palabras el consejero de deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano confirmó ayer que el ente insular asume que por segundo año consecutivo el club vuelva a moverse en término de pérdidas económicas. En principio ya a finales de marzo se estimaba que el déficit alcanzara el millón y medio de euros, pero el club espera que Khalifa Diop pueda aliviar las pérdidas al firmar en la NBA. | D. R.