La Euroliga ha confirmado en el día de hoy los equipos participantes tanto en la máxima competición europea como en la Eurocup, en la que los grancanarios se medirán a otros 19 equipos del viejo continente, en la que será su decimosexta participación en la segunda competición continental.

Además del Granca, la ACB contará tan solo con un segundo representante entre los 20 participantes en la próxima edición de la Eurocup, el Joventut. El resto de países representados serán los de Montenegro - Buducnost -, Eslovenia - Cedevita Olimpija Ljubljana -, Italia - Dolomita Energia Trento, Brescia y Umana Reyer Venecia -, Turquía - Bursaspor, Turk Telecom Ankara -, Alemania - Hamburgo, ratiopharm Ulm -, Israel - Hapoel Tel Aviv -, Francia -JL Bourg, Paris -, Lituania - Lietkabelis -, Inglaterra - London Lions -, Ucrania - Prometey -, Grecia - Promitheas Patras -, Polonia - Slask Wroclaw - y Rumanía - U-BT Cluj-Napoca -.

Exclusión de los clubes rusos

Los equipos de la Federación Rusa están suspendidos de participar en las competiciones internacionales durante la temporada 2022-23, debido a las consecuencias de la guerra en curso en Ucrania, continuando con la exclusión de todos los equipos rusos tanto de la Euroliga como de la Eurocup, que se adoptó la temporada pasada y que supuso un éxodo de numerosos jugadores de los distintos equipos rusos, que afectó sobre todo a los jugadores foráneos.

La decisión se toma debido a las crecientes dificultades de los equipos para jugar partidos contra equipos de ese país, que incluyen restricciones y prohibiciones de viajes aéreos u otras limitaciones para la emisión de visas a los residentes rusos. Esta decisión también tuvo en cuenta otras similares tomadas por otras organizaciones internacionales de deportes de equipo como el COI, la UEFA, la FIBA, la EHF (balonmano), la EHF (hockey) y la FIVB, entre otras, así como las declaraciones de 37 ministros europeos de deportes que afirmaron que los equipos de la Federación Rusa deberían tener prohibido competir en sus países. Los miembros de la Junta Ejecutiva también consideraron que proteger la integridad y regularidad de la competencia y la seguridad de todas las partes interesadas es la máxima prioridad y no debe ponerse en riesgo.