Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

El Granca debe abonar a Berdi Pérez un año de contrato

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias falla que la entidad tiene que pagarle al exdirector deportivo alrededor de 95.000 euros

Berdi Pérez, durante su presentación como director deportivo del Coosur Real Betis, el verano pasado. | | REAL BETIS

Muy cara le ha salido al CB Gran Canaria la decisión de Francisco Castellano, el consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria -institución que es la máxima accionista del club-, sobre la continuidad en sus respectivos cargos del por entonces entrenador del equipo, el griego Fotis Katsikaris, y del director deportivo, Berdi Pérez. Por estas mismas fechas de 2020, basándose en una interpretación propia de los contratos de ambos, anunciaba que en ninguno de los dos casos se habían cumplido las cláusulas establecidas para que sus contratos quedaran renovados automáticamente.

Las denuncias presentadas tanto por el entrenador griego como por el directivo han acabado prosperando. En noviembre de 2021, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) fallaba que la entidad claretiana tenía que abonar la 328.200 euros a Katsikaris por un despido improcedente. Y ayer, en el programa Ser Deportivos Las Palmas, Pérez confirmaba que el mismo tribunal obligaba al club a abonarle un año de contrato, lo que supondrá un desembolso en torno a los 95 mil euros.

En 2020, en la temporada donde el covid obligó a variar el sistema de competición habitual de la Liga Endesa, Francisco Castellano consideraba que en ambos casos no se habían conseguidos los objetivos estipulados para la renovación automática. El primero, clasificarse para la Copa del Rey, para la que el Granca no logró billete; y el segundo, meterse en el Playoff por el título liguero.

El TSJC considera que la fase final de Valencia de 2020 equivale a la disputa del Playoff

decoration

Y ahí es donde se genera todo el lío. La ACB, que había decidido detener la liga regular por la emergencia sanitaria, dictaminaba terminar la temporada disputando una fase final en una sede burbuja en Valencia. Accedieron a ella los 12 primeros clasificados en el momento en el que se detuvo el campeonato. Y el Granca estaba entre ellos, e incluso tuvo opciones de colarse en la semifinal pero caía en el último duelo de su grupo ante el conjunto anfitrión. Justo antes de ese choque, se le comunicaba a Katsikaris que no seguiría.

El consejero de Deportes, como anunció en varias intervenciones en los medios, se agarraba a que el Gran Canaria no había conseguido meterse en el Playoff, al considerar que esa fase final no tenía el mismo rango pues agrupaba a más equipos que los habituales, ocho, y que con la fórmula competitiva tradicional el equipo amarillo no hubiese entrado en la pelea por el título de la Liga Endesa.

Esta particular interpretación, evidentemente, no era compartida ni por Fotis Katsikaris ni por Berdi Pérez, quienes emprendieron medidas judiciales contra el club claretiano. La justicia, finalmente, les dio la razón y el Granca ha tenido que rascarse el bolsillo para satisfacer cantidades importantes que afectan a la maltrecha economía de la entidad.

Esta sentencia del TSJC no es firme, teniendo la opción el club de recurrirla ante el Supremo, aunque ha tenido que dejar ingresada la cantidad requerida. Ante el resultado adverso para el Gran Canaria del proceso judicial, y la petición de este periódico de una valoración oficial, desde el Cabildo se declinaba realizarla.

«Las formas fueron lamentables»

Berdi Pérez, ahora director deportivo del Betis, se mostraba contento «por haber conseguido lo que me corresponde». Pero a su vez, según declaraba en el programa de Ser Las Palmas, se sentía «muy triste y apenado porque nunca esperas que en un club tan señor como ha venido siendo el Gran Canaria esté en esta tesitura con una persona que solamente ha estado 30 años en él». «En esta situación diferenciaría las formas, que para mí han sido muy lamentables», explicaba. Relató que se enteraba por primera vez de que no iba a continuar por unas declaraciones en una emisora de radio. «Fue el consejero quien decidió de alguna manera este cambio de ruta y de dirección deportiva, y a posteriori me pidió disculpas reconociendo que las cosas debían haberse hecho de otra forma. Las acepté, por su desconocimiento al ser nuevo». | M. O.

Compartir el artículo

stats