Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

Aitor,el ‘niño de oro’ del Granca

El campeón de Europa sub 20 reforzará esta temporada el juego interior del filial amarillo

Aitor Etxeguren intenta anotar en la pintura en presencia de dos defensores rivales en el Eurobasket. | | FEB

Poco tiempo ha necesitado el Granca para justificar la incorporación del pívot bilbaíno Aitor Etxeguren (2,08 metros y 19 años), a su filial, procedente del Casademont Zaragoza, recalando en el Granca con la vitola de ser el niño de oro, tras ser un jugador clave en la selección española sub 20 que se proclamaba el pasado domingo campeona de Europa de la categoría, tras doblegar a la potente Lituania en la gran final (69-61).

Mientras el fulgor de los focos se centraban en la figura del base del Real Madrid, Juan Núñez, merecido MVP del torneo, en la Isla se frotaban las manos con la actuación de su última incorporación para el filial claretiano, Aitor Etxeguren, que decidía este verano abandonar la disciplina del Casademont Zaragoza tras cinco años en la capital maña.

Formado en las categorías inferiores del Askartza Claret y del Loiola Indautxu, su llegada a Zaragoza, con tan solo 14 años, vino marcada por las cesiones en el Anagan Seguros Olivar, Cáceres y el Levitec Huesca.

Curiosamente el entrenador que le hace debutar en la ACB y en la Champions League fue el exentrenador del Granca, Porfirio Fisac, en su etapa en el conjunto maño, cuando el jugador contaba tan solo con 16 años.

La falta de continuidad en el primer equipo del Casademont Zaragoza, llevó al jugador a optar por abandonar la capital aragonesa para recalar en las filas del filial del Granca, cuyo primer equipo tan solo tiene confirmados a dos pívots para la temporada que viene –Khalifa Diop y Olek Balcerowski– a la espera de conocer la decisión de Oliver Stevic sobre su continuidad o no en la Isla; situación ventajosa para el nuevo niño de oro de los claretianos, que podría tener sus opciones para entrar en dinámica del primer equipo a las órdenes de Jaka Lakovic.

Sobriedad al servicio del grupo

Aitor Etxeguren destacó durante todo el Eurobasket sub 20 como un jugador sobrio e intimidador en la pintura, valiente y poco amigo de complicarse la vida y con capacidad para asumir tanto un rol secundario como protagonista, en función de las necesidades del equipo en cada momento.

Su participación en la primera fase del campeonato fue espectacular, promediando un 20 de valoración y 16 puntos por partido, que fueron claves para el equipo dirigido por Joaquín Prado.

El bilbaíno mantuvo unos guarismos más que interesantes ante Polonia y Bélgica, para firmar en la gran final ante Lituania un 12 de valoración (5 puntos, 4 rebotes y 3 robos), protagonizando un tapón vital a tres minutos del final, que dejaba en un mero intento la remontada Lituana, para que España firmase su tercer oro europeo de la categoría, en toda una nueva hazaña del baloncesto de formación español.

Aitor promedió 7,1 puntos y 3,3 rebotes en los 19,2 minutos de media que estuvo en cancha.

Miguel Allen, de La Aldea al cielo


Miguel Malik Allen (ala-pívot, 2,05 metros y 19 años), natural de La Aldea de San Nicolás, aunque forjado como jugador en la vecina isla de Tenerife, en las filas del Santo Domingo de la Calzada, antes de recalar en el CB Prat, filial del Joventut de Badalona. El sobrino de la leyenda de la NBA, Ray Allen, el canario fue otro de los hombres destacados en el oro español en el Eurobasket sub 20, con una valoración media durante todo el torneo de 7,9, aportando unos guarismos de 6,1 puntos, 4,6 rebotes, 9,6 asistencias. Sus condiciones le permiten actuar también como alero, destacando por su fuerza y su explosividad, que hacen de él un jugador imparable en el contragolpe. En la gran final dejó su sello con un 12 de valoración. Ya sabe lo que es debutar en la ACB, jugando dos partidos en la temporada 2020-21. | S. I.

Compartir el artículo

stats