Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los equipos femeninos del Granca, contra el Cabildo

Un grupo de padres piden a Antonio Morales una reunión sobre el futuro de Rosi Sánchez

Un grupo de jugadoras menores de edad del Granca, ayer, muestran el registro de solicitud para reunirse con Antonio Morales. | | LP

Las bases se rebelan contra su patrón. División interna en el CB Gran Canaria. Otro episodio negro en la hoja de registro de la entidad claretiana en relación a las luchas de egos que han rodeado al club en los últimos tres años. La última en levantar ampollas, la referida a la continuidad de Rosi Sánchez al frente de la sección femenina.

Por ello, ayer una representación en torno a 60 padres y madres de las jugadoras de la cadena de formación del Herbalife Gran Canaria acudió a las instalaciones del Instituto Insular de Deportes (IID) para presentar un registro de entrada con el que solicitar por vía urgente una reunión tanto con el presidente del Cabildo, Antonio Morales, como con el consejero de Deportes, Francisco Castellano y su homóloga en el área de Igualdad, Sara Ramírez.

¿El motivo? Estos padres consideran que la continuidad de Rosi Sánchez al frente de la sección femenina del CB Gran Canaria es «imprescindible para la formación» de sus hijas por cómo lo vienen experimentando en los últimos cinco años en los que la exjugadora internacional ha sido la encargada de la cadena de equipos femeninos en la estructura de la entidad claretiana.

Por ello, ayer no dudaron en acudir en masa a las instalaciones de la IID en la Ciudad Deportiva de Siete Palmas para presentar la solicitud de la reunión urgente con los representantes cabildicios.

Una manifestación que de alguna manera inquietó a los empleados del IID. «Se asustaron tanto por el revuelo que al final consiguieron que en vez de presentar una a una la solicitud de reunión, consiguieron que formalizáramos solo una conjunta en nombre de todos los padres implicados», afirma una de las madres.

Cabe recordar que la firma para la renovación del contrato de Rosi Sánchez como directora de la cantera claretiana sigue parada debido a la ausencia de la firma de Castellano, quien era el responsable de avalar su continuidad.

Sin embargo, ahora con los últimos movimientos que se han producido alrededor de la cúpula del Granca, con la entrada de Sitapha Savané como presidente del club y con Castellano apartado de sus funciones de vicepresidente, la vía para que se renueve a Rosi Sánchez está más que libre.

Además, entre las solicitudes de los familiares al Cabildo se recoge la petición de renovar a las jugadoras de origen africano, Philomene y Atou, que después de dos años en las filas claretianas, según apuntan este grupo de padres, «no les dejan renovar con el Granca por presiones externas».

Finalmente, la última petición recae en que le dejen vía libre al Herbalife para que se puedan fusionar con el club de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria con el objetivo de crear un equipo senior en el futuro y ofrecer la posibilidad de que las jugadoras continúen sus estudios en la Isla.

Un impedimento actual que estos padres alegan que «es imposible por la presión que ejerce el CB Islas Canarias» para que no tengan otro competidor en la Isla.

Compartir el artículo

stats