Brussino, Shurna y Albicy, la base de la «continuidad» que quiere Lakovic

La media temporadas en el equipo de los jugadores que militaron el curso pasado en el Gran Canaria alcanzó los 2,4 años

Le falta fichar como mínimo dos escoltas y como mínimo un interior más que se unirá a la adquisición de Mike Tobey

Shurna le pasa el balón a Albicy en el partido del Granca contra el Granada

Shurna le pasa el balón a Albicy en el partido del Granca contra el Granada / L. Juárez

David Rodríguez

David Rodríguez

La nueva vieja guardia del CB Gran Canaria para la temporada 2024-25 se formará con tres jugadores que tendrán la responsabilidad de ir acomodando a los cinco fichajes previsibles que tendrá que ejecutar el conjunto insular durante el verano. La continuidad en el vestuario que espera tener Jaka Lakovic pasa por John Shurna, Nico Brussino y Andrew Albicyque anunció ayer la actavación de la cláusula de ampliación de su contrato por dos temporadas más, hasta 2026.

«John (Shurna), Miqui (Salvó) y Andrew (Albicy) tienen contrato y van a seguir. Después miraremos las posiciones que faltan pensando en qué podemos fichar y atendiendo a la continuidad del plan». Estas fueron las declaraciones de Jaka Lakovic el pasado 23 de mayo al cuestionarle sobre el trabajo que va a tener que llevar a cabo Willy Villar junto a él en materia de fichajes este verano.

Así pues, después de conocerse la salida de AJ Slaughter rumbo al Casademont Zaragoza, los más veteranos lo conforman el trío anteriormente citado, más Salvó, que la próxima campaña defenderá la elástica amarilla por cuarta temporada en el último año de contrato que mantiene con el club (tiene una cláusula de amplación por un año más, hasta 2026).

Cuestión aparte merece Jovan Kljajic, que si bien llegó a La Vega de San José en 2016, la próxima campaña será la tercera que tiene ficha del primer equipo, aunque ha disputado al menos un partido durante dos temporadas más. Por tanto, podría considerarse que la 2023-24 sería la quinta para él.

Dudas futuras

Más allá de esta retahíla nombrada, habrá que despejar las dudas que se ciernen sobre la continuidad de Pierre Pelos, Ben Lammers y Ethan Happ -se le incluirá en el tanteo-, quienes aterrizaron en la Isla el pasado verano, al igual que lo hará en el actual el base Carlos Alocén, una vez se desvincule del Real Madrid.

Atendiendo a la plantilla de la pasada campaña, en la que tendría que atenderse a los ya citados y a Ferran Bassas (dos años), Sylven Landesberg (uno), Roko Prkacin (uno) y Amar Gegic (uno), la media del plantel se quedó en 2,4 temporadas en el vestuario.

Corta experiencia para la idea de «plan» que tiene Lakovic en su cabeza. Mayor pegamento en el vestuario para que no tenga que transcurrir un tiempo de adaptación como tuvieron que asumir desde el cuerpo técnico en el curso pasado con la pareja de pívots.

Extensa veteranía

No le va a quedar otra al Gran Canaria que firmar a dos escoltas tras la salida de AJ Slaughter, además de otro interior como mínimo que se sumará al ya atado Mike Tobey, indiferentemente de que se queden los pívots Ben Lammers o Etan Happ, a la espera de cómo se comporte el mercado en los próximos meses.

Y es que no hay mejor receta que un proyecto largo para poder campeonar como viene demostrando el Real Madrid con una plantilla que arroja una media de 6,4 temporadas de prolongación. Facu Campazzo (6), Sergio Rodríguez (8), Alocén (4), Causeur (7), Sergio Llull (18), Musa (2), Rudy Fernández (13), Alberto Abalde (4), Mario Hezonja (2), Gaby Deck (6), Yabusele (3), Poirier (4) y Edy Tavares (7).