El Granca confirma que corta a Ferran Bassas

El base deja el club claretiano tras dos temporadas en la Isla y con una Eurocup bajo el brazo

Sus medias totales: 6,4 puntos, 3,1 asistencias y 31% en triples en Liga Endesa; y 6,2 puntos, 4,3 asistencias y 40% en tiros de tres en la Eurocup

Bassas sonríe con el trofeo de la Eurocup ganada en 2023

Bassas sonríe con el trofeo de la Eurocup ganada en 2023 / CBGC

David Rodríguez

David Rodríguez

El CB Gran Canaria confirmó lo que ya se sabía, que Ferran Bassas no iba a continuar en la plantilla de la próxima temporada después de que Jaka Lakovic ya no contara con él en sus planes y conjuntamente con la dirección deportiva del conjunto claretiano apostaran por Carlos Alocén para ocupar una de las licencias de jugador de formación del plantel y expresamente le coja el relevo en la posición de base.

Ferri deja detrás de sí un periplo de dos temporadas en la Isla en la que fue parte del conjunto que hizo historia en la campaña 2022-23 en la Eurocup con la consecución del primer título continental en la historia del Gran Canaria.

Dos años como amarillo y que costó en hacerse realidad, pues el propio Bassas estuvo firmado durante el verano de 2019 con la entidad claretiana y finalmente rompió el compromiso que unía a ambas partes cuando el club cerró la contratación de Fotis Katsikaris como técnico insular con el que había coincidido en el Iberostar Tenerife. El griego desestimó su incorporación y tomó rumbo al San Pablo Burgos. Anteriormente el catalán había conquistado la Basketball Champions League en 2017 con los aurinegros.

Porcentajes notables

Bassas deja detrás de sí unas medias totales de 6,4 puntos, 3,1 asistencias y 31% en triples en Liga Endesa; y 6,2 puntos, 4,3 asistencias y 40% en tiros de tres en la Eurocup, donde se sintió con mayor protagonismo.

Aun así, la mejor temporada del catalán fue la primera como claretiano en la Liga Endesa, donde alcanzó los 6,8 puntos de media por encuentro, con un 35% de acierto en triples y 3 asistencias por encuentro. Todo ello después de un magnífico arranque de competición en la que tuvo que multiplicarse en la cancha ante los problemas físicos que arrastró Andrew Albicy. Con especial atención al partido frente al Río Breogán en la jornada 4 en la que anotó 13 puntos en 32:44 minutos (su récord como claretiano) y rompiendo el encuentro entre el segundo y el tercer cuarto.