Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Magda te coge de la mano y no te suelta en toda la película"

Protagonistas y director de ´Ma Ma´, el regreso de Penélope Cruz al cine español, hablan de este valiente proyecto rodado parcialmente en Canarias

Penélope Cruz en una escena de Ma Ma.

Penélope Cruz en una escena de Ma Ma. eOne Films

"Es uno de los personajes más maravillosos de mi vida". Penélope Cruz no lo duda cuando comienza a hablar de su papel en Ma Ma, la película que protagoniza -y produce- bajo las órdenes de Julio Medem, quien define esta historia de una maestra en paro, Magda, que enferma de cáncer como "un canto a la vida. Un drama que también tiene mucha luz y amor", añade el cineasta que rodó parte de la cinta en Tenerife el pasado año.

La oscarizada actriz rememora su primer acercamiento a esta historia, de la mano de Julio Medem. "A mí me fascinó lo que me contó. Esa misma noche me lo mandó en un email y lo leí del tirón. Al día siguiente le llamé y le dije: "Tenemos que darle vida a este personaje". Tres años después, Ma Ma es una realidad y el 11 de septiembre llegará a los cines de nuestro país -el 15 se presenta en el Festival de Toronto- con Luis Tosar y Asier Etxeandia acompañando a la intérprete en una actuación que sus compañeros califican de "apabullante".

"Creo que Penélope siempre está maravillosa en todos sus trabajos pero lo que hace aquí es apabullante", admite Asier Exteandia, que interpreta a un singular doctor en este film. "El espectador no tiene más remedio que amarla. Ha creado a Magda", dice sobre Cruz, "desde el amor y el respeto. La he visto sufrir e implicarse como una bestia para contar la historia de esta mujer. Es una barbaridad, de verdad; te implicas con ella totalmente cuando ves la película. Te coge de la mano y no te suelta hasta que termina", añade este artista, que regresa en breve a la pequeña pantalla con Galerías Velvet (Atresmedia) y continúa con las funciones por toda España de su exitoso espectáculo El Intérprete, un montaje que este año tajo a la capital grancanaria. Eso, sumado a sus semanas de rodaje en Tenerife el pasado año, le han llevado a querer Canarias un poco más. "Fueron unos días estupendos en las islas y el público canario se entregó por completo con El Intérprete. Ya durante el rodaje aproveché mi tiempo libre para disfrutar del mar€ Recibí mucho cariño de la gente canaria en esas semanas", dice Exteandía.

Volviendo al tema de Penélope Cruz en Ma Ma, película que supone el regreso de la artista al cine español, Exteandía lo tiene claro: "Los dos", Medem y la musa de Almodóvar, "son un milagro. Lo que más me gusta en mi trabajo es descubrir dentro de la escena al personaje que ofrece mi compañero. Ver cómo palpita, cómo respira, qué me enseña€ ¡Penélope da tanto! Es tan flipante el bosque en el que se mete y es tan bella desde la emoción que a veces me hacía salirme de la escena y quedarme embobado, como un mero espectador, alelado por la verdad de sus ojos. Es una grandísima actriz y compañera".

La actriz, por su parte, describe Ma Ma como "una historia sobre la vida y sobre la muerte que afecta a la protagonista y también a quien la ama". Considera vital la ayuda de la doctora Elena Carrillo para haber llevado hasta buen puerto su papel. "Aparte de ser una maravilla de persona, es buenísima en todo lo que hace y me explicó los procesos de mujeres a las que ella había tratado. También estuve con varias mujeres que habían sobrevivido al cáncer y que me abrieron su corazón. Yo nunca había visto esas cicatrices. Es muy impresionante", confiesa esta bellísima mujer que no lo ha dudado a la hora de perder su aspecto habitual para concebir a la encantadora y apasionada Magda en su lucha contra el cáncer. "Sentirás fatiga por la destrucción de los glóbulos rojos. Y se te va a caer el pelo", advierte el doctor, al que interpreta Asier Etxeandía, en un momento de la película, para descoloque absoluto de la protagonista.

"Me tocó mucho la historia, el homenaje a todas esas mujeres que les toca enfrentarse a esa enfermedad", afirma la actriz. "Lo que quiero es que la película toque el corazón de la gente. Es lo más difícil".

Pero Ma Ma no se habría llevado a cabo sin Julio Medem, cineasta casi gourmet de la filmografía patria, un tipo especial con una producción tan elegante como intensa e incluso incómoda. "Julio es un genio de su tiempo", mantiene Asier. "Es muy inteligente emocionalmente y un gran cineasta. Trabaja muy a fondo con los actores: en el pasado de los personajes, en sus recuerdos€ Codo con codo con el actor creando una relación muy íntima desde el juego. Es un muy sabio y sensible, con un amor y compromiso con su trabajo descomunal. Siempre le he admirado mucho", dice, "y ahora puedo decir que le quiero".

Volviendo al rodaje en Tenerife, el artista vasco estuvo dos semanas "en un hotel maravilloso en Tenerife, con un tiempo estupendo. Los momentos que no estaba trabajando hacía ejercicio o estudiaba en la playa. Creo que la paz y la templanza que respiré esos días se refleja en el personaje de Julián", imprescindible en Ma Ma, tanto como Luis Tosar, que vuelve a estar soberbio en el papel de esposo de Magda. "Hace de un hombre bueno que además no quiere dejar de serlo", matiza Julio Medem en el making of de la película.

Fue el propio Medem quien telefoneó a Exteandía para ofrecerle el trabajo. "Transformo el personaje de Julián cuando vino a ver El Intérprete. Un día me llamo por teléfono desde Los Ángeles y me dijo: ´Por fin he escrito un personaje para ti´. Se me puso la piel de gallina. Soy un seguidor de Julio desde Vacas. Me fascina su cine y he visto todas sus películas con devoción. Entonces añadió: ´Es un ginecólogo que canta".

"Al principio me acojoné", prosigue Asier, "pero cuando leí el guión no podía parar de llorar. Todo cobraba un sentido personal en mi vida. La vida rima. Era necesario para mí y para cerrar círculos personales el llegar a interpretar a Julián. La historia de Magda tenía que ser contada y dignificar a todas la mujeres que pasan por ahí. Incluida mi madre", recuerda.

Madre de dos hijos y casada con el canario Javier Bardem, Penélope Cruz ya había rodado en las Islas otra producción, Los abrazos rotos, filmada en Lanzarote en 2009 con Pedro Almodóvar. Además, una de sus mejores amigas, la actriz Goya Toledo, es también conejera. "Me siento siempre muy a gusto allí", dijo entonces esta intérprete que, sin duda, ocupará muchas de las candidaturas principales a los premios más importantes del cine por su emotiva Magda. "Flipante", como dice Asier Etxeandía.

Compartir el artículo

stats