Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La puerta a otra dimensión

The Ocean Brothers es el proyecto de dos hermanos herreños cuyos impactantes vídeos submarinos parecen crear nuevos mundos mientras reciben premio tras premio

Los océanos ocupan una superficie de 360 millones de kilómetros cuadrados con una profundidad media de 3.700 metros. Es un universo azul donde permanecen sumergidos tantos misterios para la ciencia como en el mismísimo espacio exterior. Este relato se detiene en una isla pequeña llena de grandes historias, entre ellas la de dos hermanos que han abierto puertas a una nueva dimensión a la hora de interpretar la relación entre la humanidad y el mar. Y también sus posibilidades creativas. Los herreños Armando y Francisco del Rosario Pinilla son The Ocean Brothers, autores de impactantes vídeos submarinos que acumulan ocho premios en certámenes internacionales.

Estos hermanos son una mezcla de tierra adentro y abismo atlántico. Su madre fue una de aquellas profesoras que abandonaron la firmeza de la Península y cambió Mérida por El Hierro, un lugar que fue durante milenios el confín de lo conocido y que todavía conserva ese aire de fin del mundo. En aquel entonces ni tan siquiera había luz eléctrica, pero allí conoció a un pescador del Tamaduste y la vida se iluminó. Los niños crecieron entre barquillas, casi anfibios. “Desde chiquitos disfrutábamos del mar. En los setenta empezamos a coger olas y a tirarnos con el equipo acuático que había en la época: unas gafas y un tubo que tenía una persona en todo el pueblo. A veces salíamos con una aleta sola. Una vez nos gastamos todo el dinero que teníamos en una cámara acuática y luego, cuando revelabas, a lo mejor te salía una bien”, detalla Armando rescatando del fondo arenoso de la memoria esas vasijas repletas de recuerdos.

Los hermanos del salitre han desarrollado una relación íntima con los mares que han trasladado a sus cortometrajes. El primero de ellos, Más allá del azul (Premio al Mejor Trabajo de Jóvenes Realizadores en la Muestra Internacional de Imagen Submarina del Atlántico de La Palma y Premio Especial del Jurado del 30º Ciclo Internacional de Cine Submarino de San Sebastián), narró cómo se desarrollan la vida y la muerte bajo la superficie de Canarias durante la primavera con escenas de reproducción y cacería.

En Odontaspis ferox, el tiburón desconocido revelaron el comportamiento insólito de varias hembras que abandonaban las profundidades para descansar en aguas poco profundas de El Hierro en sus últimos días de gestación (Premio Especial del Jurado, una vez más, en el 34º Ciclo Internacional de San Sebastián). “Ocurrió en el Mar de Las Calmas. Ya se sabía de la presencia del tiburón toro e incluso había alguna foto de lejos. Nosotros tuvimos la suerte de estar dos semanas enteras interactuando con ellas en confianza”, destaca Armando.

Pero The Ocean Brothers fueron mucho más allá con un corto homónimo de 18 minutos que “describe las sensaciones de paz y armonía que sentimos bajo el mar cuando nos sumergimos en un medio líquido y experimentamos la ingravidez” y que contó con la participación de Armiche Ramos como ayudante de grabación y producción. Simularon puertas estelares y otros efectos aparentemente ajenos a este mundo con ingeniosos giros de cámara y con el modelo boca abajo, marcando un hito en su sector.

Los jurados se rindieron a sus pies: Primer Premio de la Sección de Cortos del 37º Ciclo Internacional de Cine Submarino de San Sebastián; Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine Medioambiental de Tenerife; Primer Premio Underwater Videoclips Grand Prix en el World Shoot Out de Israel; Primer Premio en la sección Man is sea en el International Silently Short Underwater Movie Festival de Belgrado y otro premio también en Belgrado, en el 18º International Underwater Film Festival.

El reconocimiento a su trabajo también se había adentrado en una nueva dimensión. Hasta que supuestamente se cruzaron con otros ‘tiburones’... La productora Forever Pictures contactó con ellos para utilizar sus ideas y realizar un videoclip del tema Runnin’ de Naughty Boy, interpretado por Beyoncé. “Decían que podía quedar increíble. Estuvimos viendo fechas y lugares para rodar. Finalmente pasaron de nosotros y contrataron a una productora francesa. Beyoncé seguramente no sabe nada de esto. A mí no se me ocurriría imitar una escena de ellos”, subraya Armando. El asunto se dirimirá probablemente en el proceloso mar de los tribunales.

Su barco sigue proa al futuro, pensando en la segunda edición de la Guía de la Fauna Marina de Canarias (Peces, ballenas, delfines y tortugas), 312 páginas de información y más de quinientas fotos espectaculares que resumen tres décadas en el fondo de Canarias y de su propia existencia sobre esta Tierra cubierta en tres cuartas partes de agua hasta sumar 1.300 millones de kilómetros cúbicos de maravilloso azul.

Compartir el artículo

stats