Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bateo y patria

El canario Eduardo Monsón logra durante un viaje a Los Ángeles fotografiar el lado más íntimo del béisbol en un partido entre Dodgers y Oakland

"Estando de vacaciones en Los Ángeles (EE UU) presenté unas fotografías documentales a un concurso donde el premio era un pase de prensa para fotografiar un partido de béisbol entre Dodgers y Oakland y, para mi sorpresa, conseguí ganarlo", cuenta aún con entusiasmo el fotógrafo canario Eduardo Monzón sobre esta experiencia vivida en 2015 que, como él mismo reconoce, "no disfrutan ni los fotógrafos deportivos americanos" por las medidas de seguridad que rodean cada partido y, sobre todo, "por lo ceremonial que es todo en este deporte".

"A pesar de las grandes limitaciones de seguridad del partido, que se trasladaban a la libertad de movimiento puesto que aún teniendo pase de prensa únicamente tienes dos lugares desde donde poder trabajar, está además lo supersticiosos que son los jugadores: no se les puede tocar nada tipo guantes, bates, botas... Me resultó impresionante todo ese ceremonial que quizá por mis orígenes desconocía dentro de este deporte que admiran tantas y tantas personas en Estados Unidos" y que logra audiencias de más de 50 millones de telespectadores.

En sus imágenes, tomadas el 28 de julio pasado, Monzón logra transmitir no sólo la épica del deporte sino también su lado más doméstico, con alguno de los jugadores rezando o meditando ante la bandera, e incluso el épico, con las salas de trofeos y el respeto hacia las grandes figuras o los banquillos, por no decir nada de las fantástica estética general que rodea ese mundo de gorras y camisetas blancas rotuladas que forman parte ya del universo de la moda. "Viví aquellas horas con emoción, sentimiento, nerviosismo y mucha alegría. Tuve la suerte de estar en el momento y lugar preciso y sé que conseguí algo que no está al alcance de cualquiera", cuenta Monzón, fotógrafo profesional desde hace 15 años (6 como independiente), que convirtió un viaje con su familia a Estados Unidos en algo más que unas simples vacaciones.

Compartir el artículo

stats