Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sello británico, corazón canario

La diseñadora grancanaria Margarita Lorenzo vende en EEUU, Japón o Australia artículos para el hogar creados por ella misma bajo su marca Chocolate Creative, con sede en Londres

Sello británico, corazón canario

Sello británico, corazón canario

Es un hecho confirmado que Londres es una de las capitales mundiales del diseño. En esta vibrante ciudad se respira creatividad aquí y allá. Y en la vorágine de esta creatividad es donde surge Chocolate Creative, una marca de decoración 100% británica, pero con sello y corazón canario.

Margarita Lorenzo, su alma, estudió la carrera de Bellas Artes con especialidad en Diseño Gráfico entre Tenerife, Barcelona y disfrutando de un Erasmus en Inglaterra. Después de comenzar a desarrollarse profesionalmente en las Islas, sintió que aún le faltaba crecer profesionalmente. "Buscaba creatividad y poder seguir con mis estudios de diseño al volver al Reino Unido", afirma la creativa. "Pero mi intención siempre fue aprender fuera y traer ese conocimiento de vuelta a casa. Adoro Gran Canaria".

Lo que en principio en su plan de vida iban a ser solo un par de años? se han convertido en dos décadas. Ahora, Margarita compatibiliza su actividad profesional como diseñadora gráfica freelance con la de interiorista y con el desarrollo de su propia marca, Chocolate Creative. Una idea de producto que se gestó durante su etapa universitaria. "Siempre me gustaron el estampado y la impresión en tela", señala. "Estuve años trabajando como diseñadora gráfica para una empresa privada. El ambiente laboral era muy estresante, así que cuando quebró me decidí a perfeccionar mis técnicas de impresión y diseño textil".

En Inglaterra existe una infraestructura muy importante que apoya a los diseñadores e incentiva la creación de empresas y el autoempleo en el sector. Margarita se atrevió a lanzar, en ese impasse, su primera colección, logrando venderla en su totalidad a la tienda más importante de interiorismo en Inglaterra. "Eso me dio una gran confianza. Ahí vi que mis productos tenían un gran potencial y que podía ser, además de un hobbie, un negocio".

Abre la tienda online (http://www.chocolatecreative.co.uk/) en 2009 y expone en 100% Design en 2011. "Ese evento marcó el nacimiento de Chocolate Creative como empresa", subraya. El naming de su firma surge de forma natural. "Mi nombre, Margarita Lorenzo, sonaba muy español. Hice un brainstorming y decidí utilizar las dos palabras que definen lo que más me gusta hacer en esta vida: ser creativa y comer chocolate".

Su intuición fue acertada. Chocolate Creative vende hoy de forma global y dispone de un catálogo variado, que va desde las lámparas a los cojines, toallas y una gran variedad de productos de madera, desde pomos a colgadores y estanterías, con un claro mensaje y trabajo enfocado a la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. "Mi principal mercado sigue siendo el Reino Unido, seguido de países europeos, Estados Unidos, Australia y Canadá. Con una plataforma online y un buen sistema de logística puedes llegar a cualquier punto del mundo", destaca, y añade: "Algo que me ha ayudado también mucho es ser reconocida por medios y blogueros importantes de Inglaterra y América, que son a su vez prescriptores de producto".

Pero aunque la marca es inglesa, Margarita es canaria, y ese origen se hace notar en sus influencias. "Mi inspiración proviene del lugar donde vivo y de donde vengo. De hecho, a medida que mi marca evoluciona ese origen se hace notar más. Al principio, me sumergí de lleno en el mundo inglés. Y es que me apasionan las antigüedades y las cosas artesanales, por lo que mi primera colección, Decayed Glamour, era muy british. Pero los primeros dibujos e ideas que tuve para Chocolate fueron sobre la flora de las islas, motivos que curiosamente he utilizado en mi última colección: Casas y Cactus".

Los productos se fabrican en Londres, menos los de madera, que se elaboran artesanalmente en un pequeño taller de Gran Canaria. "Es mi nexo con la isla, a nivel emocional y familiar. Todo surgió porque tuve la idea de unos pomos. Yo no tenía la infraestructura necesaria aquí en Londres y mi expareja, un chico de La Aldea, que es un genio en lo suyo, me hizo un prototipo que luego fuimos puliendo. Nunca imaginé que fuera mi producto estrella y el más copiado de mi tienda". Margarita sigue confiando y ha desarrollado nuevos productos de madera que se realizan en Gran Canaria, como se puede ver en su catálogo: colgadores, imanes, pies de lámparas, material de oficina? "También intento de esta manera ayudar a la creación de empleo".

Más allá de Chocolate Creative, Margarita es una apasionada de todo lo que rodea al mundo de la decoración. Y sigue creciendo. La apasiona la parte de estilismo, algo que aplica a su faceta de diseñadora y art director. "El interiorismo está ligado a lo que hago. Para mí, una casa es un hogar, y mi objetivo es proyectar a cualquier cosa ese sentimiento de bienestar que te da el estar rodeado de cosas que te gustan y hacen la vida más agradable". n

Compartir el artículo

stats