Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volador acuático

El saltador grancanario Alberto Dévora practica saltos de trampolín desde los 5 años

Volador acuático

Volador acuático Sara Acosta

Alberto Dévora conoce la piscina desde dentro pero, sobre todo, desde arriba, y en la actualidad, con 23 años, trabaja como saltador extremo lanzándose desde más de 25 metros de altura en shows acrobáticos de parques acuáticos. Ahora está en Suecia pero antes ha volado en piscinas de Italia, Bélgica o Reino Unido.

Practica saltos de trampolín desde los 5 años. "Empecé a entrenar en el Club Natación Metropole y con 9 años", cuenta, "fui varias veces campeón de España y competí con la Selección Española de Natación en distintas pruebas internacionales". A los 13 años "dejé un tiempo el deporte debido al fallecimiento de mi abuelo; me desmotivé", confiesa, pero con su amigo Carlos Gimeno "decidimos retomar el deporte, pero a lo grande, fijándonos como objetivo competir en saltos de 27 metros de altura con Red Bull", reconocido esponsor de deportes extremos. Empezaron practicando desde 10 metros hasta que se vieron preparados para subir a los 25. "La adrenalina y el poder mental que me reportó aquel primer salto fue brutal: confianza en mí mismo, autoestima... Eres tú con tu cuerpo cayendo en una pequeña piscina de tres metros de profundidad desde una pequeña plataforma". Su objetivo es llegar a los Red Bull Cliff Diving de 27 metros. "Si compito sería el deportista más joven de los que saltan con Red Bull", concluye.

Compartir el artículo

stats