Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una familia de lujo

Miguel Benito González, reside en Miami y es Key Account Manager de Diaego, empresa líder de bebidas Premium en todo el mundo

Miguel Benito, junto a su esposa y su niña en las Montañas Rocosas.

Miguel Benito, junto a su esposa y su niña en las Montañas Rocosas.

Miguel Benito González, de 39 años y natural de Las Palmas de Gran Canaria, es Key Account Manager de Diaego, empresa líder de bebidas Premium a nivel mundial, con una impresionante colección de marcas de bebidas espirituosas que incluye las categorías de licores, cervezas y vinos.

Su experiencia americana arranca en octubre de 2012. "Estábamos buscando movernos de residencia a un país angloparlante, donde nuestra hija tuviera inglés como lengua nativa y adquiriera otras experiencias, contactos con otras culturas, etc." Entonces surgió la posibilidad de trabajar para Diageo, un referente internacional entre cuyas marcas figuran los whiskies escoceses Johnnie Walker®, Buchanan's®, J&B® y Old Parr®; los rones Zacapa®, Captain Morgan®, Pampero® y Cacique®; la ginebra Tanqueray®; los vodkas Smirnoff®, Ketel One® y Cîroc®; el tequila Don Julio®; la cerveza Guinness®; el licor Baileys® y las cachaças Ypioca® y Nega Fulô®.

Diageo es una empresa global y sus productos se venden en más de 180 países alrededor del mundo. "Yo gestiono clientes Duty Free globales. Los aeropuertos bajo mi gestión están situados en los siguientes países: EE UU; Canadá; México: Jamaica; Curazao; Perú; Chile; Jordania; Finlandia; Italia y Cabo Verde", cuenta el grancanario sobre un trabajo que le mantiene atento a lo que sucede en 4 continentes, 27 aeropuertos y multi-divisa. "Sí", admite, "dispongo de poco tiempo libre".

Sobre el mercado del lujo y su clientela, confiesa que es en los Duty Free de los aeropuertos "donde más vendemos artículos de lujo, ya que estos negocios ofrecen ahorros para los pasajeros", una clientela VIP que "podríamos dividir en dos grandes grupos: pasajeros de negocios y turistas. En aeropuertos como Vancouver o Toronto, el perfil de pasajero invierte grandes cantidades en artículos de lujo: bebidas de alto valor, joyas, relojes, perfumes, etc. Por otro lado, en aeropuertos como Cabo Verde, el perfil es de menor poder adquisitivo y por lo tanto su gasto es menor", explica Miguel.

Reconoce que en el resto del mundo "conocen poco de la realidad americana". "EE UU es un país donde las posibilidades son infinitas. Esta es la cuna del capitalismo y gracias a esto todo puede pasar. La imagen que tenemos en Europa de los americanos son las hamburguesas y los perritos, y no es del todo errónea ya que la cultura del trabajador americano es de comer rápido. Viniendo de España, a nosotros esto nos puede parecer extraño, pero es la cultura de aquí. A ellos les parece extraño eso de que algunos negocios en España cierren a mediodía para ir a comer o los domingos. Sin embargo", dice, "esto no quita para que exista un amplio abanico de excelentes restaurantes donde la comida es excepcional (y cara). Hay mucha gente con alto poder adquisitivo que aprecia la calidad y el buen gusto".

Por último, valora de manera positiva su experiencia USA: "No podemos pedir más. Bueno, sí, a nuestra familia y amigos. Miami es una ciudad fantástica que une lo mejor de dos mundos; el americano y el latino. Estamos en los EE UU, lo cual significa seguridad, 5% de tasa de desempleo, moneda estable...", concluye este canario feliz de su etapa USA.

Compartir el artículo

stats