Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Éxtasis en el paraíso

El arquitecto canario Alejandro Morán ha diseñado junto a Gaurang Khemka el hotel Alila Seminyak de Bali, distinguido con varios premios internacionales

Es la piscina más cercana a la playa, a escasos 5 metros del borde de la arena, y se planteó casi como una extensión del mar al interior de la parcela. Las vistas al mar son tan potentes que incluso los pilares del beach bar se diseñaron con dos láminas de acero dejando el alma hueca para obstruir lo mínimo las vistas. Acabados con maderas recicladas.

El hotel de cinco estrellas Alila Seminyak, construido en Bali, Indonesia, y finalista en los premios WAF de 2016, fue diseñado por el estudio de arquitectura URBNarc, con sede en Singapur y, recientemente, con oficina en la isla de Gran Canaria. El joven arquitecto canario Alejandro Morán, que vivió en Singapur durante cinco años, trabaja como asociado en dicho estudio y fue el arquitecto encargado del diseño del hotel, de principio a fin, junto a Gaurang Khemka, director de la oficina de Singapur y un referente de la arquitectura moderna.

El establecimiento proyectado para Bali abrió sus puertas en octubre de 2015 y desde entonces ha recibido tres International Property Awards for Architecture & Design. Además, fue finalista en los premios WAF de Berlín a finales del año pasado, dentro de la categoría mejor hotel del año. El Alila Seminyak cuenta, a su vez, con el privilegio de ser el primer hotel en el Sureste Asiático en recibir la máxima puntuación dentro de los Earth Check Building Planning and Design Standards.

Destaca por ser respetuoso con su ubicación local, a escasos metros de la línea de costa. Este cinco estrellas es, además, el primer centro turístico en Indonesia que obtuvo una puntua- ción de 44 puntos como mejor prácti-ca en los estándares de planificación y diseño de edificio Earth Check, superando la norma industrial de cinco puntos. Asimismo, conserva un templo ancestral antiguo en el corazón del establecimiento.

Compartir el artículo

stats