Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Terapias Acuáticas Canarias cumple 15 años

Este mes de febrero se cumplen 15 años del nacimiento de una empresa pionera en su sector, Terapias Acuáticas Canarias, el sueño hecho realidad de tres empresarios visionarios

De izquierda a derecha, David Álvarez, Gerardo Garcés y Jordi Garcés, fundadores de Terapias Acuáticas Canarias, un centro de referencia que celebra su 15 aniversario. Andrés Cruz

Pioneros en Canarias en terapia acuática, electrólisis percutánea intratisular (EPI), neuroelectroestimulación interactiva (inter X) y diatermia, y especializado en fisioterapia deportiva y traumatológica, el Centro Terapias Acuáticas Canarias cumple sus primeros 15 años, en los que se ha posicionado como el centro de referencia para deportistas de lucha canaria de primera línea, futbolistas de renombre, jugadores de baloncesto y todo tipo de atletas, que acuden a estas imponentes instalaciones para tratar sus lesiones, gracias a acuerdos firmados con las empresas aseguradoras.

La historia de TAC comienza el 11 de febrero de 2002, cuando el doctor Gerardo Garcés (quien demandaba poder enviar a sus pacientes a tratamiento acuático), el doctor Daniel Medina, David Álvarez (fisioterapeuta y licenciado en Educación Física), Orlando Socorro a través de Gedecan (empresa gestora de instalaciones deportivas), y Jordi Garcés, conocedor del mundo sanitario y estrechamente relacionado con las compañías de seguros, deciden crear esta empresa modélica.

"La primera oportunidad nos la brindó Armando Umpiérrez, concejal de deportes de Santa Brígida en esa época, ofreciéndonos llevar el centro médico y de rehabilitación recién abierto en El Complejo Municipal de Deportes de Santa Brígida, firmando con ellos ese mismo mes de febrero 2002. En menos de 4 meses ya estábamos ubicados en San Mateo y Valleseco, siguiendo a partir del siguiente año en los municipios de Telde, Agüimes, Vecindario, San Bartolomé de Tirajana, Mogán, La Aldea, Arucas y Valsequillo", recuerda Jordi Garcés. "Tuvimos la gran suerte de cruzarnos en el camino con Carmen Sosa, que a través de su empresa gestionaba instalaciones como La Cornisa o Las Rehoyas, hoy en día dos de nuestros centros de referencia, y nos atrevimos a instalarnos en la isla de Tenerife, en Añaza, La Cuesta, Taco y San Benito, expandiéndonos también a la isla de Lanzarote".

En la actualidad siguen atendiendo a sus pacientes en tres centros de Las Palmas de Gran Canaria (La Cornisa, Las Rehoyas y Tamaraceite), Santa Brígida, Arucas, Telde, Vecindario y Playa del Inglés. Terapias Acuáticas también tiene sede en San Benito (Tenerife) y Lanzarote (Arrecife), con una media de 775 pacientes diarios.

Compartir el artículo

stats