Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercuanálisis

"Los genios se mueven juntos"

"Coincidimos en Ibiza y con un amigo común, el DJ Fat Tony, hubo un proyecto que no salió. Kate colaboraría de forma indirecta a través de su ex Jamie Hince, guitarrista de The Kills. Fat Tony me contó que a ella le encantaban mis vídeos así que no descarto, como mínimo, conocerla"

"Los genios se mueven juntos"

Si he de dedicar mi #mercuanálisis a una modelo esa no puede ser otra que ´ella´. La top por excelencia. Esa jovencita inglesa tímida y no tan guapa pero con un carisma inigualable: Kate Moss. Bueno, ya no es ni tan joven ni tan tímida pero sigue siendo estupenda. En los 90, cuando me empecé a interesar por la moda, ya la veía en las mejores portadas. Es obvio que se come la pasarela: su cara impone y su cadera se mueve a la perfección porque conserva un toque de la mujer exuberante de los años 90 pero con el carácter frío de las modelos actuales. Si me preguntaran qué portada de Kate es mi preferida diría, sin lugar a dudas, que todas. Justo el otro día empecé a interesarme por la agencia de modelos que ha creado para nuevos talentos, no sólo de pasarela sino en general. Así que chicos y chicas, si creéis que tenéis futuro, entrad y apuntaos (www.katemossagency.com); no perdéis nada por intentarlo. Y eso: en la web de la agencia están muchas de las portadas de Kate. Puro amor.

Su cara es una pasada pero si me preguntan qué más cosas ha hecho ella aparte de moda lo primero que se me viene la cabeza es el videoclip de la banda The White Stripes con la canción I just don´t know what to do myself. Wow!! Es impresionante cómo se exhibe bailando pooldance. Más sexy imposible. Además de su carisma y actitud, Moss es muy polémica: siempre se está metiendo en líos. También parece muy despreocupada por los paparazzis. Ella hace lo que quiere y cuando quiere, así que aplaudo esa actitud porque debe ser muy duro ponerte límites para evitar el qué dirán.

Hablando de su vida privada destaco a su fabulosa hija Lila y sus ex novios, ex maridos y ex romances. Ya me gustaría a mí haber tenido a esos hombres ideales. ¿Qué ex de Kate es mi favorito? Estoy entre el macarra de Pete Doherty o la ternura y belleza de Johnny Deep, de la época en la que yo era una niñita y empezaba a ser fan de Kate comprando Súper Pop donde siempre salían como la pareja del momento. ¡Qué recuerdos!

Kate y yo no nos conocemos. Vamos, ya me gustaría. Pero sí que hemos coincidido en Ibiza y tenemos un amigo en común: un DJ londinense con el que tuve un proyecto personal pero que, por mi mudanza a Tenerife, no pudimos afianzar. En ese proyecto ella iba a colaborar de forma indirecta; más bien su exmarido Jamie Hince, el guitarrista del grupo The Kills. Tampoco cuento cuál era el proyecto por si lo volvemos a retomar.

Ese es mi único contacto con la modelo y todo se andará. Nuestro amigo en común, el DJ Fat Tony, me contaba que cuando él y Kate Moss estaban juntos, le enseñaba vídeos míos que a ella le encantan. Así que no descarto algún día, como mínimo, conocerla.

Cuando pienso en mis #mercuanálisis me gusta informarme a fondo sobre las personas a quienes analizo, teniendo mucho cuidado, sobre todo, dónde consulto porque internet es un arma de doble filo y vende mucha mentira. Para esta ocasión me encantó leer sobre sus comienzos.

Ya os había contado algo sobre Kate Moss cuando hablé de Calvin Klein, de quien fue su musa durante más de una década. Kate aterrizó en las pasarelas al azar por su juventud, su belleza y, sobre todo, por su personalidad en la década de los 90, cuando en la moda femenina todo eran mujeres de 1,90 metros de altura, con cuerpos de vértigo y superfemeninas.

La baby Moss fue descubierta en el aeropuerto de NYC por un cazatalentos de la que, desde ese día, siempre ha sido su agencia de representación. Aunque los principios no fueran fáciles, su mirada de niña pícara le abrió muchas puertas.

Su físico distaba bastante de los cánones estéticos establecidos en los 90 pero irradiaba frescura incluso con su 1,75 de estatura. Con más de 20 años en el candelero sigue ahí, con un caché altísimo y protagonizando las portadas y editoriales más importantes de las mejores revistas de moda del mundo. Tuvo un pasado tormentoso con el alcohol y las drogas pero lo superó y ahí sigue. ¡¡Bravo, chica!!

Íntima de los más grandes, de quienes nos han dejado (Alexander McQueen) o siguen dado guerra, como John Galliano, los fotógrafos Mert & Marcus, o, por ejemplo, la supertop Naomi Campbell, Kate demuestra que los genios se mueven juntos y se entienden a la perfección.

Larga vida a la musa de las musas. A la top rebelde. A Kate Moss.

Compartir el artículo

stats