Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrellas y estrellados

Estrellas y estrellados

Estrellas y estrellados

El 22 de noviembre es el día en que los mejores chef de España dejan de respirar, el corazón sube sus pulsaciones, sus manos sudan sin parar y los nervios invaden su cuerpo. Llega el día en el que se entregan las nuevas estrellas Michelin pero también las pierden los que no han sabido mantener el estándar de calidad duramente exigido para tal lujo. Este año los canarios estamos de enhorabuena y se celebra tan glorioso acontecimiento en el sur de Tenerife, para ser exactos en el hotel Ritz Carlton Abama. La sede ha sido elegida debido al boom gastronómico que ha visto la isla de Tenerife en los últimos años con sus 5 estrellas Michelin y la que parece que será este año su sexta, o eso al menos dicen las quinielas. Tres de las cinco estrellas actuales están dentro de restaurantes gastronómicos situados en hoteles, lo cual denota la implicación de la hostelería de la isla en la gastronomía en la que se cuidan los detalles, apostando por diferenciarse no solo en instalaciones y posicionamiento sino por calidad y por ofrecer a sus huéspedes una experiencia única. Para posicionar al resto de islas como destino gastronómico de la talla de los ´michelín´ además del ya explotado turismo de sol y playa necesitamos el apoyo principal de las grandes compañías hoteleras; son el primer peldaño donde se puede apostar por restauración de calidad donde el producto local, con buenos profesionales, es llevado a su máxima expresión. Necesitamos que nuestros hoteleros de Gran Canaria, Fuerteventura o El Hierro, crean en nuestro potencial y apuesten por él para distinguirnos de nuestras competencias turísticas. Y qué mejor manera que relacionar la marca Canarias con gastronomía y que los restaurantes de renombre y con premios sean noticia en todas nuestras islas y un atractivo más.

Compartir el artículo

stats