Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Naturaleza orgánica muy viva

La artista grancanaria Irene León se inspira en la naturaleza humana para construir un discurso lleno de metáforas visuales que se mueven entre el humor, la ironía y el simbolismo

Naturaleza orgánica muy viva

Naturaleza orgánica muy viva

La ilustradora Irene León, nacida en Las Palmas de Gran Canaria y formada en Bellas Artes a caballo entre Tenerife, Utrecht y Valencia, hace de la observación cotidiana del ser humano un campo de inspiración permanente. "Ya el simple hecho de observar a mi alrededor, apreciar los diferentes matices y escenas de la excentricidad y el absurdo humano, supone suficiente material para crear. Mi obra está continuamente situando al ser humano como objeto de estudio. Plantea una observación sobre nuestros hábitos de consumo, alimentación, valores, el entorno que construimos", afirma León, una aficionada a viajar en soledad, crear situaciones absurdas y trazar futuros posibles sobre servilletas.

"Estimo que mi vocación por el arte surge ya al nacer. Supongo que todo lo que hacía desde pequeña estaba dotado de esta sed por construir y reinventarlo todo. Y así hasta ahora", afirma la creadora canaria, que no limita su expresión artística a la ilustración. "Cada disciplina tiene su propia cualidad que quizás otra de ellas no posee, así que, ¿por qué no hacer uso de ellas para bien de lo que se quiera comunicar? Complementar la sencillez, la plasticidad, el tiempo, el movimiento", afirma esta admiradora de la obra de Miguel Brieva. "Quiero seguir creando, generando más conexiones con espacios y proyectos fuera de España. Así como comenzando a materializar mis propios diseños sobre pieles, desarrollándome en este nuevo lenguaje de creación, el tatuaje", concluye la ilustradora.

Compartir el artículo

stats