Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ginebra se rinde al recetario isleño

El chef grancanario Juan Santiago, responsable de gastronomía de ´Con Estilo´, lleva la cocina canaria a la sede de Naciones Unidas en la ciudad suiza

El chef Juan Santiago bajo la cúpula de la sede de Naciones Unidas en Suiza diseñada por Miquel Barceló.

La buena cocina no tiene fronteras. Con esta máxima, el chef canario Juan Santiago no dudó en aceptar la invitación de Naciones Unidas para participar a finales de octubre en la Semana del Español 2018 que tiene como objetivo promocionar la riqueza de la historia, la cultura y el uso del español y su papel como idioma oficial de la ONU con otras cinco lenguas. La invitación tenía por objetivo transmitir, difundir y potenciar los productos y las técnicas de preparación propias de la cocina regional en una clase magistral y un taller práctico que tuvo como alumnado a 30 embajadores de Naciones Unidas de habla hispana. Juan Santiago es más que un chef: Docente, asesor gastronómico, experto y responsable de Gastronomía en Con Estilo, pertenece a esa élite de cocineros profesionales que sienten y viven con pasión y devoción el arte de los fogones. Para el grancanario este viaje no sólo fue un hecho destacado en su currículo y un logro más en su trayectoria, sino además una oportunidad excepcional y única para dar a conocer la riqueza de productos y materia prima de la cocina canaria y la calidad y singularidad de nuestra gastronomía. Juan compartió la cocina de Naciones Unidas con el joven aunque sobradamente preparado chef canario Abraham Ortega y el cocinero de origen francés y afincado en Gran Canaria Manuel Tenllado.

Los tres impartieron el taller práctico en el que elaboraron tartar de jurel con mango, papaya y aguacate, y sama en caldo corto con verduras y mojo, platos que contaron entre otros con dos ingredientes de marcado sello canario: La sama de pluma y el jurel de Gran Canaria, pescados que además de ofrecer su sabor, acercaron a los asistentes a las artes de la pesca artesanal sostenible que se practica en nuestra región. El sello de Canarias no sólo estuvo representado por los ingredientes, sino también por la vajilla en la que fueron presentados los platos, obras de la ceramista Radha Andaluz, que es el alma y la creadora de las piezas de la marca Radhaluz. Juan es vicepresidente de la Asociación Gastronómica de Cocineros, Reposteros y Panaderos canarios Mojo Picón, de la que también forman parte Abraham y Manuel, una entidad que tiene como objetivo promocionar la actividad gastronómica y culinaria en Canarias, así como la labor de los chefs y la restauración de las Islas. Aún con el sabor del éxito en la boca, Juan Santiago pone nuevos calderos y novedosos retos al fuego.

Compartir el artículo

stats